(Fabio Pisacane)
(Fabio Pisacane)

*Por Tomás De Micheli

En Italia, Fabio Pisacane (32) es un futbolista reconocido. Su historia de vida y sus valores le valieron un lugar de privilegio entre los aficionados de la Serie A. No intentará esta entrevista enfocarse en la trayectoria del defensor del Cagliari sino de conocer, desde su propio relato, cómo es esto de su fanatismo por Boca y de lo que hará para seguir a miles de kilómetros la histórica definición de la Copa Libertadores 2018 con River (próximo sábado a las 17:10 en el estadio Monumental)

Xeneize desde pequeño, el oriundo de Nápoles recibió a Infobae en Cerdeña, y contó cómo se originó su sentimiento por el equipo que hoy dirige Guillermo Barros Schelotto. Luego de seguir la ida tras empatar como visitante contra el SPAL en Ferrara, el zaguero podrá disfrutar la segunda final en su casa, mientras se prepara para recibir al Torino.

Pisacane está al tanto del presente de Boca y no deja de lado su faceta de jugador a la hora de hacer un análisis sobre lo que espera para la definición de la Copa. Cada vez que menciona La Bombonera o que habla de los hinchas el defensor se emociona. Su sonrisa demuestra que, aunque suene difícil, mantiene la esperanza de enfundarse la azul y oro.

Después de superar una enfermedad que lo paralizó y amenazó su vida
cuando tenía 11 años, pudo cumplir el sueño de jugar en Serie A hace un par de temporadas, hito que logró vistiendo la camiseta del Cagliari. Además de promover y acompañar diferentes iniciativas sobre la concientización de
enfermedades, Pisacane logró imponerse entre los referentes del calcio cuando se negó a recibir un soborno para amañar un resultado, hecho que denunció y que lo convirtió en un referente FIFA del juego limpio.

Con la ilusión que despierta el Superclásico, y en un castellano con marcados rasgos rioplatenses, el central expresó su amor incondicional por el club de La Ribera, sentimiento que grabó en su piel.

Fabio Pisacane lleva el escudo de Boca tatuado en su brazo izquierdo
Fabio Pisacane lleva el escudo de Boca tatuado en su brazo izquierdo

¿Cómo nació tu pasión por Boca?

De chiquito, porque era fanático de Batistuta. Bati me acercó a Boca. Después fui creciendo y miré muchos videos de la hinchada, que me hizo sentir identificado al punto de llegar a tatuarme el escudo.

¿Qué tiene Boca que no tenga otro equipo?

Todo. Para un futbolista como yo, que cuando juega mete garra, lo máximo sería jugar en La Bombonera. Para uno que tiene garra es lo máximo.  Después… la hinchada, La Doce, no creo que exista otro equipo del mundo que pueda estar a ese nivel.

¿Qué te imaginas que se siente jugar en La Bombonera?

Una emoción hermosa. Porque por cómo entiendo al fútbol, por cómo lo vivo… pienso que mis orígenes se asemejan mucho. Para mí debe ser una cosa muy especial.

¿Qué análisis hacés de cara a la final?

Espero que Boca pueda ganar la Copa porque sería algo muy importante, para la gente y para todo el país. Creo que puede vencer si logra controlar la emoción, porque en el último enfrentamiento por el campeonato se vio pasado de revoluciones. Si Boca juega como sabe puede ganarlo. 

Antes de despedirse, Fabio se sonroja al imaginar un "Olé, olé, olé, olé, Tano, Tano" cantado por los hinchas de Boca y recuerda la etimología del apodo, que se remonta a napolitano, su tierra natal, la misma que consagró a Diego Armando Maradona, su máximo ídolo.

Mientras posa mostrando el escudo que lleva en su brazo izquierdo,  Pisacane deja ver que también tiene tatuado el 19, número que pronto podría cobrar sentido azul y oro. Ese detalle, su dorsal en Cagliari, será la cifra de títulos internacionales que alcanzará Boca si logra consagrarse
nuevamente como campeón de América.

SEGUÍ LEYENDO EN INFOBAE DEPORTES