El desenlace del cruce entre River y Boca por la final de la Copa Libertadores marcará un antes y un después en la historia de los Superclásicos. La última final por Supercopa Argentina disputada en Mendoza apenas será una migaja comparado a la magnitud de esta definición por el torneo más importante del continente. Por primera vez, los dos clubes más populares de Argentina se enfrentan mano a mano por alzar la Copa Libertadores.

El primer encuentro disputado en la Bombonera terminó en empate 2-2 gracias a los goles de Ramón Ábila y Darío Benedetto, por un lado, y Lucas Pratto y Carlos Izquierdoz, en contra, por el otro.

La revancha estaba prevista el sábado 24 de noviembre en el Monumental. Sin embargo, los hechos de violencia por parte de los hinchas del Millonario contra el micro del Xeneize hizo que el encuentro se postergue para el domingo siguiente, primero, y luego se reprograme para este 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid.

No solo el título de "campeón de américa" estará en juego en esta histórica definición, ya que el ganador podrá ir en búsqueda de más estrellas.

El Mundial de Clubes, uno de los premios a los que podrá acceder el ganador de la Copa Libertadores
El Mundial de Clubes, uno de los premios a los que podrá acceder el ganador de la Copa Libertadores

El vencedor clasificará directamente al Mundial de Clubes, que se celebrará entre el 12 y 22 de diciembre en Emiratos Árabes Unidos. El elenco argentino ingresará en semifinales, donde enfrentará al vencedor del cruce entre el Esperance de Túnez (campeón de África) y previo ganador del encuentro Al Ain (Emiratos Árabes Unidos)- Team Wellington (Nueva Zelanda). Por el otro lado de la llave aparecen equipos como Chivas de Guadalajara y Real Madrid.

El otro título que podrá ir en búsqueda el campeón será el de la Recopa Sudamericana. La ida será el 20 de febrero en la casa del ganador de la Copa Sudamericana, mientras que la revancha se disputará el 6 de marzo en Argentina. El rival se definirá este 12 de diciembre, día en que jueguen la revancha Atlético Paranaence (Brasil) y Junior de Barranquilla (Colombia) -en la ida igualaron 1 a 1-.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo tendrán un incentivo extra, ya que si ganan la competencia sellarán su boleto a la edición 2019 (el Xeneize ya lo tiene por ser el campeón de la Superliga).

Los de Guillermo Barros Schelotto, en caso de ganar, lograrían su séptima Copa Libertadores, alcanzando a Independiente como el más ganador de este torneo, con 7 trofeos. Si se consagra River será su cuarto trofeo continental.

Seguí leyendo: