Danilo Ortiz está viviendo en un hotel de Mendoza que quedó vacío
Danilo Ortiz está viviendo en un hotel de Mendoza que quedó vacío

La gran mayoría de los países del mundo debieron tomar decisiones drásticas para contrarrestar el avance del virus Covid-19. Argentina optó por cerrar sus fronteras e imponer una cuarentena obligatoria que impide salir fuera de sus viviendas a los ciudadanos salvo determinadas excepciones. Estas medidas generaron situaciones inesperadas y ocasionaron pequeñas historias, como la del defensor paraguayo de Godoy Cruz Danilo Ortíz.

El futbolista de 27 años retornó al Tomba a comienzos de este año después de un paso por el fútbol español y se instaló en un hotel de Mendoza: con la cuarentena obligatoria, los turistas abandonaron el edificio y los dueños decidieron darle las llaves del complejo de 17 pisos por lo que quedaron viviendo solos.

“Los primeros dos días se fueron los turistas, los extranjeros y la mayoría de los dueños que estaban viviendo en sus departamentos. Fue ahí que la gente de la recepción vino y me dejó las llaves del departamento y del hotel. Se fueron para sus casas”, explicó en diálogo con la cadena radial CNN.

“Estoy viviendo en el hotel, adentro hay departamentos y yo alquilé uno. Tiene gimnasio, pero a veces subo y bajo los 17 pisos por la escalera", explicó sobre los beneficios que tiene a la hora de entrenarse.

El marcador central surgido de Cerro Porteño, que pasó por el Palermo de Italia, Libertad de Paraguay, Elche de España y Dorados de México, explicó que es “raro” lo que está viviendo: “Le estamos buscando el lado positivo con mi señora. Llevamos nueve días encerrados. Se hizo bastante largo. Nos mantenemos todo el día acá adentro así que uno no siente nada. Por la tarde voy al gimnasio y después vuelvo adentro”.

La pileta del hotel
La pileta del hotel

Ortíz, que también registra un pasado con la camiseta de Banfield y Racing en el país, bromeó sobre la posibilidad de recorrer todas las instalaciones del hotel Amérian que está ubicado frente a la plaza Italia de la capital mendocina: “De día sí, ¡pero de noche no me animaría a hacer eso! Pasando las 7 u 8 de la noche ya ni me animo a abrir la puerta de mi departamento. No lo haría, te imaginás si me encuentro con alguna sorpresa por ahí”.

En diálogo con el diario ovación dio más detalles de su exótica vivencia: “Yo tengo las llaves de entrada al hotel. En estos últimos días se fueron intercalando unas mujeres que se encargan de la limpieza así que ya no estamos tan solos. El día a día se hace más largo. Nos pasamos viendo películas, hablando con familiares por videollamada. No falta el tereré y la música. Escuchamos el vallenato colombiano”.

Justamente el defensor paraguayo había sido elegido por el club mendocino unos días antes de que se anuncie la cuarentena obligatoria en el país para concientizar sobre el tema: “Solamente los molesto para dejarles un mensaje. Ahora nos toca jugar a nosotros, salgan solamente de las casas si es muy necesario. Les mando un abrazo”.

Seguí leyendo: