Dante Sica enfatizó la necesidad de que la economía tenga un perfil exportador. (Adrián Escandar)
Dante Sica enfatizó la necesidad de que la economía tenga un perfil exportador. (Adrián Escandar)

"Nos empiezan a pegar la sequía, los movimientos internacionales que llevaron a la crisis cambiaria, el impacto en las expectativas de crecimiento y de precios. Veremos en este tercer trimestre el impacto de la caída en el sector agropecuario, el que más sufrió", señaló Dante Sica, ministro de Producción que asumió la semana pasada. "Vamos a ver una desaceleración en tercer trimestre", anticipó.

Para el ministro, la principal preocupación pasa por el sector de las pequeñas y medianas empresas que por las altas tasas de interés comenzarán a sufrir "algo de estrés financiero". "La prioridad en los próximos meses es trabajar en la cadena de pagos de las pymes. Estamos hablando con las grandes empresas, buscando instrumentos para trabajar con ellas", detalló. La idea de Sica, según explicó, es desarrollar nuevos instrumentos y subsidios de tasas para llevar la tasa de capital de trabajo a niveles parecidos a los previos a la crisis cambiaria.

"La tasa de interés subió para frenar la corrida. La expectativa es cuando la situación se normalice, bajar la tasa para darle fluidez y que no se resienta la cadena de pagos", precisó. De acuerdo con consultas realizadas a los bancos, Sica señaló que no hay aumento en la mora pero sí en los cheques rechazados, lo que genera las primeras señales de alerta.

La Argentina es una economía inflacionaria, con un promedio de arriba del 40% en los últimos 70 años, sacando los picos. Es una economía cuasi indexada

Con todo, el ministro también mostró optimismo. "En la medida que la economía se estabilice, vamos a seguir con las reformas estructurales del Gobierno y vamos a recuperar el crecimiento que la economía venía mostrando. El cambio del régimen de lluvias ya nos están dando expectativas de cosecha record para el año que viene, que ya empieza a impactar en el último trimestres, con la compra de agroquímicos y maquinaria", explicó. La clave —señaló— es que no se abandonarán las políticas de cambios estructurales para mejorar la competitividad.

Mauricio Macri y Dante Sica, durante la jura como ministro.
Mauricio Macri y Dante Sica, durante la jura como ministro.

Sobre la inflación, Sica destacó que el Gobierno está trabajando fuertemente para que el Banco Central deje de financiar al sector público. "La inflación es la gran preocupación de todos los argentinos y uno de los principales objetivos del gobierno. La Argentina es una economía inflacionaria, con un promedio de arriba del 40% en  los últimos 70 años, sacando los picos. Es una economía cuasi indexada. Legalmente no lo podés hacer, pero tenes todos los contratos indexados", dijo.

El ministro también se refirió al déficit comercial de la Argentina y a la necesidad de generar dólares, con una economía que tenga un perfil básicamente exportador. "No es solo un problema de tipo de cambio, sino de bajar las barreras que nos han impedido ser un país competitivo. Hoy tenemos un tipo de cambio mejor que el año pasado, pero este año nos está golpeando la sequía en la cuenta corriente, que nos hizo perder medio punto de crecimiento", describió.

Somos el tercer país más cerrado a nivel mundial, después de Sudán y Nigeria. Con barreras, licencias de mercado

El dólar a más de $27, generará una mejora el año próximo en la salida exportadora, confió Sica, "pero no se puede abandonar la reforma y mejora de la competitividad. "Tenemos que tener una economía que aproveche los mercados que están abiertos, que mira a la exportación", señaló. Y puso como ejemplo el sector de las carnes, que reaccionó con velocidad luego de que el Gobierno liberara las restricciones que existían, con crecimiento y llegada a los mercados como China y Japón.

"Somos el tercer país más cerrado a nivel mundial, después de Sudán y Nigeria. Con barreras, licencias de mercado. Tenemos acuerdos de libre comercio con el 9% del PBI mundial. Mientras que Chile tiene con el 80%
Claramente tenemos que tener una salida exportable", subrayó.

Seguí leyendo

También señaló que, como consecuencia de la suba del tipo de cambio, mejorará la cuenta de salida de dólares al exterior por el turismo, que tiene un déficit de USD 12.000 millones. "Desde la devaluación se han caído 45% la venta de pasajes al exterior y están aumentado los pasajes en el interior. Este año la nieve va a explotar y eso va a mejorar mucho esa cuenta corriente", apuntó.

Para Sica, la inflación es una responsabilidad primaria del Gobierno, que debe ser ordenado en sus cuentas fiscales y con mercados mucho más transparentes. Pero también de la oposición, de no sacar leyes que aumenten gastos; del sector productivo, de mejorar sus costos; y de los consumidores, de buscar precios y mejores opciones. "Es un gran desafío como sociedad para los próximos años", concluyó.

Seguí leyendo