El mercado tuvo una jornada de euforia pero todavía no está dicha la palabra final

Los operadores consideran que los títulos argentinos, con las paridades actuales, todavía tienen un camino por recorrer y afirman que para el 4 de agosto falta una eternidad

Un trabajador de la Bolsa italiana observa una pantalla en su oficina en Roma. EFE/Alessandro Di Meo/Archivo
Un trabajador de la Bolsa italiana observa una pantalla en su oficina en Roma. EFE/Alessandro Di Meo/Archivo

Fue un día de euforia por la buena aceptación de la oferta argentina por parte de los acreedores. Pero la compra de bonos a valores más altos sigue siendo una apuesta, porque la realidad verá la luz cuando se sepa qué porcentaje de los acreedores acepta entrar al canje de la deuda. De este porcentaje depende la salida del default para que no haya holdouts (bonistas que rechazan la propuesta) que litiguen contra la Argentina. Los que entren antes del 4 de agosto tendrán el estímulo de un período de gracia que se acortará de tres años a un año. Si el nivel de aceptación alcanza 60% es una buena noticia porque es más fácil convencer a los que quedaron afuera retocando algunas condiciones. Por eso no está dicha la palabra final. Habrá un período en el que se podrán hacer distintos retoques para mejorar la propuesta y acercar posiciones con los fondos más reacios.

“Los más beneficiados son los tenedores de bonos cortos y de mediano plazo con ley local que tendrán el mismo tratamiento que los de ley extranjera”, señaló José Nápoli, de Nápoli Inversiones SA.

Y razón no le faltó. El Bonar 2020 subió 4,43%, mientras el Bonar 2024 aumentó 2,70%. Los bonos más largos con legislación local que son los que influyen en el índice de Riesgo País que elabora J.P. Morgan, tuvieron alzas de 5,52% en el caso del Discount y de 5,90% en el Par, pero la versión de estos títulos con ley local, tuvo avances de hasta 11,76%. Esta mejor valorización hizo que el riesgo país bajara nada menos que 145 unidades (-5,7%) a 2.399 puntos básicos. Por poco, el país abandonó la zona de 2.500 puntos que frecuentaba hasta hace 24 horas y entró con la diferencia mínima en la de 2.300 puntos. Esta situación se podrá reforzar hoy.

Para Nápoli, “con las paridades actuales, los bonos todavía tienen un camino para recorrer porque están a 16% de la paridad que propuso el Gobierno a los acreedores”.

“De acá al 4 de agosto es una eternidad”, señaló otro operador. “Falta la última palabra del mercado que es la concreción del canje porque si no se alcanzan los porcentajes de aceptación que se esperan habrá que mezclar y dar de nuevo”, agregó.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

Pero como la apuesta es al éxito, la Bolsa adhirió con firmeza a la nueva situación. El S&P Merval subió 9,01% pero con el doble de negocios de una rueda habitual: se operaron $ 2.501 millones. Este aumento de las operaciones le da sustento a la euforia porque significa que ingresaron inversores auténticos al mercado.

Los papeles más beneficiados, obviamente, fueron los de los bancos que tienen en sus carteras una cantidad de bonos que mejorarán sus balances. Sin embargo, el liderazgo fue de Cresud que aumentó 23,44%, debido a que se verán favorecidas sus Obligaciones Negociables en dólares. Banco Galicia le siguió con 17,74% y Banco Macro con 16,56%. También se destacaron BBVA (+13,81%) y Supervielle (+13,13%).

En Wall Street la novedad también repercutió. Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares- tuvieron subas generalizadas. Acá también se destacó Cresud con 39,48%. Los mejores precios de la soja (subió más de 10% en Chicago) y las buenas perspectivas por estar asociado con empresas brasileñas, hicieron que este papel sea el preferido de los inversores. IRSA, que pertenece al mismo grupo que Cresud, aumentó 24,75%. Atrás vinieron los bancos. Galicia subió 22,78%; Macro, 22,55%; Supervielle 21,62% y BBVA 20,60%.

El dólar estuvo calmo en el mercado libre donde siguió a $127. Los dólares alternativos tuvieron comportamientos disímiles. El dólar Bolsa aumentó 91 centavos a $106,70, porque hay manos que todavía se cubren con las divisas. En cambio, el contado con liquidación que se usa para girar fondos al exterior, tuvo escasos negocios y perdió 44 centavos al cerrar a $108,11.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

En el mercado oficial, el dólar en bancos y casas de cambio avanzó 29 centavos a $74,60 y elevó el dólar solidario a $96,20. En la plaza mayorista con negocios por USD 255 millones, la divisa subió 18 centavos a $ 70,82. El ritmo devaluatorio sigue intacto. Tres ruedas consecutivas de 6 centavos diarios y una cuarta de 18 centavos para mantener un promedio de 0,10% diario. Las reservas del Banco Central se elevaron 14 millones a USD 43.257 millones.

Hoy puede ser un día de reafirmación para bonos y acciones. No se espera una rápida toma de ganancias porque los que apuestan a la solución de la deuda, mantendrán su posición y los que operan en la Bolsa seguirán apostando a bancos y compañías que estén atadas a operaciones en el exterior.

Si bien se está cerca de salir del default, porque el perfil de los acreedores no es el de los fondos buitres que buscan el litigio, los acreedores e inversores ahora están pensando en cuál será el plan económico. Solucionar la deuda externa es condición necesaria pero no suficiente para salir de esta crisis, una de las más grandes de la historia argentina.

Seguí leyendo:

Martín Guzmán, sobre la nueva propuesta de canje de la deuda: “La pelota está del lado de los acreedores”

En el ministerio de Economía creen que BlackRock rechazará la nueva oferta y se viene otra pulseada

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS