La belleza del día: “Laura”, de Giorgione

En tiempos de incertidumbre y angustia, nada mejor que poder disfrutar de imágenes hermosas

"Laura" (1506) de Giorgione
"Laura" (1506) de Giorgione

El verdadero nombre de esta obra, el original, es Retrato de una mujer joven, pero con el tiempo se resignificó como Laura. El cuadro, lienzo sobre madera de abeto de 43,6 centímetros de largo por 36,5 de ancho, está en el Museo de Historia del Arte de Viena, Viena, Austria. Fue pintado por Giorgio Barbarelli da Castelfranco, más conocido como Giorgione, en 1506.

Laura es su única obra, de las seis que se atribuyen a él sin ninguna duda, que está fechada.

¿Qué es lo que vemos en el cuadro? Una joven con un abrigo rojo forrado de piel, el único retrato femenino de Giorgione. Su belleza sugiere que es la amante del filósofo Petrarca, precursor del humanismo. Laura, así se llamaba su amante, a quien además celebra en sus versos.

La crítica especializada destaca las innovaciones técnicas pictóricas: la disolución atmosférica de los contornos, el sfumato y los colores brillantes empapados. En ese sentido, además de un sensible artista, Giorgione era un adelantado.

"Venus dormida" (1510, Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde, Alemania)
"Venus dormida" (1510, Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde, Alemania)

De su autor se sabe muy poco: la distancia temporal complica todo. Entre los datos precisos: nació en el Castelfranco Véneto entre 1477 y 1478, y murió en Venecia en 1510, siendo muy joven. Su obra se enmarca dentro del Alto Renacimiento siendo el representante más destacado de la Escuela Veneciana.

Es, por todo esto, uno de los pintores más misteriosos de la historia del arte europeo. Junto con Tiziano, que era más joven, y tras Giovanni Bellini, es quien inicia la Escuela Veneciana dentro de la pintura renacentista. Antes, la Pintura Florentina, se abocaba al dibujo.

La tendencia de Giorgione inaugura la preocupación por el color y por el ambiente.

"La tempestad" (1508, Gallerie dell'Accademia, Venecia, Italia)
"La tempestad" (1508, Gallerie dell'Accademia, Venecia, Italia)

Murió en el otoño de 1510 a causa de la peste que asolaba Venecia. La fecha aproximada se establece a partir de la carta que la mecenas Isabel de Este le escribió desde Mantua a Taddeo Albano, su corresponsal en Venecia, para que le consiguiera un cuadro de Giorgione. El hombre le responde que era imposible, pagara lo que pagara. Esto da cuenta de la fama que tenía en ese momento el pintor.

Lo poco que se sabe de este artista está en el libro de 1550 del pintor, arquitecto y escritor Giorgio Vasari titulado Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos. Allí se cuenta cómo murió:

“Se enamoró de una señora y mucho gozaron el uno y la otra de sus amores. Ocurrió que en año de 1511 [aquí Vasari confunde el año] ella se contaminó de peste; pero Giorgione, ignorante de su enfermedad, siguió tratándola y se contagió, de manera que en breve tiempo, a la edad de 34 años, pasó a la otra vida, no sin dolor de sus amigos, que le amaban por sus virtudes”.

"Virgen leyendo" (Ashmolean Museum, Oxford)
"Virgen leyendo" (Ashmolean Museum, Oxford)

Tras su muerte muchas obras quedaron inconclusas. El hecho de que Tiziano sea el encargado de terminar algunas de ellas trajo mayor confusión. Con el tiempo su figura se volvió un fantasma: no había datos certeros y muchos se preguntaron si realmente había existido.

A partir de 1800, tras varias investigaciones, Giorgione regresó de las sombras del olvido para quedarse definitivamente en la Historia del Arte.

Hoy es considerado uno de los pintores más importantes que dio la humanidad


SIGA LEYENDO



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS