Terminó la primera final en la Bombonera e inmediatamente después, Guillermo Barros Schelotto pensó cómo afrontar de la mejor manera posible la revancha del sábado 24 de noviembre en el Monumental. Es cierto, Boca tendrá un compromiso previo ante Patronato por la Superliga, pero los cañones apuntan al histórico Superclásico.

Este sábado, el equipo del mellizo recibirá a su par entrerriano en un adelanto de la fecha 13 del certamen doméstico. Con un partido menos, el Xeneize se ubica a 11 unidades del líder Racing, aunque este compromiso puede llegar a ser determinante por otra cuestión.

Boca no solamente irá por tres puntos que lo metan en carrera por la lucha del título, sino que en este encuentro habrá una prueba de fuego para uno de sus elementos más importantes: Esteban Andrada.

Rossi fue uno de los puntos altos de Boca en el último superclásico copero (REUTERS)
Rossi fue uno de los puntos altos de Boca en el último superclásico copero (REUTERS)

El arquero que sufrió una doble fractura de mandíbula en el duelo de ida por los cuartos de final de la Libertadores ante Cruzeiro está completamente recuperado y se entrena con normalidad desde hace un par de semanas. Esta semana será evaluado y exigido a fondo. De no mediar inconvenientes, será titular contra Patronato. Esa es la idea que tiene el cuerpo técnico xeneize.

Y después del cotejo por el torneo local se desprenderá otra pregunta: si Andrada responde, ¿tendrá chances de atajar en la revancha contra River que definirá la Libertadores?

El nivel del ex Lanús fue superlativo desde su arribo al club, pero la falta de rodaje es el punto que hace dudar a Guillermo respecto a la devolución de la plaza titular. Además, Agustín Rossi demostró estar a la altura de las circunstancias el domingo pasado en la Bombonera (fue una de las figuras del equipo) y probablemente esté atravesando su mejor momento desde que llegó al club.

Por lo pronto, el entrenador boquense seguirá el trabajo de Andrada hasta el sábado. Y a partir del lunes comenzará otra evaluación y debate.

SEGUÍ LEYENDO