El presidente de los EE.UU. Donald Trump de campaña anoche en la Florida.
El presidente de los EE.UU. Donald Trump de campaña anoche en la Florida.

Los mercados globales mostraban subas generalizadas en la mañana del miércoles, luego de que Wall Street cerrara también con subas la rueda anterior. Donald Trump volvió a ilusionar con el fin del diferendo comercial con China y las bolsas lo celebran. Pero los activos argentinos se mueven a un ritmo propio, atentos a las pocas definiciones del presidente electo Alberto Fernández.

EE.UU. y China señalan avances en las negociaciones comerciales

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que las conversaciones con China sobre la “fase uno” de un acuerdo comercial estaban a punto de concluir, después de que los negociadores de ambas partes hablaran por teléfono.

“Estamos en la etapa final de un acuerdo muy importante”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Esto va muy bien”.

Trump anunció el 11 de octubre que había un esbozo de un acuerdo “sustancial” pero parcial, bajo el cual China aumentaría las compras de bienes agrícolas estadounidenses, haría nuevos compromisos para proteger la propiedad intelectual de EE.UU., se abstendría de manipular su moneda y abriría aún más sus finanzas a inversores extranjeros. Desde entonces, las dos partes han estado discutiendo sobre cómo poner el acuerdo en papel y qué aranceles abandonará Estados Unidos a cambio.

Los comentarios de Trump se produjeron después de que funcionarios de ambas partes indicaran que las conversaciones se dirigían hacia un acuerdo provisional, luego de que los negociadores de las dos economías más grandes del mundo hablaran por teléfono.

En una declaración, el Ministerio de Comercio de China confirmó que los funcionarios “llegaron a un consenso para resolver adecuadamente los problemas relevantes” y acordaron mantenerse en contacto sobre los puntos restantes en la fase uno. La oficina del representante de comercio de Estados Unidos confirmó que tuvo lugar una conversación.

El viceprimer ministro chino, Liu He, el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, discutieron preocupaciones centrales, según la declaración de China.

El viceprimer ministro de China, Liu He, junto al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, antes de las negociaciones de los dos países en Washington, EEUU, 10 octubre 2019. REUTERS/Yuri Gripas
El viceprimer ministro de China, Liu He, junto al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, antes de las negociaciones de los dos países en Washington, EEUU, 10 octubre 2019. REUTERS/Yuri Gripas

Mercados de Europa celebran el posible acuerdo

Los inversores ya estuvieron antes en esta situación, pero de todas formas se dejaron llevar por las esperanzas de un final para la guerra comercial. Como en todas las ocasiones anteriores.

El MSCI’s all-country world index, que sigue la suerte de todos los mercados bursátiles del mundo quedó a décimas de quebrar su récord histórico, marcado en enero de 2018, como resultado del optimismo por las negociaciones entre China y los Estados Unidos. Las bolsas de Londres, Frankfurt y París subían durante la mañana argentina empujando al índice europeo a un récord de 4 años.

En Asia, el índice de Shanghái no acompañó los avances tras la publicación de datos pobres sobre la actividad industrial en China, mientras que los papeles japoneses anotaron su cuarto avance diario consecutivo por el impulso del anuncio de un paquete de estímulo fiscal.

Frente a este optimismo generalizado, tanto el Nasdaq como el Dow Jones habían avanzado en la rueda del martes 0,1% hacia los 8.643 puntos y 28.094 puntos, respectivamente. Por su parte, el S&P500 superó los 3.130 puntos.

El gráfico DAX del índice bursátil alemán se muestra en la bolsa de Fráncfort, Alemania, el 22 de noviembre de 2019. REUTERS/Personal
El gráfico DAX del índice bursátil alemán se muestra en la bolsa de Fráncfort, Alemania, el 22 de noviembre de 2019. REUTERS/Personal

Vivir sin el FMI

Los activos argentinos todavía tratan de digerir las declaraciones de Alberto Fernández del día martes. El presidente electo dijo que no buscará nuevos desembolsos del organismo internacional, en lo que fue leído como un inicio de la renegociación de los términos del acuerdo stand by.

¿Si tenés un problema porque estás muy endeudado, creés que la solución es seguir endeudándose?”. “No es la solución. Es más o menos como el tipo que tomó mucho y está un poco borracho. La solución no es que siga tomando, es que deje de tomar. Una de las primeras reglas que tenemos que tener es dejar de pedir dinero”, amplió.

Los operadores buscaban leer lo que significará para el gobierno que asume el 10 de diciembre no tener acceso a los cerca de USD 11.000 millones que restaban desembolsar del paquete total de USD 57.000 millones.

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se ve fuera del edificio de la sede en Washington. 4 de septiembre de 2018. REUTERS / Yuri Gripas / File Photo
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se ve fuera del edificio de la sede en Washington. 4 de septiembre de 2018. REUTERS / Yuri Gripas / File Photo

Acciones argentinas golpeadas

El mercado local, por su parte, vive su propia dinámica a espaldas de las esperanzas globales. Ayer las acciones argentinas sufrieron luego de conocerse las intenciones del presidente electo Alberto Fernández de dar por terminados los desembolsos del acuerdo con el FMI para sentarse a negociar la forma de pagar los cerca de u$s 45.000 millones ya prestados.

El índice S&P Merval porteño cayó un 4,12%, a 32.113,27 unidades, luego de una apertura alcista, influenciada por la tendencia negativa de acciones dde empresas energéticas.

El Riesgo País cayó ayer casi 30 puntos hasta las 2.279 unidades. Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local cayeron en promedio un 0,3%, encabezados por las emisiones dolarizadas.