Iban apenas 14 minutos del amistoso entre Unión y Boca cuando Braian Álvarez se lesionó y debió ser reemplazado. Leonardo Madelón mandó a la cancha a Augusto Lotti, una de las jóvenes apuestas con las que cuenta en el plantel. Nadie hubiera esperado que el punta surgido en Racing terminaría siendo la figura y marcaría los dos tantos del 2-0 del Tatengue.

Este habilidoso atacante tiene 22 años y es oriundo de Salto, provincia de Buenos Aires. En época de sexta división empezó a dar que hablar en las inferiores de la Academia, pero sin lugar en el plantel de Primera, cuando llegó a la edad justa, decidió probar suerte en el exterior.

Así fue que firmó a préstamo en el FC Wohlen, de la segunda división de Suiza. Estuvo dos temporadas en este exótico destino y sumó experiencia aunque no terminó de despuntar y retornó a Avellaneda.

La temporada 2017/2018 lo tuvo en el equipo de Reserva de Racing, donde convirtió varios tantos y llamó la atención de los hinchas. En su arribo a la institución, Edgardo Coudet lo analizó y valoró sus cualidades, pero optó por otras alternativas como prioridad y la dirigencia tomó la decisión de renovarle contrato y cederlo nuevamente.

Fue la entidad santafesina la que pidió por él y Madelón cuenta con sus servicios desde mediados de 2018. Sin embargo, lo utilizó poco: apenas entró sobre el final del partido en el que Unión fue eliminado por Sarmiento de Resistencia en Copa Argentina. Todavía no tiene minutos en encuentros por el campeonato argentino de primera división.

Su gran actuación le abre puertas para entrar en la consideración del cuerpo técnico y empieza a justificar por qué posee una cláusula de rescisión de 8 millones de euros.

En la semana había hecho muchos goles y repitió justo contra Boca: "Venía motivado y esperaba la chance para jugar y demostrar. Sabía que corría de atrás, pero que iba a tener la oportunidad. Entrené durante todo este tiempo para aprovecharla". Un ejemplo de constancia.

SEGUÍ LEYENDO