La inflación es un fenómeno erradicado en la mayoría de las economías, pero no en Argentina.
La inflación es un fenómeno erradicado en la mayoría de las economías, pero no en Argentina.

Es sabido que la inflación es un problema resuelto en la mayor parte del mundo y los países de América dan muestra de ello, con tasas de un dígito hace varios años.

Una brutal excepción en este sendero de estabilidad de precios es Venezuela, en una depresión económica que ha pulverizado su moneda, el bolívar, y acumula una inflación de un millón por ciento anual.

Pero el caso de la Argentina es también alarmante y apenas queda disimulado por la tragedia económica y social de los vecinos venezolanos. Con una inflación anual de 55,8%, según el último dato del Indec correspondiente a abril, mantiene una tasa que multiplica por 15 el promedio continental.

Si se suma la tasa anual de inflación de 24 países relevantes de la región –sin Argentina y Venezuela– se alcanza un 82,1 por ciento.

Sólo Haití, el país más pobre de América, cuenta con una inflación de dos dígitos: 16,7% anual, una cifra que en el plano doméstico se consideraría un éxito para envidiar. Desde hace una década que la Argentina no tiene una inflación semejante, desde el 15,3% anual en 2009 –según Ecolatina-, cuando golpeó la crisis financiera internacional.

El promedio de inflación anual de los países de América -sin Argentina y Venezuela- es de 3,4%, la tasa que registró la economía doméstica solo en el mes de abril.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central (Manuel Cortina)
Guido Sandleris, presidente del Banco Central (Manuel Cortina)

El presidente del Banco Central argentino, Guido Sandleris, expresó que "la inflación ha retomado un sendero descendente en abril pero sigue siendo muy alta. Tengo claro que estos niveles de inflación causan un gran daño, especialmente a los más humildes. Es por eso que nos mantendremos firmes con nuestra política monetaria para derrotar a la inflación".

La elevada inflación está asociada a la recesión económica y el aumento de la pobreza

El ascenso de la inflación se correlaciona con la falta de impulso para el crecimiento económico y la dificultad para reducir la pobreza. La alta inflación que sufre Argentina -en 2018 fue del 47,6% acumulado, la cifra más alta desde 1991, y en 2017 del 24,8%- se da en el marco de una recesión económica que se inició en el segundo trimestre de 2018.

La evolución de precios en la región

La inflación en Brasil se desaceleró en abril y se ubicó en un 0,57%, por debajo del 0,75% registrado en marzo, pero que representa el mayor nivel para el cuarto mes del año desde 2016. La inflación acumulada en los cuatro primeros meses del año suma un 2,09%, mientras que en los últimos 12 meses llega al 4,94%, la mayor tasa para el periodo desde enero de 2017, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La meta establecida por el Gobierno brasileño para la inflación en 2019 es de 4,25%, con una tolerancia de 1,5 punto porcentual. Brasil terminó 2018 con una inflación del 3,75%, dentro de la meta establecida por el Gobierno, que era del 4,5%, en medio de la todavía lenta recuperación de su economía tras la profunda recesión registrada entre 2015 y 2016, período en que el producto bruto interno (PBI) del país se desplomó un 7 por ciento.

Con excepción de Argentina y Venezuela, el promedio de inflación anual en América es 3,4%

Uruguay todavía cuenta con una elevada inflación: llegó a un 8,17% anual en abril. En el cuarto mes del año la inflación fue de 0,43% y arrastra un aumento del 4,18% en el primer cuatrimestre. El Índice de Precios al Consumo (IPC) se alejó del techo del rango meta oficial del 7 por ciento. La inflación uruguaya se ubicó el año pasado en el 7,96 por ciento.

En Chile el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró un alza del 0,3% en abril. La inflación acumulada en lo que va del 2019 está en el 0,9%, mientras la tasa interanual se sitúa en el 2%, precisó el informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). La inflación chilena cerró el 2018 con una tasa del 2,6%, similar a la prevista para todo 2019 por el Banco Central chileno.

Paraguay tuvo una inflación de 0,3% en abril, según su Banco Central. Con este resultado, la inflación acumulada en 2019 -enero a abril- asciende al 1%, mientras que la interanual sumó 3,1 por ciento.

En una depresión económica que ha pulverizado su moneda, el bolívar venezolano acumula una inflación de un millón por ciento anual (Palacio de Miraflores via REUTERS)
En una depresión económica que ha pulverizado su moneda, el bolívar venezolano acumula una inflación de un millón por ciento anual (Palacio de Miraflores via REUTERS)

En Bolivia la inflación de abril fue de 0,14%, tras dos meses de tendencia negativa. El estatal Instituto Nacional de Estadística (INE) señaló que en lo que va de 2019 la inflación acumuló un 0,2%, que se amplía a 1,35% en los últimos doce meses. El año pasado, la inflación en Bolivia cerró con 1,5%, una de las más bajas registradas en la última década, mientras el Presupuesto Nacional prevé para 2019 una inflación de 4,04 por ciento.

En Perú, la inflación fue de 0,2% en abril, un 1,12% en el primer cuatrimestre y un 2,59% en los últimos doce meses, según la Gerencia Central de Estudios Económicos dependiente del Banco Central de ese país.

En Colombia la inflación del mes pasado aceleró a un 0,5%. El Departamento Nacional de Estadísticas indicó que en los primeros cuatro meses de 2019 la inflación acumuló un alza de un 2,12%, y en los últimos 12 meses avanzó a 3,25%, por encima del 3,13% en el mismo periodo del 2018.

Ecuador cerró abril con una inflación de 0,17%, tras haber registrado una deflación de 0,21% en marzo. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) informó que la inflación anual (de abril 2018 a abril 2019) alcanzó el 0,19 por ciento. Ecuador tiene la economía dolarizada desde el año 2000, cuando cambió el sucre, la antigua moneda nacional, por el dólar estadounidense, en medio de una crisis financiera.

La economía de Ecuador se encuentra estancada y en proceso de ajuste –este año se aplicaron incrementos en los precios de los combustibles-, en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por USD 4.200 millones. El organismo prevé para 2019 una caída de 0,5% del PBI ecuatoriano, y una expansión de 0,2% para 2020.

En México, la inflación superó en abril el nivel establecido por el Banco de México, de 3% anual, con un rango de dispersión de 1 por ciento. Llegó a 4,41% anual, según cifras del INEGI. En su comparación mensual, el índice de precios al consumidor aumentó 0,05% respecto de marzo.

Venezuela atraviesa una severa crisis: hiperinflación, desabastecimiento y colapso de los servicios públicos

Fuera de toda posibilidad de análisis, la inflación mensual en Venezuela volvió a subir en abril hasta ubicarse en el 44,7%, lo que supone 26,6 puntos porcentuales más que en marzo, cuando fue del 18,1%, según los datos divulgados este jueves por la Comisión de Finanzas del Parlamento, ante la falta de información oficial del Banco Central venezolano.

En los primeros cuatro meses de 2019 la inflación de Venezuela acumuló un 665,9%, mientras que en los últimos doce meses superó el millón por ciento: un 1.304.494% anual, que sume a la economía en un colapso de resonancia mundial.

Los salarios del sector público se acercan a los 40.000 bolívares (USD 7,68 al tipo de cambio oficial), mientras que la canasta básica alimentaria para una familia tipo supera los USD 200, más de un millón de bolívares.

Seguí leyendo: