El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, cuya salida del cargo fue anunciada el pasado lunes, anunció que en el marco del blanqueo fiscal se efectivizaron 90.000 millones de dólares, que representan el 17% del PBI. "Son USD 90.000 millones de base imponible que van a empezar a tributar", añadió.

El funcionario habló de "números realmente impactantes", que superan "las expectativas más optimistas" y que los ingresos al fisco por esta operatoria alcanzaron los $82.000 millones, lo que representa un punto del PBI, pues los contribuyentes que adhirieron al sinceramiento fiscal solo tributan por un porcentaje del total de fondos y activos declarados en la amnistía.

Prat-Gay indicó en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda que se confeccionaron "235.000 declaraciones juradas, lo que supera ampliamente cualquier blanqueo de los conocidos en la región, como los de Brasil y Chile".

El actual blanqueo alcanzó 35 veces más activos que en el ejercicio del Gobierno anterior

Por otra parte, el ministro de Economía, que el próximo lunes será reemplazado por la dupla de Nicolás Dujovne (en Hacienda) y Luis Caputo (en Finanzas), enfatizó que se colocaron "USD 560 millones en bonos, fundamentalmente en el bono más largo, que implica un financiamiento directo al Tesoro nacional".

"Ya se llevan declarados 35 veces más activos que en los ejercicios del gobierno anterior", durante la presidencia de Cristina Kirchner, apuntó el economista.

Prat-Gay enfatizó su "sensación y convicción de misión cumplida, en un año duro de transición para una franja muy importante de la población".

A la par, destacó la necesidad de una "política económica gradual" en el primer año de gobierno de Mauricio Macri. "La política fiscal en 2016 estuvo al servicio de los más débiles, porque ahí incrementamos el gasto, y al servicio de la gobernabilidad para un gobierno que asumía con minorías en ambas cámaras", consideró.