En los mercados financieros esperan un acuerdo entre el Gobierno argentino y los acreedores de deuda. (Wall Street)
En los mercados financieros esperan un acuerdo entre el Gobierno argentino y los acreedores de deuda. (Wall Street)

Los títulos públicos nacionales registraban caídas generalizadas este lunes, con influencia de la baja experimentada desde el comienzo de la rueda por los bonos de la provincia de Buenos Aires, ante las dudas generadas sobre la posibilidad del pago de vencimientos previstos para enero, por 571 millones de dólares.

En ese sentido, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, aseguró que el gobernador bonaerense está llevando adelante sus propias gestiones, basadas en “principios similares” a los del Gobierno nacional para “reperfilar” vencimientos.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares (actualizado 12:30)
Fuente: Rava Online. Precios en dólares (actualizado 12:30)

El Riesgo País de la Argentina registró un importante descenso del orden del 6% la semana pasada, de la mano del repunte de la cotización de las acciones y los títulos públicos domésticos.

Pero la volatilidad en las últimas ruedas es característica también para la renta fija, en un movimiento especulativo acerca de un posible acuerdo con los acreedores de deuda soberana.

El indicador de JP Morgan, que mide la brecha de las tasas de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU respecto de las emisiones de países emergentes, asciende este lunes un 2,4% o 43 unidades para la Argentina, a 1.863 puntos básicos.


“Los bonos en dólares se mostraron con ganancias en las últimas cinco ruedas. El principal driver sigue siendo la renegociación de la deuda. Pero aún el mercado aguarda más detalles de cómo se iniciará el proceso de reestructuración”, indicaron desde Research for Traders.

El presidente Alberto Fernández le puso números al apuro del Gobierno por cerrar una negociación con los acreedores de la Nación para evitar un nuevo default soberano. En una entrevista publicada en el blog El Cohete a la Luna, el mandatario precisó que se fijó el 31 de marzo como fecha límite para completar un acuerdo de manera tal de evitar los pagos que caen inmediatamente después de esa fecha.

El nivel de riesgo que implican estas colocaciones es, por supuesto, alto dado el contexto de la economía doméstica, pero se minimiza debido a cotizaciones destruidas por el colapso financiero que sobrevino después de las elecciones primarias. En cuatro meses desde la imposición de trabas cambiarias las acciones ganaron en promedio 75% en pesos y 43% en dólares.


Seguí leyendo: