Aunque resultó un baldazo de agua fría, la decisión de Martín Guzmán de dejar de pagar los bonos bajo ley local era más que esperada por los inversores. Sorprendió, eso sí, que se dejara trascender un domingo a la noche y sólo un par de días antes del pago de intereses del Bonar 20. Pero esta medida adoptada por el ministro de Economía no despeja ni mucho menos otras incógnitas que mantendrán en vilo a los tenedores de bonos argentinos.

La más relevante es sin duda qué pasará con la deuda emitida bajo ley extranjera. El DNU sólo incluyó a los bonos en dólares emitidos bajo ley local, pero no dice palabra alguna sobre el resto. Los mercados lo tomaron favorablemente y leyeron que el Gobierno seguirá pagando por lo menos los intereses.

El 22 de abril vencen cupones de tres bonos emitidos bajo ley extranjera. Se trata de los Globales 2021, 2026 y 2046 y representa un desembolso total de USD 503 millones. Pero según un informe elaborado por Consultatio, el monto total de vencimientos hasta fin de año asciende a USD 3.025 millones.

Por lo tanto, el ministro de Economía deberá decidir en los próximos días si mantiene “con vida” a los bonos bajo ley extranjera o si finalmente opta por no pagarlos. El detalle no menor es que en esta segunda opción ya no se trataría de un “reperfilamiento” sino directamente de un default. Los tribunales neoyorquinos no aceptarían que el gobierno argentino modifique las condiciones de pago por su cuenta.

La próxima gran definición que deberá dar Guzmán es si sigue pagando los cupones de bonos emitidos bajo ley extranjera. El mercado apuesta que sí desembolsará los USD 503 millones, pero nadie tiene la certeza.

No sería descabellado que Guzmán opte por pagar en abril para ganar un poco de tiempo mientras sigue negociando con los acreedores para llegar a un acuerdo. Pero por otro lado el Presidente aseguró que la reestructuración de la deuda había quedado “en un segundo o tercer lugar” en medio de la crisis desatada por el coronavirus.

La reacción de los bonos ley extranjera fue positiva, con leves subas, mientras que el Bonar 20 y el 24 (que tienen ley local) cayeron 16% y 11% respectivamente.

¿En qué quedó el tratamiento igualitario que había prometido Guzmán para los bonos ley local y extranjera? Desde Economía aseguran que se mantiene esa postura, ya que al momento de la renegociación las dos clases de títuios será tratada de igual manera. El pago de la última cuota del préstamo al Club de París vence a fin de mayo y se trata de otra decisión que tendrá que tomar el ministro.

Son USD 1.900 millones que hoy resultan impagables. Una de las opciones es negociar con el organismo un nuevo plazo a tasas bajas. Y otra posibilidad es estirar unilateralmente el pago de esa última cuota (la renegociación de esa deuda la hizo Axel Kicillof cuando fue ministro de Cristina Kirchner). Pero en ese caso la tasa es de 9% anual en dólares, sustancialmente más alta.

Seguí leyendo: