Defensa y Justicia derrotó a San Lorenzo sobre la hora y alcanzó a Racing en la cima de la Superliga. El final fue con escándalo: el árbitro Nicolás Lamolina expulsó a Fernando Monetti por una supuesta agresión a un alcanzapelotas local y como el Ciclón no tenía más cambios, Gonzalo Rodríguez terminó siendo arquero.

Luego de la polémica, hablaron los protagonistas. Federico Luque, recogebalones y defensor de la séptima división del Halcón de Florencio Varela, denunció al guardameta del club de Boedo: "Dejé la pelota para que venga y se acerque. Cuando me la saca, me pega en la costilla, me dejó sin aire".

El juvenil dijo que el golpe le dejó un poco colorada la zona y que Monetti le recriminó la pérdida de tiempo con un insulto ("pendejo pelotudo"). Además, reveló que los futbolistas de Defensa celebraron la acción y le prometieron regalarle una camiseta. "¿Si espero que Monetti me llame? No se puede esperar nada de ese, ya pasó en otro partido que agredió a otro jugador", concluyó.

Más tarde el que afrontó los micrófonos fue el jugador de San Lorenzo: "Le pedí la pelota, me miraba y no me la dio. Se la saqué y la tiré para el medio, no entendía qué había pasado. No fui con intención de golpearlo, no sé qué interpretó. Me sorprendió que el chico se haya caído".

Cuando le preguntaron si lo había insultado, Monetti dijo que "le saqué la pelota y enseguida la tiré para adelante. Si se cae por un insulto, es medio raro. Fue sin mala intención, yo estuve en el lugar de ellos (los alcanzapelotas) y entiendo el juego que hacen".

SEGUÍ LEYENDO