Fue en la edición de la Sudamericana 2007 cuando Gustavo Alfaro consiguió lo que pretende en la actualidad: eliminar a River de una copa y clasificarse a la final. Con las semis de la Libertadores en marcha, bien vale recordar un episodio histórico para el club de Sarandí y Lechuga.

Daniel Passarella había reemplazado a Mostaza Merlo como entrenador millonario a principios de 2006. Los resultados no estuvieron ni cerca de ser los esperados. Fue un primer año con eliminación en cuartos de la Libertadores y octavos de Sudamericana, más el tercer puesto en los dos torneos locales. Ya en el primer semestre de 2007 terminó cuarto en el Clausura y se despidió en primera ronda de la Libertadores que ganó el Boca de Miguel Ángel Russo. Para colmo, Ramón Díaz se consagró como DT de San Lorenzo.

Con la soga al cuello comenzó el último semestre de un ’07 en el que él mismo se puso plazos: “Si no gano un título, me voy”. La campaña a nivel doméstico fue decididamente mala y terminó con River en el puesto 14. Pero la nave se enderezó en la Sudamericana, principal objetivo.

El Millonario venía de eliminar a Botafogo y Defensor Sporting y se topó con el humilde Arsenal de Alfaro, que se había cargado en la fase preliminar a San Lorenzo y luego a Goiás de Brasil y Chivas de Guadalajara.

La ida fue en Sarandí y Passarella sorprendió con Leonardo Ponzio como lateral izquierdo. El once fue: Juan Pablo Carrizo; Eduardo Tuzzio, Cristian Nasuti, Danilo Gerlo, Ponzio; Nicolás Domingo, Oscar Ahumada, Fernando Belluschi; Ariel Ortega; Radamel Falcao y Marco Ruben (luego entraron Mauro Rosales, René Lima y Diego Buonanotte).

Arsenal vs River - Sudamericana 2007 - Partido de Ida

El corto plantel del Viaducto tuvo como representantes inciales a: Mario Cuenca; Javier Gandolfi, Josimar Mosquera, Aníbal Matellán, Cristian Díaz; Sebastián Carrera, Israel Damonte, Carlos Casteglione, Diego Villar; Leonardo Biagini y José Luis Calderón (ingresaron Martín Andrizzi, el Papu Alejandro Gómez y Santiago Raymonda). Pasó poco y el cero se evidenció en los arcos. Quedó todo por resolverse en el Monumental.

Para la revancha hubo cuatro cambios en River (Ferrari por Gerlo, Lima por Domingo, Buonanotte por Falcao y Andrés Ríos por Ruben) y dos en el Arse (Andrés San Martín por Damonte y Javier Yacuzzi por Villar). La visita tuvo un par de aproximaciones importantes pero con el correr de los minutos el Millonario monopolizó el juego y convirtió lentamente en figura al arquero Mario Cuenca.

La lesión de Ortega cuando el reloj apenas había pasado los 20 minutos de juego fue el presagio de una noche oscura para River. No hubo forma de abrir el candado que Cuenca le puso a su valla con un ex Boca como Aníbal Matellán como baluarte de su defensa. Para colmo a falta de 10 minutos para el final Oscar Ahumada le dio un planchazo al Papu Gómez y vio la roja. Todo se hizo cuesta arriba.

Arsenal vs River - Sudamericana 2007 - Partido de Vuelta

El mismo Cuenca que había sido figura en tiempo reglamentario redobló la puesta en la tanda de penales. Contuvo las ejecuciones de Belluschi y Lima, convirtió el suyo e hizo delirar al puñado de fanáticos que le habían hecho frente a un Monumental repleto.

Así fue que Arsenal volvió a eliminar de la Sudamericana a River (como por la segunda fase de la edición 2004) y se encaminó a un título inolvidable contra América de México.

Un grupo de hinchas de River reunido en el hall de Monumental para pedir por la renuncia de Passarella (FotoBaires)
Un grupo de hinchas de River reunido en el hall de Monumental para pedir por la renuncia de Passarella (FotoBaires)

La pena quedó del lado riverplatense, con la protesta generalizada de muchos hinchas y socios que se agolparon en el hall del Monumental cuestionando a un Passarella que se vio obligado a dar un paso al costado.

Ahora Alfaro pretende repetir con Boca la hazaña que alguna vez logró con Arsenal.

SEGUÍ LEYENDO