Para el economista Carlos Melconian, en el contexto actual, se hace "muy necesario" que ingrese el desembolso de USD 5.400 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Así lo señaló este martes durante el seminario Semana del Management, organizado por IDEA.

También aseguró que el Gobierno —de acuerdo a las conferencias de prensa recientes del ministro de Hacienda Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central Guido Sandleris— seguirá adelante con el "Plan Picapiedras" (como lo bautizó Melconian por lo simple y rudimentario), es decir, no malgastar reservas y no emitir moneda. "Hay una contradicción entre ir a ganar la elección y seguir aplicando esto", resumió.

Algo caótico es evitable, pero la Argentina está en una etapa de ups and downs (altos y bajos); ni caos, ni orden

El ex presidente del Banco Nación durante el comienzo de la gestión del presidente Mauricio Macri remarcó que hoy se pueden mirar los factores políticos, que están "contaminando" las expectativas, pero que la transición se juega en tres cuestiones: el mercado de cambio, el mercado de deuda y el mercado monetario y bancario.

"Algo caótico es evitable", remarcó Melconian. Pero alertó que la Argentina está en una etapa de "ups and downs" (altos y bajos); ni caos, ni orden. "La transición es muy difícil de explicarle al hombre común o a una pyme del sector real", aseguró el economista.

Con respecto a los mercados (cambio, deuda, monetario y bancario), Melconian advirtió que hay una "sola boca" —por las reservas del Banco Central— de USD 59.000 millones. Pero con depuración de unos USD 15.000 millones. "Acá se juega el partido de la transición. Los USD 59.000 millones a los cuales si les saco todo lo chino (el swap acordado con China, que no sirve nada) queda USD 37.000 millones que lo va a demandar el mercado de cambios y el pago de la deuda", detalló.

El economista participó de una charla organizada por IDEA
El economista participó de una charla organizada por IDEA

"Hay reservas para la transición, pero no para todos", alertaba el título de uno de los cuadros con cifras económicas que utilizó para ilustrar su presentación. Las reservas internacionales disponibles, según se podían leer en el cuadro, fueron estimadas por el economista en USD 37.000 millones (antes de las PASO eran de USD 43.900 millones, una diferencia de USD 6.900 millones).

De ese número, de acuerdo a sus proyecciones, entre USD 14.000 y USD 15.000 millones son para el mercado cambiario (obviamente no se pueden usar todas para no dejarlas en cero en diciembre); luego están los desembolsos del FMI para pagar la deuda que ahora están en cero hasta el ingreso del nuevo desembolso; USD 14.000 millones de los depósitos de las entidades financieras, que cubren el 50% de los depósitos privados en dólares; y finalmente un "comodín" de USD 7.235 millones de un desembolso de junio de 2018 realizado por el fondo para fortalecer reservas (cuyo uso debe ser autorizado).

Primó la regla que dice que cuando la economía está mal, el Gobierno no gana

Observando los números, Melconian advirtió que "en el medio del despelote, esto es fungible". Y recordó el pago de los préstamos otorgados por bancos extranjeros (conocida en la jerga financiera como "repo") por más de USD 2.600 millones que provocó una caída de reservas porque el Tesoro mantenía depositadas las divisas en el BCRA. También mencionó la "espada de Damocles" de las Letes y las Lecaps por USD 7.000 millones.

Sobre la derrota del presidente Mauricio Macri en las recientes elecciones primarias, Melconian aseguró que primó la regla que dice que cuando la economía está mal, el Gobierno no gana. "Pareciera difícil de revertir en términos de votos positivos. Aunque se sumen los votos de Lavagna, Espert y Gómez Centurión, termina muy justito. La reversión está basada casi exclusivamente en que pierda votos el Frente con Todos", explicó.

Seguí leyendo