Avanza un proyecto para que comercios gastronómicos de la Ciudad de Buenos Aires no paguen Ingresos Brutos por 6 meses

La iniciativa presentada por el diputado Marcelo Guouman (UCR-Evolución) propone dejar sin efecto la obligación de pago de ese impuesto a los locales comprendidos en seis rubros de la gastronomía que fueron afectados por la pandemia

El sector requiere la implementación de acciones tendientes a una reactivación que, a la fecha, sólo se da gracias a la modalidad de reparto a domicilio y "para llevar".
El sector requiere la implementación de acciones tendientes a una reactivación que, a la fecha, sólo se da gracias a la modalidad de reparto a domicilio y "para llevar".


La Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña dio dictamen al proyecto que impulsa una exención al pago de Ingresos Brutos desde septiembre de este año hasta febrero de 2021 inclusive, una medida que beneficiaría a unos 10 mil locales gastronómicos de la Ciudad de Buenos Aires que emplean a unas 150 mil personas.

La iniciativa presentada por el diputado Marcelo Guouman (UCR-Evolución) propone dejar sin efecto la obligación de pago de ese impuesto a los locales comprendidos en seis rubros de la gastronomía que fueron afectados por la caída en las ventas de hasta 80% como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) decretado por el Gobierno desde el 20 de marzo para morigerar los contagios de coronavirus.

El costo fiscal para las arcas de la Ciudad de Buenos Aires es de aproximadamente unos 800 millones de pesos

Guoman explicó que el sector requiere la implementación de acciones tendientes a una reactivación que, a la fecha, sólo se da gracias a la modalidad de reparto a domicilio y "para llevar".

Los comercios alcanzados serán los restaurantes y cantinas con y sin espectáculo, los servicios de comida rápida, locales de venta de comidas y bebidas al paso, servicio de expendio de bebidas en bares, servicio de expendio de comidas y bebidas en establecimientos con mesa o en mostrador y el servicio de expendio de helados.

Desde el Frente para la Victoria, el diputado Manuel Socias comentó que se trata “de una buena noticia para el sector” y dijo “celebrar” la “iniciativa del oficialismo”

Sin embargo, estimó que sería razonable acompañar la medida con "la eximición al ABL" y que, con "un costo fiscal relativamente bajo", se podría incluir entre los beneficiarios a los emprendimientos de "venta ambulante y a las cantinas en empresas y establecimientos educativos".

Los comercios alcanzados serán los restaurantes y cantinas con y sin espectáculo, los servicios de comida rápida, locales de venta de comidas y bebidas al paso, servicio de expendio de bebidas en bares, servicio de expendio de comidas y bebidas en establecimientos con mesa o en mostrador y el servicio de expendio de helados
Cierre Restaurante Trapiche Palermo - Coronavirus - COVID-19 - Cuarentena Obligatoria - Buenos Aires, Argentina (Fotos: Franco Fafasuli)
Cierre Restaurante Trapiche Palermo - Coronavirus - COVID-19 - Cuarentena Obligatoria - Buenos Aires, Argentina (Fotos: Franco Fafasuli)

En ese aspecto, tanto el autor del proyecto cómo el presidente de la comisión, Claudio Romero (Vamos Juntos), coincidieron en que, más allá del despacho otorgado a la iniciativa, se trabajará en posibles modificaciones hasta que se trate en el recinto.

Sabemos que el sector gastronómico es uno de los pilares de la economía de la Ciudad. El sector ha tenido una baja en algunos casos de más del 80%. Buscamos darle de esta manera algún tipo de incentivo”, dijo Romero a infobae.

En ese sentido, afirmó que el propósito es poder tratarlo sobre tablas lo más pronto posible y añadió que el costo fiscal para las arcas de la Ciudad de Buenos Aires es de aproximadamente unos 800 millones de pesos.

Hemos dejado de recaudar en este período de pandemia entre 70.000 y 80.000 millones de pesos. Llegamos bien de todas formas con los números. No tuvimos problemas para pagar los salarios de los empleados”, detalló.

Por otra parte, se trataron otros dos expedientes que incluyen la condonación de deudas a ciertos contribuyentes que han demostrado la imposibilidad del pago de impuestos y, con el fin de reactivar el sector de la construcción, la exención de derechos de obra.

El segundo de los mencionados supone el beneficio para aquellas obras que inicien y obtengan el permiso de obra entre el 1° de septiembre de 2020 y el 31 de agosto de 2021 y que inicien su ejecución hasta el 31 de diciembre de 2021.

Además, se otorga "un diferimiento en el pago del Derecho de Delineación y Construcción y en el gravamen por la Generación de Residuos Áridos de 12 meses contados a partir de la fecha de obtención del Permiso de Obra, o un descuento por única vez del 20% por el pago por adelantado al momento de iniciar la solicitud del mencionado permiso para aquellas obras que lo inicien y obtengan entre el 1° de septiembre de 2020 y el 31 de agosto de 2021".

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online