Cómo invertir los pesos: con los súper controles a la compra de dólares, qué opciones quedan para los ahorristas

Las trabas cambiarias se intensificaron aún más para quienes buscan un refugio de sus excedentes financieros. Las alternativas son limitadas, como también los rendimientos. Se pueden comprar hasta acciones extranjeras

La tasa de interés no es atractiva, pero aún en plazos cortos algún rendimiento es mejor que ninguno, sobre todo en contexto de alta inflación
La tasa de interés no es atractiva, pero aún en plazos cortos algún rendimiento es mejor que ninguno, sobre todo en contexto de alta inflación

El mercado cambiario para los ahorristas minoristas se volvió más arduo que nunca. Al aumento en el costo de dolarizarse, un 35% de percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales, se le agrega toda una serie de limitaciones que prometen dejar impedidos de la posibilidad de ahorrar en la divisa a la mayoría de las 4 millones de personas que se estima compraron en agosto hasta el cupo de USD 200 y, aún entre los que resulten habilitados, los montos autorizados pueden verse reducidos por consumos con tarjeta de bienes o servicios dolarizados.

En ese contexto, quien logre terminar el mes con un resto de pesos para ahorrar se ve con pocas opciones atractivas pero con la necesidad de aguzar el ingenio y analizar alternativas, tradicionales o sofisticadas, donde colocar esos billetes que pierden valor a diario en comparación con el nivel general de precios y también comparados con moneda dura.

Para saber qué alternativas existen hoy en el mercado de capitales local Infobae consultó a tres especialistas que dieron sus opiniones y recomendaciones respecto a la pregunta de qué hacer con los ahorros.

Es un momento bastante difícil para decidir inversiones, sobre todo que no tengan riesgo (Seoane)

Lo primero que recomiendan es tener bien claro el plazo durante el cuál se va a ahorrar o invertir. No es lo mismo guardar dinero para una emergencia, acumular para un gasto eventual o colocar dinero pensando en el futuro. Una opción que puede parecer poco atractiva quizás se vuelve útil para el cortísimo plazo y, de la misma forma, una apuesta con chances de buenas ganancias pero a la que hay que esperar puede ser una pésima idea para colocar pesos que pueden llegar a necesitarse dentro de poco.

Corto plazo: plazo fijo y tasa de interés

Para los paladares más tradicionales y aversos al riesgo -esto es, quienes no están dispuestos a probar cosas nuevas o a ver a sus inversiones ganar o perder según el día- el plazo fijo aparece como la primera opción, aunque sólo para colocaciones de corto plazo.

Hoy en el mercado bancario existen dos modalidades. El plazo fijo tradicional y el plazo fijo UVA, que ajusta por inflación y ofrece un rendimiento que ronda el 1% anual.

La tasa de plazos fijos no aparece como atractiva, pero los especialistas no la descartan como opción para ahorros de corto plazo
La tasa de plazos fijos no aparece como atractiva, pero los especialistas no la descartan como opción para ahorros de corto plazo

“Es un momento bastante difícil para decidir inversiones, sobre todo que no tengan riesgo. Porque todas implican asumir algún riesgo o visión a futuro de lo que puede pasar. Sin la opción de refugiarse en dólares, tenemos el mercado normal de plazos fijos o plazos fijos ajustables por UVA, que me parecen estos últimos una buena opción de corto plazo, dado que la inflación puede empezar a moverse a una velocidad más alta con lo cual me parece interesante poder cubrirse”, dijo Paulino Seoane, trader de Balanz.

Para los especialistas, el plazo fijo con su tasa del 32,6% anual -tiene piso fijado por el Banco Central siempre y cuando sea de menos de $100.000- no aparece como una opción atractiva, más allá de que se la use como alternativa de corto plazo para colocar dinero que se va a necesitar dentro de un mes. Es, con todo, la tasa en pesos más alta del mercado y ante la alternativa de quedarse un mes con el dinero inmóvil es una buena idea.

En este momento, hace un rato ya, el Cedear es los mejor. Sí hay que entender, y eso es complicado, que si bien tiene ventajas no está libre de riesgo (Bano)

Claro que ese rendimiento en un mes se transforma en un 2,67% que compite palmo a palmo con una inflación que el Indec midió en 2,7% en agosto pasado.

Como segunda opción, dentro del mercado bancario, está el plazo fijo UVA. Tiene como contra que es un depósito a 90 días como mínimo para percibir la variación plena del índice que ajusta a los créditos hipotecarios. De manera optativa, ante un imprevisto, estos plazos fijos se pueden cancelar antes de los 3 meses mínimos de plazo, pero en ese caso se percibe una tasa que hoy está en el 28,5%, por debajo del plazo fijo tradicional. Con todo, si se puede esperar, no es una opción despreciada por los analistas.

“La ventaja del plazo fijo UVA es bastante clara sobre el tradicional. Y es que estamos esperando que la inflación supere el 2,6 o 2,7 de rendimiento del plazo fijo tradicional. Hay mucho de inflación tapada porque no hay comercio, mucho se explica por cines o teatros u otros servicios que están cerrados. Es esperable que tengamos un rebrote en algún momento, lo difícil saber cuándo”, dijo José Bano de Invertir Online.

Para el cortísimo plazo, también conviene tener en cuenta a los fondos comunes de inversión enfocados en la tasa de interés (Reuters)
Para el cortísimo plazo, también conviene tener en cuenta a los fondos comunes de inversión enfocados en la tasa de interés (Reuters)

Como extra, para el cortísimo plazo, también conviene tener en cuenta a los fondos comunes de inversión enfocados en la tasa de interés. No son enormemente atractivos y ni siquiera logran cubrir contra la inflación. Pero en contexto de inflación alta cada día cuenta y si se tiene dinero en la caja de ahorro a rendimiento cero, todos los días se sufre una pérdida. Entonces, por baja que sea, un rendimiento modesto es mejor que ninguno.

“Para inversores que buscan capturar rentabilidad en pesos sugerimos suscribir fondos con rescate en 24 horas cuyo rendimiento se ubica alrededor del 25% anual”, sumó Pablo Haro de SBS.

Corto a mediano plazos: fondos comunes y bonos

Avanzando algo en el nivel de sofistificación, hay que salirse de los depósitos bancarios. Lo siguiente que mencionan los especialistas como recomendación habitual para ahorristas es recurrir a fondos comunes de inversión. Algunos de los más elegidos son los dollar-linked que invierten en bonos corporativos atados al dólar o en una combinación de bonos ajustados por el indice CER -similar al UVA- y cubiertos con contratos a futuro.

En particular, sugerimos los Cedear de Apple y Mercado Libre (Haro)

Por complejo que suene, se trata de una inversión muy sencilla para el usuario. Muchos bancos tienen sus propios fondos comunes o, si se prefiere, se puede invertir en ellos a través de sociedades de Bolsa o sociedades gerentes. El monto mínimo es $1.000 y se pueden rescatar en cualquier momento, con lo cual son una mejor opción para plazos por debajo de los 30 días que los plazos fijos bancarios.

“Desde febrero para acá todos los fondos dollar linked le ganaron al plazo fijo tradicional. Si vos te fijás un gráfico del tipo de cambio oficial, a partir de febrero se mueve 6 o 7 centavos por día y se mueve a esa velocidad. Lo mejor es que no tenés que estar 30 días, segundo le estás ganando al plazo fijo tradicional y si llega a haber algún ajuste del tipo de cambio oficial estás cubierto”, dijo Bano.

Son inversiones en pesos que ajustan por el tipo de cambio oficial, o sea que si eventualmente el Gobierno permite una devaluación, estos fondos o títulos van a andar muy bien. No es que hoy la devaluación es cero, todos los días el Gobierno va haciendo microdevaluaciones y estos fondos van en consonancia. Lo mejor es un fondo común porque permiten entrar y salir en cualquier momento, ahora si uno compra un bono de una compañía de un año y medio de vida después le resulta más difícil vender. El fondo es más diversificado en cuanto a riesgo además”, sumó también Seoane.

Los Cedears, que permiten invertir en pesos en acciones de empresas que cotizan fuera del país, son muy elegidas en tiempos de trabas cambiarias
Los Cedears, que permiten invertir en pesos en acciones de empresas que cotizan fuera del país, son muy elegidas en tiempos de trabas cambiarias

Otra opción que se repite en las reocmendaciones es la de recurrir a bonos ajustados por CER, un clásico es el TC21 que vence en julio del año próximo. Aunque, como en el caso de los bonos atados al dólar, no es mala idea para un minorista hacerlo a través de un fondo común de inversión que diversifica entre distintos papeles y permite entrar y salir de la inversión más rápido.

Mediano plazo: acciones de Wall Street en pesos

Para inversiones a plazos más largos, la estrella entre las recomendaciones en la actualidad es el Cedear (certificado de depósito argentino). Siempre y cuando se entienda cómo funciona el activo, los riesgos que tiene y que se trata de una inversión interesante, no de una apuesta segura en la que poner todos los ahorros al mismo tiempo.

No se trata de una fórmula mágica ni de la respuesta a todas las necesidades de un inversor. Pero tiene una serie de ventajas que en contexto de cierre del mercado cambiario atrae al paladar argentino.

Los plazos fijos ajustables por UVA me parecen una buena opción de corto plazo, dado que la inflación puede empezar a moverse a una velocidad más alta (Paulino Seoane)

Los Cedear son certificados en pesos atados a la cotización de empresas que cotizan en el exterior. Se compran y venden en pesos, pero lo interesante está en cómo su precio sigue al valor en dólares de la acción a la que están asociados. Por ejemplo, el precio del Cedear de Apple es la conversión a pesos del valor en dólares de ese papel en Wall Street. Pero valor en dólares medido al contado con liquidación, uno de los tipos de cambio paralelos cercanos al blue. Así, una suba de los dólares paralelos dispara el precio en pesos del Cedear. Aunque, claro, la suerte del valor en dólares de la acción en la Bolsa de Nueva York también influye en la cotización. Es decir, no están exentos de riesgo.

“Representan a acciones del exterior. De Estados Unidos, Europa y Brasil también. Uno puede acceder a papeles de empresas de renombre como Microsoft, Google, Apple, Bradesco o Total con los que uno sale del riesgo argentino, sale del peso. Pero son acciones, por lo que quedás expuesto al éxito o a las noticias de estas compañías. A mediano o largo plazo no le encontraría problemas porque en el corto plazo una mala noticia las hace caer pero a mediano plazo son compañías asentadas”, explicó Seoane.

Los Cedears representan a acciones del exterior. De Estados Unidos, Europa y Brasil también. Se puede acceder a papeles de empresas de renombre con pesos (EFE)
Los Cedears representan a acciones del exterior. De Estados Unidos, Europa y Brasil también. Se puede acceder a papeles de empresas de renombre con pesos (EFE)

En este momento, hace un rato ya, el Cedear es los mejor. Sí hay que entender, y eso es complicado, que si bien tiene ventajas como que operan localmente, en pesos -no hay cupo, no hay dólar linked, no hay implícito- pero están perfectamente asociados al contado con liqui”, coincidió Bano. “Como desventaja, lo que vos tenés es una acción. Y esa acción no es un plazo fijo, las acciones varían de precio. Para bien y para mal”, dijo.

“En particular, sugerimos Apple (que tuvo una baja de alrededor del 18% en dólares desde máximos) y Mercado Libre (que bajó 14% en los últimos 30 días). Además de tener perspectivas muy favorables de mediano plazo, estos dos activos cuentan con la particularidad de ser los Cedears con mayor liquidez en la plaza local”, detalló Haro.

Seguí leyendo:

Presión impositiva extrema: quién es el banquero argentino que obtuvo la residencia fiscal en Uruguay

Dólar ahorro: cuáles son los 5 bancos que ya están vendiendo los USD 200 por homebanking

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS