La oferta del BCRA frenó a la divisa mayorista debajo de los 40 pesos. (Adrián Escandar)
La oferta del BCRA frenó a la divisa mayorista debajo de los 40 pesos. (Adrián Escandar)

El precio del dólar registró una leve alza en el mercado minorista, cerca de sus máximos de la semana pasada. En el promedio de entidades financieras marcó $40,50, con ganancia de nueve centavos (+0,2%) respecto del lunes.

En el mercado mayorista se operó a $39,73, con un alza de 20 centavos. El BCRA reapareció con ventas por USD 261 millones para acotar la suba.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) fue de USD 554,9 millones, mientras que en futuros se pactaron USD 696,3 millones, más otros USD 70 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Los contratos de dólar futuro (en pesos atados al tipo de cambio) para fin de mes terminaron a $40,315, y para diciembre de 2018, a 45,07 pesos.

El BCRA contuvo al dólar mediante ventas en las últimas jornadas cambiarias. Por estas intervenciones, más los pagos de vencimientos de deuda, las variaciones de valuación de otros activos -euros, yuanes, oro- y la salida de depósitos en dólares, las reservas registran importantes caídas día a día.

Este martes, las reservas internacionales finalizaron en USD 49.214 millones, con una disminución de USD 400 millones respecto al día hábil anterior.

Para los expertos de Balanz Capital, "las intervenciones del BCRA parecieran indicar que este es un tipo de cambio con el cual se sienten cómodos".

El BCRA volvió a aportar la mitad del monto negociado en la rueda mayorista

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó en el Congreso el borrador del proyecto del Presupuesto 2019, en el que estima un valor del dólar promedio para el año próximo de $40,10, dato cuestionado por los analistas, con una apreciación del tipo de cambio real multilateral del 8 por ciento. También prevé una inflación interanual de 23% para diciembre de 2019, una contracción del PIB de 0,5%, como continuidad de una recesión de 2,4% en 2018.

El economista Luis Palma Cané, director de Fimades, describió que "en los números gruesos, este Presupuesto reconoce un esfuerzo compartido entre el sector público y privado, porque del ajuste de 3% del PBI -USD 15.000 millones-para llegar a déficit cero, un 0,7% se obtiene por la reducción del gasto de obra pública a la mitad, otro 0,5% con la transferencia a las provincias de la carga de subsidios de la tarifa social y transporte; más otro 0,4% por la disminución de gasto corriente. Todo esto suma 8.000 millones de dólares. Y el resto -para completar el recorte de USD 15.000 millones-, unos USD 7.000 millones, se cubrirá con los ingresos por los derechos de exportaciones y cerca de USD 1.000 millones, que es el aumento del monto no imponible para cargas sociales".

"La conclusión es que el que viene ajustando hace dos años es el sector privado. Nos siguen pidiendo el ajuste con más impuestos, cuando la clase política tiene que ajustar de una vez por todas", expresó Palma Cané a Infobae.

Este martes, el BCRA afrontó una nueva licitación de LEBAC, en la que vencieron $403.400 millones. La entidad monetaria dejó sin renovar $100.000 millones en poder de bancos, a los que les ofreció a cambio Notas del BCRA (NOBAC) a un año de plazo y LELIQ.

Las ventas del BCRA impidieron al dólar superar los precios récord del viernes pasado

"Recordemos que el encaje a bancos se extendió a 41%. Además, al resto de los inversores -no bancos- les ofrecerá hasta $150.000 millones de LEBAC, la mitad de los $300.000 millones en manos de los mismos. De acuerdo a cuánto estos renueven, los pesos que se inyectan al sistema podrían generar cierta presión al dólar", indicó un reporte de Research for Traders.

Por otra parte, la autoridad monetaria dispuso un importante recorte de tasas, que quedaron en 45% anual para el plazo más corto, un rendimiento más coherente si se lo confronta con las expectativas de inflación.

Como un complemento a la renovación parcial de LEBAC, el Gobierno dispuso la emisión de Letras del Tesoro -LETES- por hasta 4.110 millones a ser suscriptas de forma directa al Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte (FFSIT).

Para el economista Gustavo Ber, el Gobierno apuntó a "anticiparse -más allá de las múltiples medidas monetarias- a los fondos liberados que podrían presionar al dólar al continuar con la estrategia de desarmar la 'bola de nieve de LEBAC' consensuada con el FMI".