Orlando Ferreres
Orlando Ferreres

En el clásico almuerzo mensual en la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas, Orlando Ferreres, junto con el economista jefe de su consultora, Fausto Spotorno, destacaron que el Gobierno abandonó el gradualismo, como lo refleja el salto cambiario del 135%; y las tasas de interés por arriba del 60%, que desalientan la producción.

De todas formas, los economistas consideraron la situación actual como un fenómeno de corto plazo, que llevó a implementar un plan de estabilización de 6 meses. "Nadie está pensando hoy en el largo plazo, ni el Gobierno, ni en la oposición", remarcó Spotorno.

Al momento de la elección el PBI va a estar creciendo mucho para alegría de Macri

"Ahora dejó de bajar la pobreza y volverá al nivel inicial de fines de 2015, y los encajes bancarios subieron a 41% para poder absorber el excedente de dinero, porque el mercado no quiere los nuevos títulos, hay un presidente de Banco Central que sabe lo que hay que hacer", dijo Ferreres.

"Estos son procesos para estabilizar la economía y creo que va a dar resultado a partir de abril 2019 cuando ingrese la nueva cosecha de soja, maíz y girasol, y también el trigo viene, por eso al momento de la elección el PBI va a estar creciendo mucho para alegría de Macri", confió su pronosticó el ex viceministro.

La actividad debería mejorar, la inflación estará en 21% en los próximos 4 meses, contra 23% en los primeros 8 meses, y probablemente baje hacia fines de 2019; a un nivel inferior a 26%

Spotorno consideró que "hoy el Gobierno tiene un programa de corta duración, 6 meses para la estabilización, por eso no está en discusión un programa de largo plazo, tipo ochentoso: parar la obra pública, subir los impuestos y subir las tasas de interés".

Los economistas coincidieron en resaltar su estimación de que "el paquete de medidas va a tener cierta efectividad, más allá del panorama financiero que es muy inestable, en el mundo, con suba de tasas de interés y baja de las monedas, y local, porque la deuda es 80% del PBI con un mercado de capitales que no llega a 4% del PBI, porque los argentinos ahorramos en dólares".

Fausto Spotorno
Fausto Spotorno

Se espera que una vez desarmado el exceso de Lebac no habrá necesidad de tasas de interés tan altas y como el tipo de cambio es alto no hay motivo para pensar en volatilidad cambiaria, y se sumará la mayor oferta de dólares de las cosechas, observaron los economistas.

Para 2019 Ferreres y Spotorno estimaron que "la actividad debería mejorar, la inflación estará en 21% en los próximos 4 meses, contra 23% en los primeros 8 meses, y probablemente baje hacia fines de 2019; a un nivel inferior a 26%", levemente por encima de la previsión del Presupuesto a diciembre.

Y respecto del nivel del tipo de cambio, Ferreres estimó que subirá un 21%, y aclaró que "en el Presupuesto no dice eso porque no se puede explicitar".
Además, aseguró Ferreres que "el acuerdo con el FMI está avanzado y con más recursos; no lo dijo, pero se leyó que podría ser antes del viernes por eso el mercado se anticipó y baja el riesgo país".

Seguí leyendo: