Los mercados no olvidan el reperfilamiento del bono Dual
Los mercados no olvidan el reperfilamiento del bono Dual

El mercado tiene memoria y también rencor. Son dos sentimientos que hacen que la fe tarde en recuperase. Y así se lo demostraron al Gobierno en la tercera licitación, desde que se reperfiló el Bono Dual. Fue un fracaso tan grande como las dos anteriores. No hubo siquiera un amago de mejora. La situación dejó al Tesoro en una situación altamente comprometida.

El bono de mejor desempeño fue el que se utilizó para canjear el Bono Dual. El mérito no es del nuevo título, sino del resquemor de los inversores que quieren sacarse de encima el bono Dual que en el día siguió en baja y perdió 0,55% de su precio.

Por eso en el canje se adjudicaron $6.864 millones. El título dado en canje paga la tasa Badlar más 1%. La tasa Badlar en este momento está en 31,88% anual. Esta tasa surge del promedio de lo que pagan los bancos privados por depósitos a 30 días de más de un millón de pesos.

Por las Lebad con vencimiento el 28 de agosto, el fracaso fue grande. Se adjudicaron apenas $2.358 millones lo que da una tasa efectiva anual de 43,49%. Lo recaudado apenas sobrepasa 10% de los inminentes vencimientos de Lebad por $20.000 millones.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

Pero el problema más grande lo van a tener el viernes de la semana próxima cuando venzan $50.000 millones del Bogato 2020. En total los vencimientos hasta fin de marzo superan $220.000 millones y el mercado no les brinda en cada licitación siquiera el 1% de esa cifra. La fe se quebró y el Gobierno desfondó la última fuente que tenía para hacerse de crédito.

Federico Furiase, economista de la consultora Eco Go y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, resumió la situación en pocas frases. “La licitación mostró el estrés de los inversores ante los bonos en pesos y la duda es como se va a seguir adelante con los fuertes vencimientos en pesos que se avecinan en un contexto donde las fuertes bajas de tasas que dispuso el Banco Central está llevando a la Badlar a una zona de riesgo porque puede ser negativa frente a la inflación esperada. Además, está al acecho la negociación de la deuda externa que complica la normalización de la curva de pesos y como condimento inesperado apareció el coronavirus que agrega aversión al riesgo”.

La situación afectó a Brasil, el principal cliente de la Argentina. El índice Bovespa de la Bolsa de San Pablo perdió 6,58% y continuó la devaluación del real contra el dólar.

Los tenedores de bonos en pesos tienen la esperanza de que el Banco Central esta vez cumpla, a pesar de los voluminosos vencimientos. Por eso los títulos tuvieron bajas que no superaron 1% y en el caso del bono que vence el lunes, el Bocan 2020, subió casi 2%. Cabe aclarar que este título no tiene vencimientos elevados y se pagará sin problemas. Rinde la tasa Badlar más 3,25%.

A pesar de los elevados montos de emisión, el dólar siguió calmo en todas las versiones menos en la plaza oficial. Allí el Banco Central impuso una devaluación del dólar mayorista de 25 centavos y los llevó al récord de $ 62,09 con escasos negocios por USD 163 millones. En bancos y casas de cambio la divisa aumentó 11 centavos a $ 62,09 con lo que el dólar solidario para los viajeros subió a $ 82,88.

El dólar libre continuó en $ 79, mientras el dólar Bolsa o MEP aumentó 6 centavos a $ 79,81 y el contado con liquidación, 11 centavos a $ 80,68.

El coronavirus no afectó a los bonos en dólares que perdieron menos de 2%. Los fondos, los grandes tenedores de estos títulos, aunque hay aversión al riesgo, no se deshacen de ellos para que no baje su precio y aumenten más los rendimientos, haciéndolos atractivos para los fondos buitre. El Discount con legislación Nueva York perdió 0,81% y como es el de más ponderación para el cálculo del riesgo país, lo hizo subir 48 unidades a 2.106 puntos básicos.

La diferencia fue grande porque además aumentó el valor de los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos que son los que se utilizan de referencia para hacer este cálculo. Es tanta la demanda de estos bonos para cobertura contra la pandemia que vino de China, que su rendimiento en el título a 10 años está en 1,31% el más bajo desde mediados de 2016.

Las reservas perdieron USD 14 millones y quedaron en 44.709 millones a pesar de la suba del oro de 0,22%. Es que el Central intervino en el mercado de cambios vendiendo dólares a un precio más elevado para que se cancelen importaciones.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

Wall Street amagó con otro rebote del gato muerto, como se conoce en la jerga a la suba que sobreviene a la debacle, pero terminó en leve baja. El Dow Jones bajó 0,46%; el S&P 500, 0,38% y el Nasdaq logró recuperar 0,17%, un porcentaje insignificante después de haber caído mas de 6% en dos ruedas.

Por supuesto, la Bolsa quedó influida por la fuerte caída de los mercados del mundo durante los feriados locales y el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdió nada menos que 5,65% con un considerable monto de negocios de $ 775 millones. No hubo un solo papel líder que cerrara con aumentos. Las caídas más importantes fueron las de Transportadora Gas del Sur (-10,39%), seguido por Transener (-9,33%) e YPF (-8,59%).

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street en dólares- tuvieron una rueda mixta. Los perdedores igualaron a los ganadores. Los ADR’s más destacados fueron los de Telecom Argentina (+4,04%), Banco Supervielle (+2,14%) y Loma Negra (+1,38%). Entre los perdedores estuvo Despegar (-7,87%), Transportadora Gas del Sur (-4,20%) y Corporación América (-3,11%).

Para la economía Argentina el coronavirus es un obstáculo complicado. Aunque no se deba comparar, porque uno involucra vidas y el otro dinero, el más grave problema lo tendrá a corto plazo con la renovación de los bonos en pesos a lo largo de marzo y con la inflación, ya que deberá emitir una importante cantidad de dinero para cancelarlos. Pocos creen que a fin del mes que viene, esté negociada la deuda externa.

Seguí leyendo: