El mensaje de Gabriel Heinze para modernizarse


Cada conferencia de prensa de Gabriel Heinze deja alguna perlita para analizar y la previa del duelo ante Colón que se disputará el domingo (desde las 19.40) no fue la excepción. Desafiante como siempre, el Gringo abrió las puertas a confesiones y reconoció que está llevando a cabo una transformación para “modernizarse” en pos de tener una mejor llegada a los jóvenes jugadores de su plantel.

“Ha cambiado mucho, no futbolísiticamente si no todo un poquito y hay que modernizarse. ¡A mí me cuesta mucho! Yo dibujo mucho, a mí me cuesta. Hoy los chicos para mostrarles un video, es mejor mandárselo al celular por ejemplo. ¿Usted sabía eso? Porque están con el celular. Entonces, están tomando mate y lo ven en el celular. Si lo que vos querés es que vean lo que vos querés. Antes a nosotros, nos veía el entrenador y no había una mosca. Bueno, han cambiado mucho. ¿Es bueno, es malo? Depende”, reconoció ante los periodistas en una pregunta que tuvo como disparador la diferencia generacional entre la vieja camada de entrenadores y la actual.

No educo a los que tengo en mi casa como me han educado a mí porque las cosas han cambiado muchísimo. Sí los valores, sí los principios, pero hay cosas que la verdad yo como padre estoy cediendo y a mí nunca me cedieron, pero porque las cosas cambian. Van cambiando varias cosas, sin perder lo que es algo principal para uno. Creo que también hay muchísimas cosas que ver. Antes había una forma, el futbolista era de una forma, el entrenador podía hacer una cosa con los futbolistas porque venían distintos a los de ahora. Ahora el jugador de fútbol es completamente distinto a lo que yo era como jugador de fútbol y uno se tiene que adaptar y ver cómo llegarle”, aceptó.

Tomando como parámetro las herramientas tecnológicas que ayudan al análisis de cada aspecto del fútbol, explicó también la diferencia entre los técnicos: “Hoy los entrenadores más jóvenes también puede ser que tenemos más herramientas, hemos tenido otras vivencias, pero no es ni bueno ni malo. Cambian las cosas y los que vengan después que nosotros van a tener otras posibilidades. Lo importante es cómo ve uno el fútbol. Usted ve de una manera, yo veo otra; se tienen que respetar, nada más. No poner dudas cuando se pierde o no alabar demasiado cuando se gana, hay que estar en un término medio”.

Teniendo esta confesión sobre los videos como disparador, otra consulta giró en torno a las sesiones de videoanálisis que realizó durante los últimos días y la duración. Sin embargo, lo que generó el enojo es el conocimiento que tenían los periodistas de esta situación: “No, no fueron de 15 minutos. Le han informado mal eh. Al que le haya informado, dígale que sería muy correcto que las cosas que se hacen en privacidad en un plantel, se queden en un plantel. Aconsejenlo. Porque es muy bueno, posiblemente sea un chico que recién empieza y crea que eso es bueno. Y capaz que después, como creo que usted es bastante hábil, le puede sacar otra cosa que perjudique. Porque es así. Pero aconséjele aunque no diga nada. Que está muy bueno también un consejo de esos...”.

Seguí leyendo: