El dólar atrasado incentivó los viajes de argentinos al exterior (iStock)
El dólar atrasado incentivó los viajes de argentinos al exterior (iStock)

El turismo y los consumos pagados en el exterior integran el rubro más deficitario de la economía argentina. El Banco Central informó que por "Turismo y viajes y pasajes" registró un saldo neto negativo en abril de USD 865 millones, un 5% más que en el mismo mes del año pasado, producto de una caída de los ingresos de 19% (a USD 153 millones), como por un aumento de los egresos en un 2% (totalizaron USD 1.018 millones).

En su informe sobre la Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario de abril de 2018, la autoridad monetaria indicó que entre enero y abril de este año, el déficit por turismo y consumos en el exterior, calculado en la cuenta de Servicios, alcanzó los USD 4.094 millones, con un incremento de 6,5% en comparación con los USD 3.847 millones registrados en el primer cuatrimestre de 2017.

Así, en el último año el déficit sectorial se aproximó a los USD 11.000 millones, un monto récord. En los últimos 12 meses los ingresos brutos por "Turismo y viajes y pasajes" sumaron USD 2.061 millones, mientras que los egresos brutos fueron USD 12.969 millones, con un resultado neto negativo de USD 10.908 millones.

DÉFICIT POR TURISMO Y CONSUMOS EN EL EXTERIOR

Fuente: BCRA

La repentina apreciación cambiaria, que se produjo a partir del 25 de abril, no llegó a impactar en la cuenta de servicios del mes pasado y, quizás, lo haga en forma parcial en el cálculo de mayo, pues muchos viajes al exterior concertados en el corriente mes se contrataron con anterioridad.

Sin embargo, es probable que el rojo por turismo y gastos en el exterior se contraiga en los próximos meses, dado que solo en el último mes la divisa norteamericana se encareció un 21 por ciento.

Jorge Vasconcelos, del IERAL de la Fundación Mediterránea, consideró que para el turismo "un dólar más alto significa más demanda local del servicio, por menos argentinos que salen al exterior y más extranjeros que encuentran conveniente viajar a la Argentina".

El rojo turístico explica más de la tercera parte del déficit de cuenta corriente argentino

El déficit por el intercambio de servicios turísticos y consumos en el exterior fue de USD 10.662 millones en 2017 y representó el 34,6% del déficit de cuenta corriente de la Argentina el año pasado, que según el INDEC fue de USD 30.792 millones o 4,8% del PBI. En este balance se contabilizan el giro de utilidades, la formación de activos externos, el pago de intereses de la deuda externa y el comercio exterior de bienes y servicios.

El BCRA explicó que el pasado abril hubo una salida neta de USD 865 millones por turismo y gastos en el exterior que "se originó en pagos a emisoras de tarjetas por USD 576 millones, egresos netos de aerolíneas y otros transportistas de pasajeros por USD 187 millones, pagos netos de operadores turísticos por USD 105 millones, compensados levemente por ventas netas de billetes de no residentes", por unos 2 millones de dólares.

Fuente: BCRA
Fuente: BCRA

Del total de cancelaciones brutas al exterior por uso de tarjetas, que según la entidad monetaria totalizaron USD 672 millones el mes pasado, se estima que unos USD 100 millones "correspondieron a bienes o servicios pagados por residentes que no estarían vinculados a viajes", por cuanto se trataría de comercio electrónico "no presencial".

"Los USD 572 millones restantes correspondieron a gastos de residentes para viajar al exterior, a los que habría que adicionar el uso de billetes atesorados por residentes, cuyas compras se incluyen en la cuenta financiera cambiaria", añadió el BCRA.

La acelerada devaluación del peso del último mes aún no se reflejó en el balance por turismo y gastos en el exterior

La entidad monetaria recordó que en el cálculo de los flujos por viajes, pasajes y otros pagos al exterior por el uso de tarjetas "deben tenerse en cuenta los cobros y pagos que se realizan por fuera del mercado de cambios, en especial porque se estima que los residentes recurren casi en su totalidad al mercado de cambios". En contraste, los no residentes, es decir los turistas extranjeros que vienen a nuestro país, "utilizan en su mayoría canales alternativos" que no quedan registrados y no se pueden cotejar en esta contabilidad.

"Asimismo, se debe considerar que la cuenta cambiaria de servicios incluye pagos no vinculados a viajes", como el "comercio electrónico no presencial", apuntó el Central.

SEGUÍ LEYENDO: