Ya lo había confirmado Jorge Sampaoli, pero luego salió de la boca del propio Lionel Messi. "La Pulga" comentó que ya está recuperado de su lesión y que estará presente en el amistoso que la selección argentina jugará el martes ante España a las 16:30 en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

Será uno de los últimos exámenes del combinado nacional antes del Mundial de Rusia 2018, la cita que se presenta como el gran desafío de la carrera de Messi. Allí, el rosarino tendrá la oportunidad de sacarse la espina que tiene clavada desde Brasil 2014 y alzarse con la Copa.

"La Pulga" es más que consciente de lo que se jugará en Rusia: "Siempre lo tuvimos como última oportunidad, ahora más que nunca. Después de esto se va una generación importante, van a cambiar muchos jugadores. No tuvimos mucho tiempo para prepararnos en el tramo de Eliminatorias y por eso tenemos que aprovechar más que nunca estos días y antes del Mundial para llegar con todo".

(AFP)
(AFP)

"No hay otro más, hay que pensar en este, va a ser o puede ser el último. Hay que tomarlo de esa manera e intentar aprovechar la chance", recalcó en una entrevista concedida a Fox Sports.

Pero Messi fue aún más allá y contó cómo vive íntimamente el recuerdo de esas tres finales perdidas (Brasil 2014 y la Copa América de 2015 y 2016): "La deuda la tenemos con nosotros mismos, a la gente no le debemos nada. Dimos el máximo siempre. Jugamos tres finales, no se dio porque no se dio, porque Dios no quiso. Queremos poder conseguirlo. Es una decisión para nosotros mismos".

"Si hubiésemos sido campeones del mundo, habría cambiado todo para todos. Fuimos merecedores de conseguirlo, tranquilamente podríamos haber ganado nosotros", se lamentó, y recordó que pasar por al lado de la copa del mundo y no poder alzarla "fue terrible".

(AFP)
(AFP)

Aunque consideró que "Argentina es candidata siempre", el astro del Barcelona se sinceró y admitió que no la ve como favorita de cara a la cita de Rusia. En su lugar, mencionó a selecciones como las de España, Brasil, Alemania y Francia. 

"Hoy están por encima. Nosotros tenemos un grupo de jugadores muy bueno, pero tenemos que hacernos fuertes como equipo. Lamentablemente no tuvimos tiempo para fortalecer la idea y el juego. Ahora hay que aprovechar", planteó.

Messi destacó que está en un gran momento futbolístico y aseguró que la seguidilla de partidos en la antesala del Mundial no es un problema: "Me siento espectacular, me toca estar jugando diferente hoy en Barcelona, con otra forma de plantear los partidos. Cuanto más juego, mejor me siento".

Haciendo un poco de memoria, repasó el día que renunció a la Selección después de la final de la Copa América de Estados Unidos 2016 perdida ante Chile y admitió que esa decisión fue un error. Incluso, confesó que le dio algo de "vergüenza" anunciar su regreso meses más tarde.

"La Pulga" también hizo referencia a la frase de que en la Selección solo juegan "los amigos de Messi": "Decir eso me parece una falta de respeto hacia mis compañeros. Son jugadores que están en los mejores equipos del mundo, que llevan una trayectoria y una carrera en Europa. De mí se dijeron tantas cosas que ya no me afecta, pero me parece una locura que se diga eso hacia ellos. Esos amigos en su posición son los mejores del mundo, seguro.
El que juega es porque se lo gana, no porque sea amigo ni mucho menos".

El delantero también celebró la vuelta de Gonzalo Higuaín al conjunto nacional por considerarlo "un jugador importante y fundamental" y por entender que "se ganó" la convocatoria a partir de sus goles con la camiseta de la Juventus.

(Reuters)
(Reuters)

En tanto que, respecto de aquella declaración de Paulo Dybala, quien dijo que era "difícil" jugar con Messi, aclaró: "Hablamos y es una  verdad lo que dijo. Él juega en la misma posición que yo en la Juventus, nos movemos por los mismos lados y buscamos los mismos espacios. Él conmigo en la Selección buscaba ir más a la izquierda y no está acostumbrado. Es más difícil para nosotros jugar en ese lugar y yo voy muy poco a la izquierda. Por eso en ningún momento lo sentí como un ataque hacia mí, todo lo contrario".

A modo de cierre, Messi expresó su deseo más profundo: "Cerrar todo con un Mundial sería extraordinario. Si tiene que ser, va a ser. La gente tiene muchas ganas de que yo tenga un Mundial, de que Argentina sea campeón del mundo y en cualquier parte la gente me lo hace saber. Estamos muy ilusionados".

SEGUÍ LEYENDO: