Récord de efectivo: el Banco Central lanzó a la calle 122 millones de billetes de $1.000 en el primer mes de cuarentena

La cantidad de dinero físico volcada al circuito económico fue superior a la del mes de diciembre, que habitualmente registra un pico de demanda de billetes para el pago de aguinaldos y el movimiento comercial de fin de año

El primer mes de la cuarentena el Banco Central puso en la calle 122,8 millones de billetes de $1.000
El primer mes de la cuarentena el Banco Central puso en la calle 122,8 millones de billetes de $1.000

A pesar del parate de la actividad económica, el primer mes de la cuarentena requirió que el Banco Central de la República Argentina ponga en la calle 122,8 millones de billetes de $1.000, que según cifras oficiales fueron lanzados al circuito económico entre el 13 de marzo y el 15 de abril. La cifra superó a los 117,5 millones de billetes de la máxima denominación provistos durante diciembre de 2019, aún cuando el último mes del año es que habitualmente tiene el mayor pico de demanda de efectivo para provisionar al mercado para el pago de salarios, aguinaldos y anticipo de vacaciones, además del movimiento comercial de fin de año.

Durante este período de emisión récord de billetes físicos se entrecruzaron varios factores. Junto con la imposición de la cuarentena, aparecieron las medidas de ayuda social, tales como el bono extra de $3.000 para jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales y, en particular, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que ya fue cobrado por 2,3 millones de personas que perciben la AUH. Esta semana comenzaron a cobrarlo otros 5,5 millones de inscriptos ya aprobados.

La tendencia a moverse en efectivo en estos sectores, pese a que todos los beneficiarios cuentan al menos con una tarjeta de débito para gastar, quedó en evidencia el viernes 3 de abril y los días siguientes con las aglomeraciones frente a las sucursales bancarias en distintos lugares del país.


Por otro lado, la incertidumbre económica generada por el aislamiento obligatorio vigente desde el 20 de marzo hizo que muchos se volcaran a atesorar dinero en cash para tener certeza de que podrán afrontar sus gastos más urgentes. Tanto las familias como las empresas prefieren pasar la cuarentena con efectivo en la mano. Según datos del Banco Central, la cantidad de “Billetes y monedas en poder del público” al 15 de abril llegó a $1,149 billón, registrando un crecimiento de más del 11% en relación a solo un mes atrás.

Entre el 13 de marzo y el 15 de abril, la cantidad de billetes de $1.000 en circulación creció de 396 a 518,8 millones de unidades. En el caso del de $500, la suba fue de 853,8 a 959,6 millones de billetes. A su vez, la cantidad de billetes de $200 se elevó de 387,6 a 412,3 millones de unidades.

La cantidad de “Billetes y monedas en poder del público” al 15 de abril llegó a $1,149 billón, registrando un crecimiento de más del 11% en relación a solo un mes atrás
La cantidad de “Billetes y monedas en poder del público” al 15 de abril llegó a $1,149 billón, registrando un crecimiento de más del 11% en relación a solo un mes atrás

La evolución de la cantidad de billetes de $100 en circulación demuestran que ya no tienen peso para abastecer al circuito económico en el país del “solo efectivo”. En el mes de la cuarentena, su stock creció solamente de 2.343 a 2.366 millones de billetes. De hecho, hoy circulan menos billetes de $100 pesos que los registrados a comienzos de año, 2.452 millones de unidades. Es decir que en lo que va de 2020 fueron más los billetes de $100 retirados de la calle por su deterioro que los nuevos billetes impresos en su reemplazo.

En el marco de este aluvión de dinero en efectivo, el Banco Central proveyó a las entidades financieras de todo lo que hacía falta. Pese a que el funcionamiento de la red de sucursales y cajeros estuvo en la mira por las largas filas de público en plena cuarentena, ningún banco se quejó de la falta de entrega de billetes, tal como ocurriera en otras oportunidades cuando había picos de demanda para llenar los cajeros en algunas situaciones puntuales, como las temporadas de verano en los centros turísticos.

La inflación y la devaluación del peso deja hoy al solicitado billete de $1.000 en la conocida situación para la Argentina de ser el papel de mayor denominación con un bajo valor en términos comparativos. El billete con la imagen del hornero, lanzado a la calle en noviembre de 2017, equivale a USD 14,76 en la cotización oficial, a USD 11,35 en la versión del “dólar solidario” y a tan solo USD 9,11 si se toma el valor del “contado con liqui”. El país del “solo efectivo” se prepara, una vez más, para dejar un billete en el camino.

Seguí leyendo:

La cuarentena se paga en efectivo: los argentinos retiraron un récord de casi $90.000 millones en billetes en los 10 primeros días de aislamiento

Los 10 indicadores negativos a escala global y local que dejó la jornada financiera


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS