Mauro Zárate fue el protagonista de la bomba del mercado de pases del fútbol argentino. Aunque tenía acordado de palabra su continuidad en Vélez Sarsfield, que le iba a comprar el pase al Watford de Inglaterra, el delantero decidió continuar su carrera en otro club: este martes se cerraría su incorporación a Boca Juniors.

Esta decisión del ídolo del "Fortín" cayó muy mal en la dirigencia y los aficionados del club de Liniers, quienes se sienten traicionados por el futbolista. Pese a que Mauro Zárate explicó su polémico proceder en un comunicado, el enojo no mermó y la interna se trasladó a su familia.

Rolando Zárate y Ariel Zárate, hermanos de Mauro, fueron muy duros con el atacante: "Nos traicionó, nos clavó un puñal".

"Roly", quien además era su representante, no dudó en reconocer que "mi hermano traicionó a toda la familia. El que nos traiciona es mi hermano, no el jugador".

En declaraciones a Fox Sports, agregó: "Estoy destrozado, esta es una traición deportiva muy dura. Tengo ganas de llorar. Hace más de 10 días que no hablamos porque yo no compartía esta decisión y discutí muy fuerte. Espero que esto no nos manche a nosotros. Yo no lo voy a representar, a mí me clavó un puñal. Nosotros no avalábamos que él vaya a jugar a Boca".

Por su parte, el "Chino" disparó: "Lo que más me molesta es que la gente nos manda mensajes que no nos quieren ver más en Vélez y nosotros nunca avalamos esta decisión. Fue una decisión de Maruo que nos tomó por sorpresa. Él pensó en él mismo. La gente ve todo esto como una traición".

SEGUÍ LEYENDO: