El BCRA registró cobros por exportaciones del agro superiores a USD 27.000 millones en 2016.
El BCRA registró cobros por exportaciones del agro superiores a USD 27.000 millones en 2016.

Según el último informe de Evolución del Mercado Único y Libre de Cambios del BCRA, las ventas externas liquidadas por el agro y sus industrias derivadas compensaron con creces la pérdida de divisas por otros rubros de peso en la economía nacional, pero de significativo déficit en sus transacciones con el exterior.

Así fue que según el análisis del Banco Central los cobros por exportaciones de oleaginosas, cereales y productos industrializados a lo largo de 2016 alcanzaron los USD 27.387 millones, con importaciones sectoriales inferiores a los USD 300 millones el año pasado, que permitieron acumular un superávit superior a los USD 27.000 millones en 12 meses.

Esas divisas sirvieron para sostener el importante rojo de USD 20.000 millones que en conjunto generaron los rubros energía y automotriz, en cuanto a transacciones de bienes, y los servicios vinculados al turismo.

AUTOMOTRICES

Las terminales automotrices tuvieron un año favorable en lo referido a ventas a las concesionarias, aunque la producción disminuyó, debido al predominio en los stocks de las unidades importadas, principalmente ingresadas desde Brasil.

Mientras que el patentamiento de 0 kilómetro subió 10,2% interanual y alcanzó las 709.482 unidades, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la Republica Argentina (ACARA), la producción automotriz cedió 10,2% respecto de 2015, a 472.776 vehículos, en base a datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).

Por la retracción del importante mercado del país vecino la actividad automotriz local debió reducirse, pues la mitad de la producción nacional se destina al socio del Mercosur. Las exportaciones de las terminales se hundieron 20,8% el año pasado.

La salida de dólares por turismo es seis veces mayor a los ingresos

De este modo, las exportaciones automotrices de la Argentina sumaron USD 5.215 millones en 2016, ante importaciones por USD 11.890 millones, con el consecuente rojo comercial de USD 6.675 millones, "más que duplicando la salida neta con respecto al mismo periodo del año previo de USD 3.285 millones", según el BCRA. Contribuyó a este desequilibrio "durante el año la cancelación de deuda comercial acumulada por el sector".

La autoridad monetaria agregó que "colaboraron a este fenómeno, la mayor flexibilidad en las condiciones de acceso al mercado de cambios para cancelar obligaciones de este tipo, y las modificaciones en las escalas y alícuotas impositivas sobre los vehículos vendidos en la plaza local".

TURISMO

En cuanto al turismo, el balance negativo fue de unos USD 8.547 millones, según el BCRA, ligeramente por encima de las compras netas por turismo y viajes y pasajes de 2015, que rondaron los 8.400 millones de dólares. En este resultado incidió una apreciación del dólar del 20,3% el año pasado, a la mitad de ritmo que aumentó la inflación, de 40,3% en el período, según el IPC Congreso.

En 2016 las compras brutas de residentes argentinos en el mercado de cambios para viajes al exterior alcanzaron los USD 10.131 millones, seis veces más que los USD 1.584 millones que ingresaron por los gastos de no residentes por turismo receptivo.

El déficit comercial del sector automotriz se duplicó en 2016

"Debe tenerse en cuenta que la comparación respecto a los resultados de periodos anteriores de esta cuenta está condicionada por los efectos de los cambios normativos sobre la contabilización", explicó el BCRA. "A partir de la entrada en vigencia de la Comunicación 'A' 5850, pagos que con anterioridad se cursaban por alguno de los conceptos incluidos en la cuenta de servicios, hoy podrían estar siendo cursados por los conceptos de libre disponibilidad sin distinguir el uso final y dentro de los límites generales para atesoramiento. Esta situación se estaría dando para la cobertura de gastos en el exterior que se afronta con compras de billetes en moneda extranjera y cheques de viajero", especificó.

ENERGÍA

El rubro energético tuvo mucho peso en el déficit fiscal de los últimos años, debido a que las importaciones de hidrocarburos y electricidad son asumidas casi en totalidad por entes estatales, aunque este desequilibrio se atenuó un poco en 2016.

Las importaciones de petróleo, electricidad y gas contabilizadas por el Banco Central fueron de USD 6.253 millones el año pasado, 26,2% por debajo de los USD 8.470 millones de 2015, en un contexto de precios internacionales en valores que alcanzaron mínimos desde el año 2003 durante el primer semestre.

La caída de precios de la energía también golpeó a las exportaciones petroleras, que cedieron 27,1% en 2016, a USD 2.044 millones, comparadas a los USD 2.805 millones que totalizaron en 2015.

De este modo, las operaciones comerciales por energía completaron el 2016 con un rojo de USD 4.209 millones, con una disminución del déficit de 25,7% respecto de los USD 5.665 millones de 2015.