A tres meses del Mundial femenino, se viven tiempos de cambios en la Selección y en el toreno local
A tres meses del Mundial femenino, se viven tiempos de cambios en la Selección y en el toreno local

El próximo 7 de junio, con el partido entre el seleccionado anfitrión y Corea del Sur en el estadio Parque de los Príncipes de París, comenzará el Mundial de fútbol femenino de Francia 2019. El certamen marcará el regreso de la selección argentina a una Copa del Mundo después de 12 años de ausencia. A tres meses de este gran desafío, la disciplina atraviesa una etapa de crecimiento, replanteos y nuevos objetivos en el país.

En el marco de la preparación para el Mundial, el conjunto "Albiceleste" acaba de terminar su participación en la Copa de las Naciones de Australia. Allí sufrió tres derrotas consecutivas: 5-0 ante Corea del Sur, 2-0 ante Nueva Zelanda y 3-0 ante el local. Más allá de los resultados adversos, las jugadoras argentinas destacaron la posibilidad de competir a nivel internacional, algo con lo que no contaban hasta hace tan solo unos meses.

"Con estos partidos nos damos cuenta a qué nos vamos a enfrentar en Francia y en dónde estamos paradas hoy en día. Nos sirve para seguir corrigiendo cosas, para tomar los errores como aprendizajes y, de eso, sacar conclusiones. La idea es progresar juntas para llegar a nuestro objetivo", sostuvo Adriana Sachs, defensora del elenco nacional.

Adriana Sachs, defensora de la selección argentina
Adriana Sachs, defensora de la selección argentina

En ese sentido también se manifestó la mediocampista Ruth Bravo: "Le damos mucho valor a las fechas FIFA. En Argentina lamentablemente nunca se hicieron antes y hoy para nosotras son muy importantes, sobre todo, de cara a la Copa del Mundo".

Ambas jugadoras coincidieron en que, en la actualidad, el fuerte del equipo "Albiceleste" es la unión del grupo. Sin embargo, hicieron hincapié en la necesidad de sostener este tipo de competencias ante seleccionados de gran jerarquía para mejorar el nivel en lo técnico y lo táctico.

"Hay que seguir con este roce internacional, que es mucho más exigente que el que tenemos en Argentina. Sumar partidos de élite nos ayuda mucho a crecer", consideró Sachs, que juega en la UAI Urquiza. En tanto que Bravo, que actualmente milita en el CD Tacón de la Segunda División de España y a quien todos conocen como "Chule", valoró el hecho de que muchas de las integrantes del plantel estén jugando en el exterior. "Es un plus", aseguró, y agregó: "Tenemos que trabajar con atención para seguir mejorando día a día".

Ruth Bravo, en el partido ante Corea del Sur en la Copa de las Naciones
Ruth Bravo, en el partido ante Corea del Sur en la Copa de las Naciones

Tanto Sachs como Bravo han atravesado los momentos de desidia que sufrió la selección femenina (los dos años entre 2015 y 2017 sin entrenador ni competencias internacionales) y hoy son parte de un grupo que disfruta de las recompensas que les dio la lucha y el "plantarse" ante las injusticias.

Con el paro convocado en septiembre de 2017 (debido a que la AFA no les pagaba -ni les aumentaba- los viáticos por ir a entrenar), las jugadoras emprendieron una pelea que dio sus frutos: lograron mejores condiciones de trabajo, mayor reconocimiento y eso llevó a alcanzar la clasificación al Mundial tras vencer en el repechaje a Panamá.

"Hubo bastantes cambios y fueron gracias a nosotras mismas", recalcó Sachs, al mismo tiempo que sostuvo que el boleto a Francia 2019 "no fue nada fácil" y que se consiguió con "mucho sacrificio, disciplina y compromiso" de las jugadoras y del cuerpo técnico. Ante el desafío que implicará para el conjunto nacional participar de una cita mundialista tras ausentarse de las últimas dos ediciones, adelantó: "No vamos a regalar nada, en cada partido vamos a dejar todo lo que tenemos para llegar a nuestro primer objetivo".

Lo alcanzado hasta el momento es solo el punto de partida, el puntapié inicial para cosas mucho más grandes en el fútbol femenino argentino. Al menos así lo piensa Bravo. "Esperamos hacer un muy buen Mundial para seguir abriéndoles el camino a quienes vienen atrás. Queremos dejar a Argentina donde se lo merece", señaló la ex jugadora de Boca.

“Chule” apuesta a abrir el camino para las generaciones que vienen
“Chule” apuesta a abrir el camino para las generaciones que vienen

Las deudas con la Selección y la apuesta por su crecimiento a través de acciones concretas es solo una de las aristas de la compleja trama del fútbol femenino en la Argentina. Otro de los aspectos que atañe a la actividad y que ha tomado más fuerza que nunca en los últimos meses es el reclamo por la profesionalización.

Sachs y Bravo no dudaron: ambas se manifestaron de acuerdo con ponerle fin al amateurismo de la actividad en el país para lograr de esa manera un salto de calidad.

"Si conocieran cómo es la vida de cada chica que practica este deporte, se darían cuenta de que realmente se necesita que sea profesional para seguir manteniendo en pie la disciplina y para que, en un futuro, lleguemos a ser potencia mundial", planteó la defensora, en tanto que "Chule" se ilusionó con que "este sea un gran año para el fútbol femenino en Argentina en esta pelea que no es de ahora, sino que tiene muchos años".

Sachs también fue parte del plantel que realizó la gira por Australia
Sachs también fue parte del plantel que realizó la gira por Australia

No solo las jugadoras palpan cómo la situación se va modificando -con pasos lentos, tal vez, pero firmes- y cómo la atención hacia el fútbol femenino se vuelve cada vez más importante en el país. Para Evelina Cabrera, el crecimiento del movimiento de mujeres y de la visibilización de sus luchas ha sido un factor clave.

"Estoy convencida de que todo esto tiene que ver con el movimiento feminista global, con los espacios que fuimos ocupando de a poco. Hoy las mujeres tenemos un rol más activo, somos más independientes. Eso generó que haya otro tipo de movimiento y potenció todo. Se nota en las acciones: hoy las chicas alquilan la cancha, se compran los materiales. Ya no esperan: generan y eso está buenísimo. Ya no estamos en el lugar de la queja, sino en el de la lucha y en el de accionar para lograr lo que queremos", valoró la presidenta de AFFAR (Asociación Femenina de Fútbol Argentino), entidad que apuesta al desarrollo de la disciplina en todo el país a través de acciones que hacen hincapié en lo social y lo educativo.

En ese sentido, resaltó que el deporte les da la posibilidad a muchas mujeres de "relacionarse con otros y de adquirir normas y valores que muchas veces son pasados por alto".

Cabrera supo ser jugadora, pero hoy ocupa otros roles: da clases de fútbol en cárceles a mujeres privadas de su libertad. Además, trabaja en Boca Juniors en el desarrollo de actividades de género y es parte de la Comisión Directiva en el club Atlas.

Evelina Cabrera es ex futbolista y presidenta de AFFAR
Evelina Cabrera es ex futbolista y presidenta de AFFAR

Todas estas funciones le permiten tener diferentes miradas. Aunque asegura que hoy ya no hay tantos prejuicios para las mujeres que quieren jugar al fútbol, piensa que la inserción más complicada es en el ámbito de la dirección técnica o de la dirigencia. "Allí es difícil el panorama de la mujer. Es un camino que tenemos que empezar a abrir. Hay que ocupar esos lugares para proyectar el futuro de las que vienen, para que les sea más fácil acceder", apuntó.

Consultada sobre el reclamo respecto de la profesionalización, la presidenta de AFFAR se manifestó a favor: "Es lo que más anhelo, es algo que nos corresponde". Para ella, el fin del amateurismo será posible siempre y cuando se elabore una planificación con un programa desarrollo de la disciplina en todo el país que tenga "un abordaje realista de la cuestión". Por eso apostó a tener una mirada federal, "que tenga en cuenta las realidades de los clubes y de las jugadoras de cada provincia".

"Hoy no sabemos con cuántas jugadoras cuenta el país: muchas no están inscriptas o no tienen apto médico. El interior es otro mundo, hay otras realidades y tenemos que estar presentes. Tenemos que darnos cuenta de que el país es grande, de que hay mucho territorio para trabajar", sostuvo. Y, para dar cuenta de la deficiencias de la práctica del fútbol femenino en el interior, graficó: "Hay partidos en los que ni siquiera hay jueces de línea…".

Cabrera opinó que "con un plan bien desarrollado" el fútbol jugado por mujeres "hasta puede ser un gran negocio" en Argentina: "Pero este es un país machista. Piensan 'son minas, quién las va a ver' y no se puede ver más allá de eso. Cuando vean lo que se están perdiendo, ahí cambiaría todo".

Aunque se esperanzó con que el Mundial pueda hacer crecer aún más el interés del público argentino por el fútbol femenino, la representante nacional en ONU Mujeres lamentó que este certamen se juegue al mismo tiempo que dos torneos masculinos de gran relevancia: la Copa América y que la Copa de Oro de la Concacaf.

Para Cabrera es clave el desarrollo del fútbol femenino en el interior del país
Para Cabrera es clave el desarrollo del fútbol femenino en el interior del país

Más allá de eso, en el seno de la Selección solo piensan en generar una revolución cuando la camiseta celeste y blanca salga a la cancha en el debut en Francia 2019, que será el próximo 10 de junio ante Japón en el Parque de los Príncipes.

"Por lo que veo en las redes, mucha gente nos apoya y sabe de nuestra clasificación. Hemos llenado el estadio de Arsenal, y mucha gente se quedó afuera con ganas de estar presente en ese gran escenario. Creo que Argentina está feliz de que podamos estar en Francia. Vamos a representar al país y eso para nosotras es un orgullo y un hermoso compromiso", concluyó Sachs.

La selección argentina acaba de culminar una gira internacional en el marco de una fecha FIFA, los clubes nacionales -de a poco y con muchos pasos aún por darse- empiezan a darle más relevancia a sus equipos femeninos con acciones concretas (el clásico entre San Lorenzo y Huracán se jugó hace algunos días en el Nuevo Gasómetro en la previa del partido masculino entre el local y Argentinos Juniors, mientras que las chicas de Boca harán su debut en La Bombonera ante Lanús el próximo sábado como preliminar del duelo de lo varones ante "El Ciclón") y cada vez más mujeres se animan a vencer los prejuicios y seguir su deseo de "ponerse los cortos". Aún con muchas deudas por saldarse, a tres meses para el comienzo del Mundial, las posibilidades de revolucionar la disciplina en el país están más firmes que nunca.

SEGUÍ LEYENDO: