Franco Armani, arquero de River (Foto: AFP)
Franco Armani, arquero de River (Foto: AFP)

Franco Armani salió a jugar el último partido del semestre con la camiseta de River con una presión extra. ¿El motivo? Su reciente convocatoria a la Selección y sobre todo la lesión de Sergio Romero que lo posicionó como el principal apuntado para ser el arquero titular en el Mundial de Rusia.

Como suele ocurrir en los últimos partido, o casi desde que llegó a River, la jornada de Franco Armani arrancó con una gran ovación que bajó desde los cuatro costados del estadio Monumental. Esto ocurrió cuando lo nombró la voz del estadio y también cuando pisó el campo para realizar los ejercicios precompetitivos.

Franco Armani respondió muy bien ante la única jugada de peligro que creó Flamengo. A los 7 minutos del primer tiempo, Lucas Paquetá sacó provecho de un error de Gonzalo Montiel y remató cruzado. Atento estuvo el arquero para despejar.

La atajada de Franco Armani, en la única jugada de peligro que creó Flamengo

A lo largo del partido, Armani se mostró sobrio con los pies y sin mayores complicaciones. Pudo sortear con éxito la presión detallada antes y sobre todo el mal estado del campo de juego, que complicó con los piques de la pelota y a algunos compañeros a la hora de hacer pie.

SEGUÍ LEYENDO: