Se complica la situación de Chiqui Tapia: la Justicia confirmó que la IGJ deberá dictaminar si es válida la asamblea que lo reeligió como presidente de la AFA

Se espera que la resolución se publique en agosto. De caerse la asamblea, la entidad deberá llamar a nuevas elecciones para el período 2021-2025

Tapia tiene su bunker en Ezeiza, junto a la Selección, mientras se define su futuro político (Foto NA: MARIANO SANCHEZ)
Tapia tiene su bunker en Ezeiza, junto a la Selección, mientras se define su futuro político (Foto NA: MARIANO SANCHEZ)

Mientras forma parte de la “burbuja” de la selección argentina que participa de la Copa América, Claudio Tapia vive horas difíciles como presidente de la AFA. Es que la magistrada Mariana Callegari, a cargo del Juzgado Civil N° 59, confirmó que la Inspección General de Justicia deberá dictaminar si es válida la asamblea virtual desarrollada en mayo de 2020 que reeligió a Chiqui como titular de la Asociación del Fútbol Argentino. Si la IGJ entiende que existieron irregularidades, tal como denunciaron San Martín de Tucumán y Nueva Chicago, la entidad se vería obligada a celebrar nuevas elecciones para elegir autoridades para al período 2021-2025.

La decisión se da luego de una presentación del abogado del Santo tucumano ante el citado Juzgado en el que había presentado la denuncia por ineficacia del acto eleccionario. El club pidió la nulidad de la votación en virtud de diversas irregularidades. La más marcada es que fue convocada casi un año antes de que terminara el mandato de Tapia. Por ese motivo, San Martín, a través de su letrado, le pidió a la Justicia aguardar que se agote la “instancia administrativa”, que está a cargo de la Inspección General de Justicia, un organismo que depende del Ministerio de Justicia, antes de emitir un fallo sobre la cuestión; solicitud que ahora resultó concedida.

Debido a las restricciones por la pandemia, el año pasado, la AFA reeligió a Tapia en una asamblea virtual que respaldó a una lista única para comandar los destinos de la entidad hasta el 2025. La votación, por entonces, se realizó de manera remota teniendo en cuenta la situación sanitaria del país. La IGJ aprobó la realización del cónclave vía Zoom, pero nunca validó posteriormente lo resuelto por la asamblea. Si lo hubiese hecho, por caso, los reclamos de Chicago y San Martín hubieran resultado extemporáneos.

“Es probable que haya resolución en agosto”, señaló Ricardo Nissen, titular de la Inspección General de Justicia, en declaraciones a TT Sports, por Radio Trend Topic. “Nosotros no declaramos nulidades como los jueces, sino que declaramos irregularidades administrativas. Pero, a su vez, la cuestión está judicializada. Porque San Martín de Tucumán, aparte de ir a la IGJ y pedir la irregularidad de esa asamblea, fue a la Justicia y pidió exactamente lo mismo. Es decir, agotó las dos vías. Dice bien claro la ley que la IGJ no puede pronunciarse si la cuestión está judicializada. Lo que sucedió es que San Martín de Tucumán pidió la suspensión del juicio hasta tanto la IGJ se pronuncie”, agregó. Como quedó indicado, Callegari aceptó la solicitud y la IGJ quedó con las manos libres.

No es la única preocupación de Tapia. Al mismo tiempo, sigue con celo las causas por presunto lavado de dinero y defraudación impulsadas por la diputada Graciela Ocaña, quien denunció que Tapia favoreció a amigos y allegados con contratos millonarios de AFA. El pasado 13 de mayo, la Policía Federal realizó un operativo en la sede de la entidad en la calle Viamonte para buscar todos los documentos de los contratos impugnados.

El caso que más llama la atención a la Justicia es el de la empresa Metro World, agente digital exclusivo de la AFA. Según consta en los registros oficiales de la Asociación, presentó una propuesta el 8 de noviembre y fue aceptada el día 9, sin llamado a licitación ni paso previo por Comité Ejecutivo. Pero con una salvedad: esa empresa aún no estaba registrada como tal en Inspecciones Jurídicas de la Provincia de Buenos Aires, lo que ocurre recién el 14 de noviembre. Hay otros datos que alimentan la sospecha que ahora investiga la Justicia: Metro World cambió su razón social apenas 15 días antes de presentar su oferta a la AFA (pasó de llamarse Metro Music y ser una productora sobre todo de espectáculos musicales y teatrales a convertirse en una agencia de marketing y publicidad) y su titular es Carlos Varela, nombre conocido en el fútbol ya que por entonces era el presidente de Barracas Central, puesto al que había llegado tras la licencia que pidió en ese cargo Tapia cuando asumió en la AFA.

Tanto Tapia como Pablo Toviggino, secretario ejecutivo de la AFA, querellaron a Ocaña por el presunto delito de calumnias e injurias. Quienes están cerca de la diputada aseguran que lleva más de dos meses juntando documentación que promete ser explosiva y sería presentada en los próximos días.

La efervescencia se da en momentos en los que el apoyo a Tapia y su gestión no es tan granítico como en sus inicios, más allá de que retiene el respaldo del bloque duro del “Ascenso Unido”. Diferentes motivos fueron erosionando su imagen en el frente interno; entre ellos, la polémica definición de los ascensos en la Primera Nacional la temporada pasada (San Martín recurrió al TAS, disconforme con el formato), y las controversias irresueltas con los arbitrajes, con sospechas centradas en algunos fallos favorables a conjuntos como Barracas Central (la plataforma de Tapia hacia el poder), Mitre de Santiago del Estero (cuyo titular es Guillermo Raed, vicepresidente tercero de la AFA) o Deportivo Riestra (con la sombra del abogado Víctor Stinfale, hombre de estrechos lazos con Chiqui), hicieron mella en muchos de los que confiaban en Chiqui.

Son varios los puntos señalados como “irregulares” en la asamblea virtual. Las denuncias de Chicago y San Martín apuntan a que la convocatoria no detalló cómo debían conectarse los representantes de los clubes y que los delegados no dejaron constancia de haber recibido la misma. Al mismo tiempo, remarcan que no existen referencias a los miembros ausentes –algo que estipula el artículo 42 del reglamento general de AFA donde se especifican las votaciones–. Y subrayan que la votación fue por aclamación tras una moción de un directivo y en el acta no surge “ninguna descripción de la modalidad bajo la cual se adoptó la decisión de pasar a votación por aclamación ni la cantidad de votos con la cual se configuró la mayoría absoluta”. Todos motivos que podrían darle herramientas a la IGJ para dar por caída la elección.

¿Cuáles serían los pasos a seguir, en el caso de que así suceda? La entidad debería convocar a asamblea para elegir nuevas autoridades, mientras una Comisión provisoria se encargaría de las decisiones del día a día hasta ungir un Comité legalmente respaldado. Y la Justicia Civil, a su vez, continuaría con el proceso tras la decisión de la IGJ, culminada la pausa para esperar su determinación.

Ante la hipótesis de un nuevo llamado a elecciones, Tapia quedaría fuera de combate. Vale resaltar que nunca fue bien visto por el gobierno nacional, dado que sus componentes asocian su llegada al poder a su alianza con Daniel Angelici y al beneplácito del entonces presidente de la Nación Mauricio Macri. Con su respaldo, nació la Superliga, que se extinguió hace un año para permitir el nacimiento de la Liga Profesional, que también nuclea a los clubes de Primera, pero dentro del ámbito de la AFA, como un apéndice.

A la Liga la preside Marcelo Tinelli, el principal candidato a la sentarse en el sillón de Viamonte si hay comicios. Hay quienes también señalan a Nicolás Russo, presidente de Lanús y hombre cercano a Sergio Massa, más allá de que desea jugar políticamente en su jurisdicción. ¿Y Juan Sebastián Verón, referencia de Estudiantes de La Plata y con el posible empujón de los jugadores? “No hay que descartar un tapado”, le advirtieron a Infobae desde la AFA. Es que la política nacional, indefectiblemente, también jugará su partido. Y los dirigentes difícilmente se trencen en una disputa electoral como la que derivó en el fatídico 38-38: de haber elecciones, el nuevo presidente saldría por “consenso”.

SEGUIR LEYENDO: