Para enfrentar la caída en la recaudación, los municipios cobran sus impuestos con billetera electrónica

Muchos intendentes se vieron obligados a cobrar las tasas municipales por vías no convencionales ya que la cuarentena les suspendió sus vías habituales para captar pagos de los contribuyentes. Buscan evitar más filas en los bancos

En el conurbano, la poca circulación de los medios electrónicos de pago generó largas filas en los cajeros automáticos
En el conurbano, la poca circulación de los medios electrónicos de pago generó largas filas en los cajeros automáticos

Al igual que las empresas de servicios públicos, los intendentes de todo el país vieron caer abruptamente la recaudación de sus impuestos municipales al comenzar el aislamiento obligatorio dispuesto por el gobierno. Por las disposiciones de la cuarentena, se interrumpieron dos de las vías más frecuentes de cobro en efectivo: la atención en las cajas de los propios municipios y las empresas de recaudación extrabancaria (Rapipago, Pagofácil, etc.).

Si bien muchos municipios cuentan con métodos de pago electrónico, el pago en efectivo por esas ventanillas tiene una alta incidencia, en particular en el interior y el conurbano. La inactividad de esas bocas de pago obligó a muchos jefes comunales a buscar alternativas para que los contribuyentes puedan pagar sin salir de sus casas. De ese modo, comenzaron a cobrar sus tributos locales con la billetera electrónica de Mercado Pago.

Entre los distritos pioneros en cobrar con billetera electrónica aparecen, desde antes de la pandemia, San Martín, Lanús, Pilar, Rafaela o Córdoba. Pero en plena cuarentena comenzaron a utilizarlo San Fernando, Lomas de Zamora y Berazategui. Este último distrito incluso aplica un 30% de descuento si se utiliza este medio para el pago anual de sus tributos, señal de la necesidad de incrementar la recaudación que interrumpió la cuarentena.

Fuera del conurbano, se sumaron los municipios de Pinamar, Pergamino, Neuquén y San Luis. En Mercado Pago aseguran que están negociando para sumar otros distritos fuertes, como General Pueyrredón, San Isidro, Vicente López, Tres de Febrero y Villa Mercedes (San Luis).

<b>Entre los distritos pioneros en cobrar con billetera electrónica aparecen, desde antes de la pandemia, San Martín, Lanús, Pilar, Rafaela o Córdoba. Pero en plena cuarentena comenzaron a utilizarlo San Fernando, Lomas de Zamora y Berazategui.</b>

Pese a los conocidos desencuentros del Gobierno con el fundador de Mercado Libre, Marcos Galperín, en la elección de la herramienta no puede detectarse ningún costado de la grieta. La necesidad de adaptar la cobranza a las complejidades de la pandemia pasa por encima de eso y en la lista hay tanto intendentes macristas como kirchneristas. Cuentan que en un municipio del conurbano instalaron el sistema contrarreloj y el primer día la cuenta bancaria municipal recibió $300.000; el día anterior había recibido 0.

“La crisis del Covid-19 aceleró la modernización tecnológica de la gestión de los pagos en los municipios. Desde Mercado Pago hacemos los esfuerzos para que una municipalidad, en menos de diez días, logre tener integrado nuestro botón de pago en su web”, explican en la empresa.

Ese “botón de pago” implica que el contribuyente puede ingresar a la web del municipio y a la hora de pagar tiene opciones para hacerlo con tarjeta de débito, de crédito o con fondos en la cuenta de Mercado Pago. El 60% de las cobranzas se hace con tarjeta de crédito, con la posibilidad en algunos casos de pagar en cuotas, incluso armando planes para cancelar deudas impagas.

(Mercado Libre)
(Mercado Libre)

Los costos para el municipio están bonificados si el contribuyente paga con fondos de su billetera. Si se paga con tarjeta de crédito la comisión de Mercado Pago es de 1,5% y con tarjeta de débito desde 0,8%. Una ventaja para las municipalidades es que la empresa les ofrece una solución “llave en mano” que apoya la cobranza con el envío de mails y mensajes en su app y en cuentas de redes sociales de los contribuyentes para comunicar vencimientos y dar recordatorios de deuda, ayudando a reducir la morosidad.

La utilización de medios electrónicos de pago cobró relevancia además en virtud de lo ocurrido la semana pasada con el cobro de jubilaciones y beneficios sociales, cuando muchísima gente se agolpó en las sucursales bancarias para llevarse su dinero en efectivo, contradiciendo todas las recomendaciones sanitarias. Muchas de esas personas, pese a tener una tarjeta de débito para poder gastar, por diversas razones prefirieron hacerse de dinero físico.

Los intendentes del conurbano vieron de cerca la peor cara de esta problemática. Tal vez el pago de impuestos sin usar efectivo sea un camino más para impulsar los medios electrónicos en los sectores menos acostumbrados a utilizarlos. Pocos días atrás el Banco de la Provincia de Buenos Aires apuntó en ese sentido con el lanzamiento de la Cuenta DNI, una aplicación que permitirá a quienes no tienen cuenta bancaria cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y realizar pagos y transferencias.

Seguí leyendo:

Tarjetas de crédito: 10 preguntas clave para poder utilizar el nuevo financiamiento en cuotas


COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS