La hinchada satélite de la selección argentina que sorprende a todos en el Mundial de Qatar

Cientos de ciudadanos de India se suman a los banderazos o aparecen en las tribunas durante los partidos vestidos con los colores de la Albiceleste

Se estima que arribaron a Qatar más de 35 mil hinchas argentinos, pero también hay una enorme comunidad de India que apoya a la Selección (Foto: Reuters)
Se estima que arribaron a Qatar más de 35 mil hinchas argentinos, pero también hay una enorme comunidad de India que apoya a la Selección (Foto: Reuters)

(Enviado especial a Doha, Qatar) Tienen las camisetas de la selección argentina, están a horas de entrar a ver el partido contra Australia y se emocionan con los cantos de los otros hinchas, pero jamás pisaron el país ni hablan español. Estos ejemplos se replican de a cientos por las calles de Qatar, con remeras imitación que muchas veces ni siquiera se asemejan a alguna original del último tiempo. Son tan fanáticos como cualquiera que llegó hasta las butacas del Lusail Stadium, el 974 Stadium o el Ahmad bin Ali Stadium. Son la otra gran hinchada de la albiceleste que copó Doha.

Una incalculable cantidad de ciudadanos de India fanáticos del fútbol arribó a este país para explotar su pasión por este deporte. Algunos lucen remeras de Portugal o Brasil, pero una porción mayoritaria apoya a la selección argentina. Es común verlos en el medio de los banderazos saltando a centímetros de los bombos o retirados unos metros más atrás filmando el show, incluso haciendo videollamadas a sus familiares. Son rápidamente identificables ya sea por la nacionalidad que lucen en su Hayya Card física –el pasaporte para entrar al país y moverse dentro, que tiene su versión digital y la tarjeta que muchos lucen colgada en el cuello– o porque portan alguna bandera de India, junto con diferentes distintivos celestes y blancos.

“Es increíble la cantidad de gente de India que está con la remera de Argentina, en la cancha, en el banderazo, por la calle, por todos lados”, refleja Mariano, uno de 35 mil hinchas argentinos que arribó a Doha, según estimaciones que hizo la embajada nacional en Qatar antes de la Copa del Mundo.

Lo cierto es que ellos no pretenden ver el suceso desde afuera. Casi siempre forman parte, a su modo. Algunos se aprendieron el “Vamos, vamos, Argentina”, incluso. Está claro que no son los únicos extranjeros que apoyan a la selección argentina de Lionel Messi y compañía, pero este caso puntual sorprende por la gran cantidad que se involucra en cada evento celeste y blanco en territorio qatarí.

Un grupo de fanáticos de Argentina que arribó al Lusail para ver el duelo ante Arabia Saudita
Un grupo de fanáticos de Argentina que arribó al Lusail para ver el duelo ante Arabia Saudita

En la parte sur de la India el fútbol es el juego más popular. Específicamente, en Kerala. La mayoría de las personas en Kerala apoyan a Argentina y Brasil. Si vienes en estos tiempos a nuestra provincia podrás ver una gran cantidad de tableros o referencias. Los fanáticos son de hace mucho tiempo, estos hinchas no apoyan a la Argentina sólo por Leo Messi”, aclaran ante Infobae Muhammad y Anfas, dos amigos que arribaron desde Kerala minutos antes de ingresar al estadio. “¿Maradona?”, le preguntamos. “Maradona, Batistuta, Crespo...”, enumeran como si la lista de jugadores argentinos que los enamora fuese gigantesca.

Mientras uno responde, el otro saca su celular. Muestra con orgullo una serie de imágenes. Son las gigantografías de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar que se viralizaron semanas atrás en India. Remarcan que eso ocurrió en la región de donde son oriundos. Ni siquiera se imaginan que ese hecho retumbó en la otra parte del planeta. También mencionan a Ronaldinho como otro de los promotores del fanatismo por Brasil en esos territorios.

India es el segundo país más poblado del mundo detrás de China. Se estima que en Kerala, este pequeño estado al sur del país, residen más de 30 millones de personas, casi como otra Argentina fuera del territorio. Hay más de 3.000 kilómetros de distancia hasta Doha, con el mar arábigo como gran separación, aunque hay varios vuelos directos por día hasta la nación anfitriona de la Copa del Mundo con precios cercanos a los 380 dólares.

Durante los partidos de Argentina en este torneo se viralizaron muchos videos de la euforia que hay en Bangladesh por la Scaloneta, a punto tal que el propio entrenador de la Selección les envió a los aficionados un mensaje de agradecimiento durante la última conferencia de prensa previa al choque de octavos de final: “Es lo que transmite desde hace años la camiseta de la selección argentina. Antes al estar Diego, ahora al estar Leo. Siempre ha transmitido a lo largo del mundo una locura, por la camiseta, por los colores, por la pasión argentina, por cómo es el hincha. Nos llena de orgullo que un país como Bangladesh en este caso hinche por Argentina como también hay tantos otros países”. Un censo a ojo, a mano alzada, en territorio qatarí podría decir que la segunda tanda de seguidores de la albiceleste en este torneo sin dudas proviene de India después de los nativos argentinos.

Muchos de ellos decidieron probar suerte laboral en Qatar y meses atrás crearon una especie de club, “Argentina Fans Qatar”, que tiene su propia remera albiceleste imitando a la titular de la Selección y se pasean con bombos. Si bien no es exclusivo de gente proveniente de India, ellos son mayoría. “La sensación es una mezcla de orgullo y emoción. Ver tanta gente, familias y chicos que no tienen nada que ver con Argentina y no tienen relación con el país pero sienten un fervor notable por el seleccionado, es realmente emocionante. Me causó una gran emoción ver todo eso, y lo enfervorizados que están por la Argentina, todos con su camiseta. Fue impresionante”, había dicho a Télam el embajador argentino en Qatar, Guillermo Nicolás, cuando participó de un evento que este conjunto impulsó un mes antes del pitazo inicial en la Copa del Mundo.

La gigantografía de Lionel Messi que hicieron fanáticos del crack argentino y de la Selección en India. La colocaron en un río

Seguir leyendo: