Santiago Bausili, secretario de Finanzas. (Adrián Escandar)
Santiago Bausili, secretario de Finanzas. (Adrián Escandar)

El secretario de Finanzas, Santiago Bausili, explicó que fue el Gobierno quien diseñó el "sendero fiscal" expuesto en los lineamientos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y apuntó a que los ahorros provendrán de los ingresos derivados de una moratoria en la aplicación de la reforma fiscal y de la reducción de los subsidios en energía y transporte.

Bausili participó en una conferencia sobre las perspectivas macroeconómicas de la Argentina entre 2019 y 2023 celebrada en Beijing, China, junto al presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

El funcionario destacó que "el foco para el cierre de este año y para 2019 es recuperar el crecimiento", y advirtió de que "tenemos que ser muy conservadores en nuestras estimaciones de crecimiento" debido a la timidez de la inversión, cuyo efecto, sin embargo, se verá contrarrestado por un "fuerte incremento" en las exportaciones.

"Estamos construyendo las bases para la recuperación del país. Argentina no necesita un milagro, solamente necesita recuperar la posición que ya tenía algunos años atrás", aseveró Bausili.

La baja tasa de inversión se verá contrarrestao por un “fuerte incremento” en las exportaciones

En este sentido, el subsecretario de Estrategia y Promoción Económica, Javier Arana, afirmó que entre las tareas pendientes de Argentina destaca la "inserción internacional", ya que su ratio de exportaciones sobre el PBI es del 11%, "muy por debajo" del promedio de otros países latinoamericanos.

Asimismo, naciones cercanas como Chile o Perú son también un espejo en el que mirarse para Argentina en materia de tratados de libre comercio, ya que, como miembro del Mercosur, tiene acuerdos con países que representan el 11% del PBI global.

Arana apuntó que Argentina está en negociaciones "avanzadas" con países como Canadá y Corea del Sur y con entes plurinacionales como la Unión Europea, con los que esperan pasar a tener acuerdos de acceso preferencial a mercados de países que conformen el 50% del PBI mundial.

Argentina no necesita un milagro, solo necesita recuperar la posición que ya tenía algunos años atrás

El plan de trabajo de Argentina para mejorar su competitividad pasa por la citada inserción internacional, así como por áreas como la defensa de la transparencia, el costo fiscal, la mejora de la productividad laboral, la desburocratización del Estado o la inversión en infraestructura.

Todo ello, en suma, hace que, según el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) argentino y asesor especial de Macri, Francisco Cabrera, los dirigentes argentinos se encuentren "preparados para el próximo desafío, que es el crecimiento económico".

Seguí leyendo: