Dos grupos de acreedores de la Argentina evalúan oponerse a la oferta del gobierno

Rechazarían el intento de gubernamental de avanzar con un acuerdo de reestructuración de deuda que ha estado negociando con otro grupo de tenedores de bonos

jdorosario@infobae.com
En la imagen, el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
En la imagen, el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Por Jorgelina Do Rosario y Michael O’Boyle (Bloomberg) - Un grupo de los principales tenedores de bonos rechazaría un intento del Gobierno argentino de avanzar con un acuerdo de reestructuración de deuda que ha estado negociando con otro grupo de acreedores, según fuentes familiarizadas con las conversaciones.

Los grupos de bonistas Ad Hoc y Exchange, que incluyen a los fondos BlackRock, Ashmore Group y Monarch Alternative, están observando de cerca si el Gobierno presenta una oferta que ha discutido con un tercer grupo de acreedores, Argentina Creditor Committee, y la rechazarían, dijeron las fuentes, que pidieron no ser nombradas porque las conversaciones son privadas. Los dos grupos están discutiendo un llamado acuerdo de bloqueo, que obligaría a sus miembros a rechazar esa oferta, dijeron algunas de las personas.

Las conversaciones sobre la deuda de Argentina se han roto en las últimas semanas con pocos avances hacia la reestructuración de unos USD 65.000 millones en bonos. El país sudamericano, que entró en el noveno default de su historia en mayo, ha extendido repetidamente la fecha límite para llegar a un acuerdo y ahora ha establecido el 24 de julio como la próxima fecha clave. Sin el apoyo de estos dos grupos clave, cualquier reestructuración probablemente dejaría una gran cantidad de reservas y aumentaría el riesgo de litigios.

<b>Ambos grupos de bonistas, Ad Hoc y Exchange, están discutiendo un llamado acuerdo de bloqueo, que obligaría a sus miembros a rechazar esa oferta.</b>

Argentina Creditor Committee (ACC) presentó el jueves una propuesta de deuda revisada a funcionarios del Gobierno que proporcionaría USD 40.000 millones en alivio de la deuda en los próximos 10 años, según una fuente con conocimiento del plan. Si la próxima propuesta argentina es la presentada por ACC, el grupo Ad Hoc no la apoyaría, según personas familiarizadas con su pensamiento.

La contrapropuesta de ACC sugiere que los pagos de bonos comiencen en julio de 2021 y que los bonos se paguen en enero y julio en lugar de mayo y noviembre, según un documento obtenido por Bloomberg. El documento también propone mantener los términos de los bonos de 2005 solo para los tenedores de bonos emitidos previamente, un punto al que los grupos Ad Hoc y Exchange se han opuesto.

Los dos grandes grupos de acreedores han dicho públicamente que poseen aproximadamente USD 21.000 millones en bonos argentinos, incluido el 32% de los bonos emitidos después del canje de deuda de 2005. ACC no ha revelado públicamente cuánto tiene en los bonos argentinos. Los valores emitidos bajo los contratos de bonos de 2005 requieren la aprobación de al menos el 85% de los bonistas en una reestructuración para evitar holdouts, frente al umbral de dos tercios o 75% de los valores emitidos más recientemente.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo en un evento online el 25 de junio que estaba progresando con ACC y que sigue abierto a las discusiones con el Grupo Ad Hoc.

<b>El riesgo de que los acreedores descontentos busquen el pago total e inmediato en un proceso conocido como aceleración podría subir si el Gobierno decide seguir adelante con una oferta negociada con solo una fracción de su base de inversionistas.</b>

Los grupos de tenedores de bonos Ad Hoc y Exchange dijeron el martes que no han tenido discusiones significativas con las autoridades argentinas desde el 17 de junio.

Representantes de los grupos Ad Hoc y Exchange declinaron hacer comentarios. Un portavoz del Ministerio de Economía declinó hacer comentarios.

El riesgo de que los acreedores descontentos busquen el pago total e inmediato en un proceso conocido como aceleración podría subir si el Gobierno decide seguir adelante con una oferta negociada con solo una fracción de su base de inversionistas, dijo una de las personas.

Argentina busca presentar su oferta final antes del 24 de julio, según una declaración enviada en nombre del Gobierno el miércoles por la noche. El Gobierno agregó que había encontrado que las propuestas escritas de los acreedores no reflejaban los acuerdos verbales alcanzados durante las conversaciones y por eso había elegido no renovar los acuerdos de confidencialidad al expirar.

Seguí leyendo:

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS