La decepción de River tras la caída en la semifinal en el Mundial de Clubes (Foto: AP)
La decepción de River tras la caída en la semifinal en el Mundial de Clubes (Foto: AP)

Fue un golpe inesperado para River, que esperaba con ansias una final del Mundial de Clubes frente al Real Madrid: cayó 5-4 por penales ante el local Al Ain y el sueño se esfumó. El sorpresivo tropiezo, que llegó tras el 2-2 en tiempo suplementario, se explica en el bajo nivel de muchas individualidades del plantel campeón de América, sobre todo de mitad de cancha hacia atrás, ¿y también por algún ápice de exceso de confianza?

Franco Armani (4): a pesar de que River logró coronarse en la Copa Libertadores frente a Boca, el nivel del arquero, gran figura a lo largo de 2018, viene en baja y en Emiratos Árabes mantuvo la sintonía. Floja respuesta en el 0-1 (el balón le pasó entre las piernas); en el segundo, pese a la buena acción de Caio, la pelota ingresó por el primer palo. Tuvo dos buenas intervenciones, a puro reflejo, una en cada tiempo, pero no se mostró firme en las salidas. En los penales estuvo cerca tres veces.

Franco Armani (AP)
Franco Armani (AP)

Gonzalo Montiel (3): uno de los más flojos del equipo, si no el más flojo. A sus espaldas, el Al Ain generó las acciones más riesgosas. Además de sus problemas en el retroceso, no tuvo decisión ni precisión en las proyecciones.

Jonatan Maidana (4): uno de los que sufrió la falta de referencia de un 9 clásico en el Al Ain. Sufre cuando lo obligan a salir del área y termina cometiendo infracciones o paga en el mano a mano. También tuvo algunas salidas en falso.

Javier Pinola (REUTERS)
Javier Pinola (REUTERS)

Javier Pinola (3): un escalón debajo de Maidana. Sufrió la habilidad de Caio fuera del confort del área y falló en su fuerte: la conducción desde el fondo. Un par de errores suyos propiciaron jugadas peligrosas para los locales. Perdió con Berg en el 0-1. Para el olvido.

Milton Casco (5): el mejor de la defensa, por voluntad y empuje para atacar. En uno de sus intentos "fabricó" el penal que dilapidó Gonzalo Martínez.

Ignacio Fernández (4): lejos de la versión que mostró en el segundo tiempo contra Boca, que provocó los elogios de Juan Román Riquelme. Discontinuo, apareció de a pinceladas.

Leonardo Ponzio (3): otro futbolista que no estuvo a la altura de la semifinal. Muy impreciso, sin peso en el medio para controlar los tiempos del partido y evitar que se transformara en un ida y vuelta.

Exequiel Palacios (4): protagonista de una de las grandes polémicas del primer tiempo, cuando la pelota dio en su mano y Al Ain reclamó penal. No se involucró en el juego al nivel que River lo necesita. Junto con Fernández, el primer reemplazado.

Gonzalo Martínez (4): Inquieto, buscó desequilibrar permanentemente a pesar de que no tuvo la jornada más lúcida y a veces se obstinó en el mano a mano. Asistió con buen tino a Rafael Santos Borré para el segundo gol del Millonario, pero dilapidó el penal (su remate dio en el travesaño) que podría haberle dado la clasificación a River.

Rafael Santos Borré (AFP)
Rafael Santos Borré (AFP)

Rafael Santos Borré (7): el más activo y, junto con Pratto, el que entendió que los festejos por el enorme triunfo ante Boca habían terminado. Jugó el encuentro con plena seriedad, presionando la salida del adversario como es habitual y sin perder olfato de gol. Anotó los dos tantos de River (uno a puro oportunismo, el otro con una buena definición).

Lucas Pratto (6): aunque no anotó, aportó presencia, incluso se animó al desequilibrio individual. Aguantando de espaldas o de frente a los marcadores, intentó mostrar el camino.

Enzo Pérez (4): luego de su ingreso, River tuvo un buen trance, con equilibrio en el medio y el ex Godoy Cruz ofreciendo buena salida, lo que generó que el conjunto de Núñez se afincara en campo contrario. Ya en tiempo suplementario, el desarrollo volvió a emparejarse. Falló el penal decisivo en la definición desde los 12 pasos.

Enzo Pérez (REUTERS)
Enzo Pérez (REUTERS)

Juan Fernando Quintero (5): una de cal, otra de arena. En un momento, Gallardo le reclamó que sus pases viajaran al ras del césped y no tanto por arriba. Probó un par de veces desde lejos, sin tiza.

Nicolás de la Cruz (3): comienza bien las jugadas, pero inexorablemente, las termina con una mala decisión. Se encapricha con la jugada individual y se mostró impreciso. Un ingreso que le aportó poco a River.

Ignacio Scocco (5): el ex Newell's regresó tras la lesión muscular y tuvo un remate franco desde el borde del área, pero le salió mordido. Intentó participar y ser incisivo, pero no logró quebrar la decepcionante actuación del campeón de la Copa Libertadores.

Marcelo Gallardo (4): esta vez, los cambios no surtieron el efecto que tuvieron, por ejemplo, contra Boca. De la Cruz fue el que menos honró su confianza: dado su nivel ante las oportunidades que el DT le brindó, ¿era el indicado para ingresar? Si bien dio a entender que sabía del trabajo de Al Ain en la pelota parada, River cayó en la trampa a los 2 minutos de juego.

SEGUÍ LEYENDO: