El Indec informó una inflación del 1,9% en septiembre, y el número incomodó a más de un empresario (Adrián Escandar)
El Indec informó una inflación del 1,9% en septiembre, y el número incomodó a más de un empresario (Adrián Escandar)

Enviada especial a Mar del Plata.- Ninguno se anima. Ni un solo empresario quiere bajarse de la ola de optimismo que, por los pasillos del Coloquio de IDEA, se terminó de confirmar. Y no es por miedo a ser distinto: es por plena coincidencia de que el combo entre la economía que crece y un resultado electoral positivo para el Gobierno de Cambiemos se sellará en octubre. Allí, no dejan ver mucha duda.

Pero los 500 ejecutivos que este jueves se vieron cara a cara en el hotel Sheraton de la ciudad balnearia mostraron preocupación con un dato reciente. El Indec informó una inflación del 1,9% en septiembre, y el número incomodó a más de un empresario que buscaba explicación a un alza no esperada.

Con una inflación acumulada de 17,6% en lo que va del año, la discusión sobre las metas del Banco Central (BCRA) ya quedó atrás. Pero ahora se vuelve a poner la lupa sobre una inflación núcleo que no afloja y cerró en 1,6% en el noveno mes de 2017. "La gran pregunta es qué pasará los meses en que suban las tarifas. Lo importante es que el proceso de desinflación no se detenga", confió un empresario del sector retail a Infobae, quien prefirió hablar en reserva.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

El número uno de una compañía petrolera definió al proceso de desinflación como un desafío, y el dato le dejó un sabor agridulce. ¿Por qué? "Se confirma que el año cerrará entre un 20 a 22% y es la mitad que la del año pasado. Pero la núcleo debería ya ubicarse en un 1,2% si se apunta a una inflación de un dígito en 2019. Este número incomoda".

Los bancos fueron los principales ganadores de una inflación alta en los últimos años, pero la preocupación por el dato de septiembre no se quedó atrás. "Hay una resistencia en el orden del 1,5% del cual está costando bajar", especificó el número uno de un banco privado.

¿Y hacia delante qué?

El representante de una compañía de consumo masivo que ubica su primera marca en las góndolas de los supermercados señaló a Infobae la luz amarilla que más teme hacia delante: costo laboral alto con inflación descendente. "Eso ya está ocurriendo. Y seguimos viendo disparidad de precios en la cadena. Por ejemplo, no tenemos referencias claras de valores cuando compramos la materia prima".

Los sindicalistas que dieron el presente en el Coloquio no se quedaron atrás, y coincidieron en que la inflación se vuelve a colocar en el centro de las preocupaciones: por encima de los empresarios, consideran que la tasa anual se ubicará en un 20% en 2018.

Un diputado del oficialismo fue incluso más allá al admitir, ante la consulta de un empresario, que "las tasas no están alcanzando", y hoy observa problemas de inercia en los precios. "La suba de tarifas no se negocia. Es gran parte de la sustentabilidad del modelo para cumplir con una meta de déficit que Macri quiere, pero que también le piden", amplió, mientras caía la tarde y ya se empezaba a hablar de la llegada del presidente como cierre del Coloquio este viernes, con un capítulo aparte. Mientras Macri le hable a los empresarios, la candidata a senadora Cristina Kirchner llegará a Mar del Plata como figura central de un acto en el barrio Malvinas Argentinas.

Los escenarios antagónicos darán que hablar y activarán las opiniones en un encuentro en el que, en menos de dos días, contó con la presencia de la mesa chica de Macri: el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta.

Hacia delante, las empresas admiten que es temprano aún para modificar la inflación de 2018. De punta a punta, la mayoría de las proyecciones se ubican entre un 15 y 16 por ciento. Pero incluso ese dato se ajustó al alza este año desde un 13%, algo que se podría volver a dar en los próximos meses si la tasa mensual, más allá de todo pronóstico, todavía resiste.

LEA MÁS: