Hizo un gol, fue arquero por una emergencia y selló la victoria del Sevilla con una gran atajada: el increíble partido del ex River Lucas Ocampos

El mediocampista de la Selección convirtió el único grito ante el Eibar en el inicio del segundo tiempo y pasó a ocupar el arco ante la lesión del guardameta Tomas Vaclik. Y fue doblemente héroe

La atajada de Ocampos en la victoria del Sevilla

“Fue el partido más raro de mi vida”. La declaración de Lucas Ocampos, ex mediocampista izquierdo de River e integrante del elenco estable de la Selección de Lionel Scaloni, tiene sustento. El argentino, de 25 años, convirtió el gol con el que el Sevilla derrotó al Eibar por la Liga de España. Pero también selló la victoria... Con una atajada espectacular en el décimo minuto de descuento.

¿Cómo llegó a tener los guantes en el momento decisivo del encuentro? El arquero Tomas Vaclik se lesionó cuando el Sevilla ya había hecho los cinco cambios. “Cuando dijeron que Tomas no podía seguir, dije: Me pongo yo'. Fue sin pensar, creyendo que era una jugada que iba a terminar rápido”, contó Ocampos, quien se transformó en tendencia en las redes sociales.

Así fue que en el quinto minuto de descuento llegó la arremetida de Marko Dmitrovic, el arquero adversario, que emprendió la aventura de buscar el empate. Y Ocampos, con el buzo amarillo del portero, le puso el pecho al intento, bajándole la persiana al triunfo. Luego, Jesús Navas rechazó el último lance de otro argentino: el ex Gimnasia y Ferro Pablo de Blasis.

“Era súper importante ganar hoy, era la noche que teníamos que ganar para sacar esa diferencia, para afianzar todo lo que hicimos este año”, dijo Lucas después de su alocado partido, todavía con el buzo de guardameta puesto.

Con el triunfo, Sevilla alcanzó la línea de los 60 puntos y ocupa la última plaza que otorga una plaza para la próxima Champions League. Además, está a dos unidades del Atlético Madrid, habitante del tercer puesto.

Hoy tocó sufrir, pero logramos el resultado. A veces es complicado porque los equipos se cierran mucho atrás, pero necesitábamos ganar, pero nos vamos a descansar contentos”, completó Ocampos, quien lleva 13 goles en el certamen, una marca más que interesante tratándose de un mediocampista, más allá de que en sus inicios era delantero.

Ocampos hizo la primera etapa de divisiones juveniles en Quilmes: tras su paso por el Sub 15 fue adquirido por River. Fue parte del plantel que devolvió al Millonario a la élite y luego fue vendido al Mónaco. Tras buenas actuaciones en Francia (también brilló en el Olympique de Marsella) dio e.l salto a Italia (pasó por Genoa y el Milan). Sin embargo, en el Sevilla su rendimiento se potenció, al punto de transformarse en la gran figura del equipo que pagó 15 millones de euros por su ficha. De hecho, está apuntado como uno de los mejores refuerzos de la temporada en la Liga.

Con su dinámica y agresividad logró ganarse un lugar en la renovación propuesta por Scaloni en la Selección. Y ahora amplió el menú de su polifuncionalidad: también puede rendir como arquero.

SEGUÍ LEYENDO:

La terminante frase de Oscar Ruggeri sobre el futuro de Lionel Messi

El impactante ofrecimiento por Adolfo Gaich que rechazó San Lorenzo