Industria metalúrgica: 43% de las empresas redujo personal, 47% las horas-extra y 29% la jornada laboral

Es la variación de julio respecto al mismo mes de 2019. Además, el uso de la capacidad instalada fue de 51,5% y de 44,3% en los primeros 7 meses. Fuertes caídas en Córdoba y Buenos Aires y leve aumento de producción en Entre Río y Santa Fe. Se salvan los rubros orientados al campo

 Un trabajador metalúrgico en acción
Un trabajador metalúrgico en acción

La actividad metalúrgica superó en julio los niveles de producción de pre-pandemia, dice un informe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), pero con grandes variaciones por rubro. Los de Equipos y aparatos eléctricos, Autopartes y Bienes de capital siguen con una actividad más de 10% por debajo de los niveles de pre-pandemia, en tanto Maquinaria agrícola y Carrocerías y remolques, traccionados por el campo, marcaron crecimiento en sus niveles de actividad.

Los datos, sin embargo, indican un fuerte deterioro respecto de la situación –ya recesiva- que el sector vivía en julio de 2019, en vísperas de las elecciones primarias en las que se impuso por amplio margen la fórmula Fernández-Fernández.

Las expectativas mejorado respecto de los meses previos: 41 % de los empresarios consultados por Adimra esperan una mejora en su producción, contra 29% que esperan una caída. Ese leve balance optimista a favor no incidiría, sin embargo, en el empleo: 67% de las empresas cree que no habrá cambios en el empleo y 18% piensa que habrá una reducción.

Lo que no es poca cosa ya que, cuando la comparación es contra julio de 2019, el “Boletín de Actividad” metalúrgica indica que un 43% de las empresas redujo personal, un 47% hizo lo mismo con las horas-extra y un 29% redujo la jornada laboral.

Datos sobre las medidas relativas al personal tomadas por las empresas metalúrgicas entre julio de 2019 y julio de 2020
Datos sobre las medidas relativas al personal tomadas por las empresas metalúrgicas entre julio de 2019 y julio de 2020

Caer más despacio

Un dato positivo que el informe alcanza a detectar es la desaceleración de la caída: en julio el nivel de actividad fue 5,2% inferior al de hace un año. En un contexto de reapertura de ciertas actividades económicas, la producción metalúrgica desaceleró su ritmo de caída de la producción. En julio, el sector tuvo una contracción de 5,2% interanual y acumula una disminución de 18,3% en lo que va del año. El nivel de actividad incide a su vez sobre el porcentaje de uso de la capacidad instalada que en julio fue del 51,5% (esto es, fábricas y talleres operan a poco más de la mitad de su potencial) y para los primeros siete meses del año promedió un 44,3%.

Los subsectores metalúrgicos que más cayeron en términos interanuales son Equipos y aparatos eléctricos (-20,4%), Autopartes (-13,7%) y Bienes de capital (-11,4%), en tanto que Otros productos de metal (-9,2%) y Fundición (-8,6%) tuvieron retrocesos inferiores a dos dígitos y Equipamiento médico y Carrocerías y remolques (ligados al sector salud y al campo) superaron su nivel de producción del mismo mes de 2019.

De hecho, el sector de Maquinaria Agrícola ya lleva tres meses de aumento interanual, lo que evidencia que el campo y la agroindustria siguen siendo la principal fuerza de tracción de la economía, llegando en julio a superar en 19,2% el nivel de producción de 2019. Inverso es el caso de las producciones metalúrgicas orientadas a la demanda del sector de Petróleo y Gas y Minería, que presentaron caídas de producción interanual de 9,3 y 7,3% respectivamente, pese a tratarse de sectores que desde el inicio de la cuarentena fueron también considerados “esenciales”. Algo menos cayeron las metalurgias orientadas a Consumo Final y Electrodomésticos y Autos: 4 y 6% respectivamente.

Datos de la evolución de la producción metalúrgica, por rubro y por provincia
Datos de la evolución de la producción metalúrgica, por rubro y por provincia

Las metalúrgicas orientadas a la agroindustria en su conjunto (no sólo Maquinaria Agrícola), en cambio, ya registraban un aumento de 7,2% respecto de julio de 2019. Las empresas que integran la “cadena de valor” de Alimentos y Bebidas crecieron 2,9% interanual.

Geográficamente, la evolución también fue despareja. Las empresas metalúrgicas situadas en Buenos Aires y CABA registraron todavía una caída interanual de dos dígitos (11,2%), igual que Córdoba (10,9%). En tanto, las empresas del sector en Santa Fe y Entre Ríos tuvieron aumentos anuales de producción de 5,7 y 5,2% respectivamente, lo que pudo haber estado influido por las distintas fases de cuarentena.

En medio de este panorama todavía oscuro, las expectativas mejoraron respecto de los meses precedentes: 41% prevé aumentos de producción y 29% caídas, con los metalúrgicos cordobeses a la cabeza del pesimismo (44% esperan una caída) y los de Buenos Aires (incluyendo CABA) y Santa Fe más optimistas: sólo 27 y 19%, respectivamente, esperan una retracción.

Seguí leyendo:

Mientras en la Capital se reanudarán 600 construcciones, en la zona norte del gran Buenos Aires se afirma el mercado inmobiliario

Adiós a un mito argentino: informe privado asegura que las exportaciones no provocan faltantes en el mercado interno

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS