Si bien lo más evidente es la migración al teletrabajo hay muchísimos otros procesos que hoy se han catalizado gracias herramientas y soluciones de la transformación digital (Shutterstock)
Si bien lo más evidente es la migración al teletrabajo hay muchísimos otros procesos que hoy se han catalizado gracias herramientas y soluciones de la transformación digital (Shutterstock)

Casi a modo de broma, circularon mensajes similares en distintos foros de profesionales, grupos de Whatsapp de empresas y posteos en LinkedIn. Lo que a cientos de especialistas en transformación digital les ha demandado años para convencer a decisores de negocio, la pandemia lo ha logrado en unas pocas semanas.

Hoy las empresas están obligadas a asumir el desafío de la digitalización de los negocios. Esto incluye no sólo a sus productos, sino también cómo se comunican y trabajan sus equipos y el modo de interconectarse con clientes y proveedores. ¿La buena noticia? Si bien quienes han anticipado este tipo de estrategias están hoy mejor posicionados ante las contingencias del Covid-19, por su propia “naturaleza” la transformación digital permite a los recién llegados acoplarse de forma rápida y segura a las nuevas pautas.

Las herramientas tecnológicas han permitido el funcionamiento del mundo corporativo

No solo si nos referimos a la gestión de negocios. El Civid-19 ha puesto a las herramientas tecnológicas como medio de vinculación de unos con otros, desde nuestros vínculos más estrechos a los laborales y profesionales.

Entendemos que habrá “un antes y un después”. Si bien lo más evidente en toda esta situación es la migración al teletrabajo o trabajo remoto que es palpable y evidente para casi todos los rubros, hay muchísimos otros procesos que hoy se han catalizado gracias herramientas y soluciones de la transformación digital.

En Argentina vemos cómo las compañías ya están aprovechando la digitalización:

- Automatizar procesos de carga de información y conciliación de documentos (facturas, remitos, órdenes de compra, etc.), liberando a personal para tareas de mayor valor agregado.

Hoy las empresas están obligadas a asumir el desafío de la digitalización de los negocios. Esto incluye no sólo a sus productos, sino también cómo se comunican y trabajan sus equipos y el modo de interconectarse con clientes y proveedores

- Sumar recursos que eviten la visitas de personas en oficinas para llevar facturas u otro tipo de documentos.

- Agilizar la verificación de controles fiscales que requieran la presencia física.

- Evitar mensajería y soluciones logísticas que impliquen la movilidad de personas en la vía pública.

- Reducir el uso de papel como potencial transmisor del virus.

Estos son solo algunas cuestiones que podemos mencionar. Hay muchos más y en un futuro, serán más aún.

Hoy más que nunca revisemos cada proceso y preguntémonos: ¿esto lo podemos resolver de una manera más ágil, segura y rápida?

Por eso, es tiempo de “recalcular” el mundo de los negocios: momento de repensar nuestros procesos y ver cómo podemos optimizarlos. Busquemos a la tecnología como aliado. No lo dudemos por un minuto y automaticemos procesos y tareas que aporten valor a nuestros equipos de trabajo, nuestros clientes y proveedores.

Hoy más que nunca revisemos cada proceso y preguntémonos: ¿esto lo podemos resolver de una manera más ágil, segura y rápida?

Es esa nuestra oportunidad. No solo para salir de la crisis, sino para pensar más allá y sentar las bases de una nueva forma de gestionar los negocios, tomando la innovación como premisa.

Las compañías que tenían su gestión de negocios anclada en la tecnología probablemente han ajustado determinadas cuestiones, pero no han tenido que empezar de cero y el impacto seguramente fue infinitamente menor que el de aquellas que no la tenían.

Si bien quienes han anticipado este tipo de estrategias están hoy mejor posicionados ante las contingencias del Covid-19, por su propia “naturaleza” la transformación digital permite a los recién llegados acoplarse de forma rápida y segura a las nuevas pautas

Para quienes venimos pregonando, hace años, en pos de la transformación digital no nos sorprende lo que está sucediendo: las herramientas tecnológicas han permitido el funcionamiento del mundo corporativo.

Son tiempos complicados y de incertidumbre pero si hay una certeza: ser flexibles y adaptarnos a la nueva coyuntura de la mano de la tecnología será una excelente alternativa de la que obtendremos muchos beneficios.

Director Comercial de Planexware