Jefferson Farfán, en acción contra Marcos Acuña (Amilcar Orfali)
Jefferson Farfán, en acción contra Marcos Acuña (Amilcar Orfali)

El debate en la selección argentina sobre el estadio que debía albergar el trascendental partido por Eliminatorias contra Perú se transformó en una cuestión de estado. Entre discusiones, analizando virtudes y defectos de los recintos, se decantó en la elección de la Bombonera como sede.

La cancha elegida por los directivos no tuvo el efecto deseado y Argentina apenas empató 0-0 con la selección incaica, complicando la posibilidad de acceder al Mundial de Rusia 2018.

Una de las máximas figuras de Perú, Jefferson Farfán, dialogó con ESPN al finalizar el encuentro y advirtió que no les pesó jugar en la casa de Boca. Ante la pregunta del cronista sobre si habían sentido de una manera particular el clima del estadio, el futbolista ofensivo sentenció: "No, para nada".

"Es un estadio como cualquiera. Tiene dos arcos igual que todos. Y nosotros venimos a jugar a cualquier estadio", afirmó, quitándole mérito al mítico sitio.

La Foquita, que en su pasado jugó en el Schalke 04 alemán y el PSV holandés, señaló que no les importa el presente de la Albiceleste: "Yo me preocupo por mi Selección. Lo que pase a Argentina, es cosa de la selección argentina. Nosotros vamos a seguir tratando de cumplir nuestro sueño".

Perú depende de sí mismo para acceder al Mundial de Rusia y cortar una racha de 35 años sin presencias mundialistas: tendrá que vencer a Colombia en Lima el próximo martes y se asegurará, al menos, un sitio en el Repechaje.

LEA MÁS: