Diego Schwartzman atendió a la prensa con una gran sonrisa. Acababa de vencer al serbio Dusan Lajovic y de asegurarse un lugar en la cuarta ronda del Abierto de Australia, igualando así su mejor actuación histórica en el primer Grand Slam del año. El divertido comentario que hizo cuando le preguntaron por su próximo rival en el torneo fue una prueba más del buen humor del Peque y del agradable clima que generó con los espectadores.

Al terminar su partido, el tenista argentino, que ocupa el puesto número 14° en el ranking ATP y que había superado al europeo por un claro 6-2, 6-3 y 7-6, aún no sabía con quién debía jugar en la próxima ronda. En el partido del otro lado de la llave aún se enfrentaban en otro estadio el número dos del mundo, el serbio Novak Djokovic, y el japonés Yoshihito Nishioka (71°). Entonces, cuando le preguntaron a quién prefería medirse, el de Villa Crespo tuvo una impensada salida.

“Solo conozco a Nishioka porque es de mi tamaño, al otro realmente no lo conozco”, bromeó Schwartzman, que habló con mucha razón: según los registros oficiales, ambos miden 1.70. La ATP recogió esta divertida cita del porteño en sus redes sociales y la calificó como “la frase del torneo”.

Schwartzman celebra su pase a la cuarta ronda del primer Grand Slam del año (REUTERS)
Schwartzman celebra su pase a la cuarta ronda del primer Grand Slam del año (REUTERS)

Finalmente, Djokovic se impuso ante el japonés y se convirtió en el rival del Peque en la cuarta ronda. Aún sin saber que debería enfrentarse a Nole, el Peque señaló: “Es un gran jugador, una leyenda de nuestro deporte. Las últimas veces que nos enfrentamos estuve muy cerca. Espero recuperarme pronto y estar listo para el domingo”.

En el historial, el serbio tiene una clara ventaja por sobre el argentino. El de la cuarta ronda del Abierto de Australia será el cuarto enfrentamiento entre ambos. Nole se impuso en los tres duelos previos. La última vez que estuvieron cara a cara fue en el Masters 1000 de Roma del 2019.

SEGUÍ LEYENDO: