(Getty)
(Getty)

La inflación, la devaluación y la pérdida de poder adquistivo provocaron una fuerte caída del consumo durante el año pasado. El 2018 cerró con una caída estimada en 4,6%, según un estudio de la consultora Focus Market elaborado a través de un relevamiento de lectores de códigos de barra Scanntech ubicados en más de 500 puntos de venta.

Las bajas más importantes del año se dieron en diciembre, con un descenso de 13,1%, y en noviembre, con un 10,1%. Además, según el informe, la caída del consumo fue más pronunciada en interior del país (4,7%) que en Capital Federal y Gran Buenos Aires (4,4%).

Fuente: Focus Market
Fuente: Focus Market

Todas las categorías de productos —alimentos, bebidas, cuidado personal y limpieza— presentaron números negativos. Las principales bajas fueron para los rubros de lácteos (-10,7%), cosméticos (-10,5%), cuidado del hogar y auto (9,4%).

El estudio también destacó que persiste un aceleramiento en los precios. La variación general en diciembre de 2018, en comparación con el mismo mes de 2017 fue del 53,6%. Pero con varios grupos de productos que están en niveles superiores al 50%: como la canasta básica (55,1%), congelados (57,7%) e higiene (63,2%).

Fuente: Focus Market
Fuente: Focus Market

En el top 10 de categorías de productos que más aumentaron en el período de enero a diciembre de 2018 están pañales (137,1%), harinas (131,6%), pastas secas (96,6%), jugos líquidos (78,9%), hamburguesas (71,6%), aceite (69,2%), detergente (65,4%), papel higiénico (58,9%), yerbas (57,8%), dulce de leche (54%).

Sin embargo, la contracción de la demanda generó en diciembre que algunos productos que habían sufrido fuertes aumentos en noviembre luego hayan tenido leves bajas. Es el caso de yogures (–1,5%), aceite (–1,6%), quesos untables (4,1%), papel higiénico (–0,2%), vinos comunes (–1,8 %), harinas (–0,3%), vinos medios (–4,2%), polenta (–1,1%).

Seguí leyendo: