El astro brasileño Edson Arantes do Nascimento, Pelé, bicampeón de la Copa Libertadores con el Santos, opinó sobre la final de la competencia que el próximo sábado enfrentará a River y a Flamengo en el estadio Monumental de Lima. En una entrevista con la agencia EFE, señaló le sorprendió la “ascensión” del Fla, que no había tenido una primera parte del año irregular, y auguró una final “difícil” contra el Millonario.

“Fue una sorpresa el ascenso del Flamengo. Es una cosa maravillosa lo que está ocurriendo”, afirmó el ex delantero brasileño sobre el buen estado de forma del club de Río de Janeiro. El tricampeón mundial con su selección (1958, 1962, 1970) alertó que los equipos argentinos “son siempre difíciles”, aunque no tiene ninguna duda de que será “un partido maravilloso” para todos los aficionados del fútbol.

Fue en el momento de darle un consejo a Flamengo cuando pronunció una frase que generó polémica. Pelé le recomendó a los cariocas que “se preocupen por su equipo” y “jueguen al fútbol”, sin entrar en provocaciones; sugiriendo que River puede ser el causante de llevar el encuentro al terreno de las fricciones.

“La provocación de los argentinos de la que todos hablan es la misma que la de los uruguayos, dependiendo del equipo; los chilenos también actúan así, es una cosa que queda dentro del campo”, subrayó. “Cualquier jugador que entre en campo y llame la atención siempre tendrá a alguien marcándole, provocándole, eso es una cosa que va a ocurrir siempre, es natural”, completó.

Las palabras del ex atacante van en la misma sintonía de las de Rodrigo Caio, jugador del Fla. “Sabemos de la rivalidad entre Brasil y Argentina, de la grandeza del juego. Es normal que haya bastante ‘catimba’ principalmente del equipo de ellos por la forma en la que juegan, pero nosotros tenemos jugadores con mucha experiencia”, dijo ayer. El defensor usó el término “catimba” para referirse a “sacar ventaja”.

Pelé, hoy con 79 años, fue campeón de la Copa Libertadores en dos ocasiones con la camiseta del Santos (1962 y 1963). En la primera, el conjunto albinegro se impuso a Peñarol en una final que se decidió en el partido de desempate, donde el mítico dueño de la camiseta N° 10 anotó dos de los tres goles de su equipo.

De la segunda definición, el astro guarda un recuerdo especial, pues fue ante Boca Juniors. En el encuentro de ida Santos ganó 3-2 y en el de vuelta, celebrado en La Bombonera, repitió victoria por 1-2, con gol incluido del atacante.

“No es posible olvidar ese partido, final de un campeonato, contra un equipo rival, vecino, argentino. Es una de las cosas que uno no olvida nunca porque realmente antes del partido estábamos con esa preocupación, aquel nerviosismo, fue una cosa maravillosa que no olvidamos”, recordó.

“Espero que Brasil tenga una nueva oportunidad de ganar la Libertadores con el Flamengo”, concluyó Pelé.

Con información de EFE

SEGUÍ LEYENDO: