Cubeddu, Kozack, Guzmán y Chodos, esta tarde en el FMI
Cubeddu, Kozack, Guzmán y Chodos, esta tarde en el FMI

El ministro de Economía Martín Guzmán se reunió hoy durante más de dos horas en Washington con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) para avanzar en la negociación de la deuda.

De la reunión también participó Sergio Chodos, el representante local en el FMI, quién también llegó hoy a la capital de EEUU desde Arabia Saudita. Como representantes del Fondo, en la mesa estuvieron sentados la directora adjunta del departamento del hemisferio occidental, Julie Kozack, y el jefe de la misión Argentina, Luis Cubeddu.

“A diferencia de las anteriores reuniones recientes esta fue de trabajo técnico, una de tantas que habrá en las próximas semanas. Estamos en la zona árida, técnica y más ‘aburrida’ de la negociación", detallaron desde el entorno del ministro y destacaron el “buen clima y semblante de un encuentro fluido” bendecido por el “pulgar para arriba de Kristalina Georgieva”, quien el fin de semana se reunión con Guzmán en Riad donde acordaron que el Fondo auditará las cuentas argentinas por medio del Capítulo Cuatro del organismo.

Desde Hacienda adelantan que ‘mañana van a estar bastante cerrados’. ‘Serán reuniones muy finas y no habrá más datos. Es una etapa sensible con los fondos y no se van a divulgar datos, pero hay mucho interés de ambos lados’ dicen cerca de Guzmán

“Buscamos seguir profundizando el entendimiento mutuo sobre las cuestiones de sustentabilidad de la deuda en un momento que es crítico, porque es previo a una oferta de canje de deuda”, sostuvo el ministro, al ingresar a las oficinas del Fondo en Washington, acompañado por el representante argentino en el directorio del organismo multilateral, Chodos. La reunión se realizó en su despacho, en el edificio del organismo de crédito internacional.

Las fuentes oficiales destacan que habrá más reuniones como estas en días venideros, dentro del cronograma anunciado hace algunas semanas por Hacienda. “Es un paso a paso aburrido, pero lo importante es cómo va a terminar”, aseguraron.

“La reunión de hoy fue una oportunidad para profundizar el diálogo en curso con las autoridades argentinas en base al trabajo de la reciente misión técnica del personal del FMI en Buenos Aires”, destacó muy brevemente del Fondo. El organismo definió el encuentro como “muy productivo”.

Guzmán y Georgieva, el fin de semana en Riad, Arabia Saudita
Guzmán y Georgieva, el fin de semana en Riad, Arabia Saudita

La agenda de Guzmán continuará mañana en Nueva York, en donde tiene previsto encontrarse con representantes de bancos y fondos de inversión como parte de las conversaciones en dirección a una reestructuración de deuda que tiene como fecha límite el 31 de marzo próximo.

Desde Hacienda adelantan que “mañana van a estar bastante cerrados”. “Serán reuniones muy finas y no habrá más datos. Es una etapa sensible con los fondos y no se van a divulgar datos, pero hay mucho interés de ambos lados”, dijeron cerca de Guzmán.

Reunión en Riad

Cabe recordar que el fin de semana el titular de la cartera económica estuvo en Riad, Arabia Saudita, para una cumbre del G20 en la que se vio las caras con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, y cosechó un encuentro con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steve Mnuchin.

El encuentro con el FMI acelera los tiempos en dirección a un posible nuevo acuerdo entre la Argentina y el organismo internacional. El fin de semana las partes anunciaron que la Argentina accedería a una “consulta del Artículo IV” del Fondo, una revisión de las variables de la economía del país que allana el camino para que eventualmente se pueda acordar un nuevo programa, luego de que los dos programas acordados durante el Gobierno de Mauricio Macri quedaran interrumpidos.

Jorge Arguello y Mike Pompeo
Jorge Arguello y Mike Pompeo

La revisión de las cuentas monetarias, fiscales y de sector externo son esenciales para el establecimiento de las metas que se acuerdan dentro de un programa. Las condicionalidades que debe cumplir el país para mantenerse dentro de un programa acordado con el organismo.

En Washington estaba el embajador argentino, Jorge Argüello, que el fin de semana tomó un vuelo desde Buenos Aires para cumplir su rol de coordinador de las relaciones con los organismos multilaterales y lo acompañará en sus reuniones y actividades. Hoy Arguello se reunión con Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU.

La semana pasada, la misión del FMI en la Argentina analizó que la deuda del país se había vuelto “insostenible” al tiempo que recomendó una “contribución apreciable” por parte de los tenedores privados para una operación de reestructuración. El Gobierno argentino lo leyó como un respaldo para su intento de conseguir un diferimiento en los pagos de bonos soberanos, sumado a posibles quitas al valor presente de esos papeles, de manera tal de permitir un ahorro temporal que ayude a impulsar el crecimiento económico.

Encuentro en Nueva York con fondos de inversión

Mañana, Guzmán estará en Nueva York para contactarse fondos de inversión que cuentan con tenencias de deuda soberana argentina. Esto se hace en el marco del período de 10 días de reuniones e intercambio de visiones con tenedores de la deuda pública externa sobre la base de los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública de la Argentina presentados por Guzmán en el Congreso a principios de este mes, y dentro del Cronograma para la reestructuración de la deuda publicado por la cartera de Hacienda.

Se trata de reuniones que fueron calificadas como “estratégicas” desde Economía, en la ciudad donde tienen sede la mayor parte de los fondos y bancos con tenencias relevantes de bonos soberanos argentinos.

Con las conversaciones entre el Gobierno y el FMI encaminadas y avanzando a todo vapor, la negociación con los acreedores privados aparece hoy como la más delicada. La primera reacción del mercado a la sugerencia del Fondo de que los acreedores privados deberían aceptar pérdidas por sus tenencias de títulos de deuda argentinos fue una baja generalizada en las cotizaciones de los bonos soberanos.

El mercado leyó que con respaldo del Fondo la Argentina tiene más incentivos a presentar una oferta agresiva, lo que puede dilatar las conversaciones con bonistas más allá de la fecha límite del 31 de marzo, hasta alcanzar fechas de vencimientos importantes que el Gobierno asegura no tener forma de pagar.

Seguí leyendo: