Luis Ventura, periodista y entrenador de Victoriano Arenas, fue convocado por el programa No Todo Pasa, de TyC Sports, para hablar sobre la agresión que sufrió en el partido ante Central Ballester, por la Primera D. La nota derivó hacia la homosexualidad dentro del mundo del fútbol, un tema tabú. Y en ese contexto terminó narrando una peculiar anécdota relacionada con Rodrigo Díaz, ex novio de Ricardo Fort, de la época en la que Ventura dirigía a El Porvenir.

"¿Cuándo vamos a empezar a reconocer la homosexualidad en el fútbol?Porque en la sociedad lo estamos asumiendo, ¿o no? Con el matrimonio igualitario, las parejas de mujeres y de hombres…", abrió el debate el periodista. Y allí dio pie a su relato, que dejó en silencio a los columnistas del programa.

"Cuando yo llevé al novio de Fort a entrenar a El Porvenir, durante el primer día que vino, nunca vi tanta gente en el vestuario; no se podía abrir la puerta de la gente que quería ir a ver cuando el tipo se duchaba. Y los compañeros, en primera fila. Querían ver, es una cosa de desconocimiento", sorprendió.

El episodio ocurrió en 2012. Rodrigo Díaz, entonces de 20 años, era presentado ante los medios como la nueva conquista del fallecido Ricardo Fort. Traía en su foja experiencias como mediocampista por derecha en Independiente de Tandil y Huracán de Tres Arroyos.

A bordo de un BMW, apareció en el entrenamiento y buscó ganarse un lugar en el plantel. "Sé que soy, tal vez, el primero en blanquear una elección sexual diferente en un ambiente muy machista. Que seas gay no significa que no puedas pegar un planchazo o jugar bien al fútbol", confesó entonces.

"Recuerdo la final del Mundial 78, Argentina-Holanda. Yo cubrí el partido, estuve en la cancha de River… Y vi a dos holandeses yéndose de la manito. Año 78″, ilustró, demandando que el tema se trate con mayor naturalidad.

Y cerró el debate con un enigmático bomba: "Yo sé que hay un súper ídolo, que tiene su pareja, y es el gran macho argentino".

SEGUÍ LEYENDO: