Fulminante KO del Avión Gauto

El boxeo argentino (y mundial) está atravesando un momento de crisis. En tiempos en donde el show se impone como máxima fundamental, sin tener en cuenta el talento de los protagonistas, la aparición de Agustín Gauto es una esperanza para los amantes del popular deporte que supo tener entre sus filas a personajes inolvidables como Carlos Monzón, el Mono Gatica, Nicolino Locche y Ringo Bonavena, entre tantos otros que tan bien representaron a la bandera nacional.

El Avión no es ningún youtuber, ni se mimetiza con las tendencias tediosas de la actualidad. El joven de Lanús es un boxeador de la vieja escuela. Noqueador. Y así lo demostró en su última presentación ante el venezolano Kenny Cano.

El bonaerense de 21 años que se ubica cuarto en el ranking minimosca de la Organización Mundial de Boxeo, impuso su jerarquía en el segundo round, cuando una catarata de golpes combinados dejó a su rival en la lona. Su derecha fatal y fulminante terminó con el duelo para que Gauto se quede con una victoria clave en su objetivo principal: desafiar al campeón minimosca de la OMB, el mexicano Elwin Soto.

El Avión ha encadenado 14 victorias (nueve a través de la vía rápida) desde su debut como profesional en septiembre de 2017. Sus producciones hicieron que los ojos del boxeo se centren en él, dado que la ausencia de campeones mundiales alimenta las esperanzas en él. Sin dudas, la del sábado a la noche se suma al repertorio de victorias inolvidable como las que protagonizó ante el colombiano José Antonio Jiménez en Panamá y al mexicano Jesús Cervantes Villanueva en Sonora.

Seguí leyendo