Cecilio Domínguez denunció discriminación a su hijo de 5 años por presunto coronavirus

El 18 de marzo pasado, el paraguayo Cecilio Domínguez dio negativo en estudio de dengue. El delantero de Independiente se había sometido al estudio luego de tener los síntomas los días previos. El parte médico oficial del Rojo detalló que el resultado de la serología para dengue dio negativo y el jugador evoluciona “de buena manera”.

Luego de cinco días de reposo, Domínguez se reincorporó al plantel dirigido por Lucas Pusineri luego de superar un cuadro febril, de cefalea y mialgias, que coincidían con los síntomas del dengue.

Desde que se decretó la cuarentena, el paraguayo realiza en su domicilio la rutina física que entregó el cuerpo técnico del equipo de Avellaneda para el período de aislamiento por el coronavirus. El club licenció al plantel hasta nuevo aviso, ya que debido a la situación sanitaria en el país aún no se determinó la fecha exacta de la vuelta a los entrenamientos.

Este miércoles, Cecilio Domínguez dialogó con Closs Continental y describió el duro momento que atravesó en esos días. El delantero de Independiente denunció discriminación hacia su hijo de cinco años en el jardín por presunto coronavirus. “Sentir ese desprecio fue muy fuerte y feo, pero entiendo a los padres que quieren cuidar a sus hijos”.

Argentina's Independiente Cecilio Dominguez (R) celebrates with a teammate after scoring a goal against Colombia's Rionegro Aguilas during a Copa Sudamericana football match at the Alberto Grisales stadium, in Rionegro, Antioquia department, Colombia on May 21, 2019. (Photo by JOAQUIN SARMIENTO / AFP)
Argentina's Independiente Cecilio Dominguez (R) celebrates with a teammate after scoring a goal against Colombia's Rionegro Aguilas during a Copa Sudamericana football match at the Alberto Grisales stadium, in Rionegro, Antioquia department, Colombia on May 21, 2019. (Photo by JOAQUIN SARMIENTO / AFP)

Sin embargo el paraguayo fue crítico con aquellos que se guían de las redes sociales con falsas acusaciones: “Como me dolía el cuerpo y la cabeza acordamos con el doctor que lo mejor era hacer reposo por todo lo que estaba sucediendo. Nunca tuve fiebre ni nada parecido al virus, pero ahí la gente empezó a decir que como no entrenaba yo estaba infectado”.

Y realizó un duro relato en cómo afectó esta situación en su familia, sobre todo en su hijo de cinco años. “Lo tuvimos que ir a buscar a la escuela porque los niños y las mamis se enteraron por redes sociales que supuestamente tenía el virus. Fue muy feo sentir ese desprecio y que te miren así. La gente aseguraba que yo tenía coronavirus”.

Y reveló el doloroso diálogo con su hijo: “Tiene cinco años y cuando llegó a casa se dio cuenta que lo hizo más temprano de lo habitual. Se sentó junto a mí y me dijo: 'Papá, ¿sabés por qué vine temprano? Porque la maestra dijo que yo tengo coronavirus”. Y agregó: “Fue algo muy fuerte y muy feo. No lo denuncié porque me pongo en el lugar de todos los padres de niños que van a la escuela. Me puse en su lugar y lo tomé de la mejor manera. Obviamente, hay un virus muy fuerte que está pegando en el mundo y seguramente nadie va querer que su hijo tenga ni contagie a nadie. Lo entiendo”.

Domínguez contó que en ese momento se hizo el estudio correspondiente que descartó coronavirus y dengue. “Llevé los resultados a la escuela y al country y todos se tranquilizaron”, precisó.

Otras frases destacadas de Cecilio Domínguez

"Hoy en día quizás no me están saliendo las cosas, y sé que el hincha de Independiente es muy exigente. Hoy no estoy jugando por razones lógicas, y hay otras cosas mías que no voy a decir públicamente. Nunca estuve en esta posición y no me gusta. No sé por qué el técnico no me tuvo en cuenta en los últimos partidos, entiendo que él quiera probar a algunos juveniles, lo que está súper bien. Pero obviamente quiero jugar yo”.

“No estoy demostrando lo que puedo dar. Entiendo el reproche de la gente, pero nunca me pasó que me silben. Soy consciente de que voy a salir de este bajón. Este parate me ha servido para repensar algunas cosas, en lo que voy a hacer y en lo que hice. Con los silbidos uno se siente muy mal. Contra Gimnasia, Pusineri habló conmigo y me explicó por qué me sacó a los 5 del ST. Yo nunca hice gestos. Que la gente sepa que voy a cambiar los silbidos por aplausos”.

“No me están saliendo las cosas, pero hay altas y bajas. El hincha de Independiente se está haciendo sentir. Está súper bien poner a los juveniles, los apoyo desde mi lugar. Desde que llegué me hicieron sentir que tenía que ser el mejor porque pagaron una suma muy alta por mí. A Gaibor también lo trataron muy duro, y aprendí de eso. Soy consciente con lo que estoy haciendo no alcanza para satisfacer a los hinchas y al club”.

Seguí leyendo: