Por Esteban Castromán / Iñaki Echeverría

Reynols
REYNOLS // Los Beatles del planeta Minecxio

No fue ciencia ficción, sino realismo puro: ayer entrevistamos a dos de los tres integrantes de Reynols en el planeta Minecxio.

Primero, nos encontramos en una esquina de Buenos Aires, Argentina, continente americano, la Tierra. Pero a los pocos metros, yendo hacia la plaza para hacer unas fotos y videos, ya no estábamos acá: caminábamos por una calle del planeta al que habíamos sido teletransportados.

Era bastante parecido, no tan distinto en comparación con el nuestro, aunque cierto perfume embriagado de extrañeza transformaba cualquier mínima idea de compararlo en una pretensión cacofónica e inútil.

Tan cacofónica e inútil como esa obsesión de querer explicarlo todo desde una dimensión racional, como si fuera la única dimensión posible, como si no existiese un afuera respecto al realismo burocrático y la ciencia ficción alienante del mundo en que vivimos.

por la novedad geográfica, seguimos los pasos de Roberto Conlazo y Alan Courtis que nos paseaban por las singularidades de Minecxio como verdaderos guías de turismo intergaláctico:
-el big bang de Minecxio fue provocado por Miguel Tomasín (líder, compositor, baterista, cantante, chamán, curador artistico y filósofo espiritual de Reynols)
-no existe pasado ni futuro, tan solo puro presente
-cada molécula podría formar parte de un potencial pentagrama donde todo es música
-la lógica terrestre (con sus criterios de normalidad y sentido común) es considerada en Minecxio un circo falaz
-el concepto es más importante que la materia
-la democratización del goce artístico es Ley fundamental y rige tanto para los seres animados como para los inanimados
-cualquier línea recta tiene forma de fractal
-las nociones "centro", "borde", "frontera", "principio" y "fin", entre otras miles, son significantes vacíos
-el único cartel publicitario en todo Minecxio es un rectángulo negro, tamaño hoja A4, clavado junto a una ruta desierta en las afueras, que con letras blancas anuncia: "LOS REYNOLS NO EXISTEN"

Un chispazo extraordinario y repentino ocurrió cuando suspendieron la excursión para improvisar una canción inédita alrededor del árbol más agrietado.

Cuando terminó el micro concierto exclusivo para #CulturaLadoB, con solo de tronco incluido, les preguntamos por el título de la canción: ¿cómo se llama?; "¿cómo se llama?" fue su respuesta.

Al principio, intentamos disimular el horror vacui que nos produjo tal contestación.

"Seguro el efecto reverb de ciertas palabras en los diálogos sea otra singularidad de Minecxio…", "Minecxio tal vez se caracterice por la puesta en abismo del lenguaje con el fin de inaugurar nuevos sentidos…": hipótesis así especulábamos telepáticamente para calmar nuestra ansiedad, durante el camino hacia el bar dónde nos sentaríamos con Alan y Roberto a continuar esta entrevista.

Reynols en la NASA
Reynols en la NASA

Pero todo se desmadró. Probablemente por la diferencia de presiones atmosféricas entre Minecxio y la Tierra sumada al título de la canción aún resonando con su eco claustrófobico sumado a una diminuta sospecha paranoica que empezaba a engordar cual pollito de laboratorio en proceso de monstrificación y clonándose hasta ser 10.000 pollotes ejecutando una sinfonía con mensaje que arranca subliminal y termina siendo explícito: tu hogar está lejos y quizá no vuelvas jamás.

Cuando estábamos llegando, a pocos metros de la entrada, desde afuera el bar nos pareció extrañísimo: su estética decorativa imposible de codificar y sus mesas verticales y aquellas formas inexplicables que orugueaban al fondo.

Este es el último recuerdo que tenemos antes del apagón. Porque ahí mismo, cuando estábamos llegando, a pocos metros de la entrada, nuestra pantalla visual fundió a negro y no logramos recordar todo lo que pasó a partir de ese momento. Agujero negro en la memoria. Blackout que al intentar reproducirlo cada vez suena igual: cintas vacías de miles de casetes vírgenes adheridas como pesadillas en loop.

Despertamos en la Tierra.

El ambiente está regado de hojas sueltas que parecen haber sido arrancadas con furia de un cuaderno. Son anotaciones dispersas, sin orden, algunas híper concretas, otras incomprensibles, anécdotas, listas de cosas (varias), nombres de personas y lugares, títulos de canciones, dibujos con trazo infantil, fórmulas matemáticas, letras sueltas, cuadros explicativos, jeroglíficos no humanos, una particular definición de "ruido", un ta te tí recién empezado, bocetos de planos para una probable arquitectura funcional a las plantas, los mejores nombres aleatorios para chihuhuas, la composición química del hielo seco, la frase "Cada vez que cruzo el Nilo, pienso en Reynols" escrita por un fan egipcio.

A continuación, transcribimos algunas anotaciones registradas durante la entrevista a Reynols. Sepan disculpar si el orden (más bien el desorden) les genera ruido en la lectura. Intentamos ser lo más fieles posibles al espíritu de los entrevistados.

¡Nos vemos en el Malba!

POSTODO

"¡Qué grosso!", dijo Luis Alberto Spinetta en noviembre de 1995 al abrir la caja del CD Gordura Vegetal Hidrogenada (debut discográfico y única obra editada en la Argentina), que los integrantes de La Burt Reynols Ensemble (así se llamaban al principio) le acababan de obsequiar, y descubrió que adentro no había CD, sino una nota que decía: "ESTE CD SE DESMATERIALIZÓ HACE QUINCE SEGUNDOS".

TELEPATÍA O CONEXIÓN CON EL MÁS ACÁ

Cuando Miguel Tomasín tenía tres años, su abuela le regaló una batería: desde aquel momento, fue juguete favorito y cohete a la luna. Muchos años después, Miguel quería tomar clases en la EFIMUS (Escuela para la Formación Integral de Músicos). Ahí conoció a los hermanos Conlazo. Uno de ellos le abrió la puerta y Tomasín se presentó de esta manera: "Soy Miguel, un gran baterista famoso". Al rato, se sentó en la batería y, según cuentan, la hizo sonar como si fuera un instrumento de otro planeta. Lo invitaron a tocar con ellos. Ahí empezó todo. Actualmente, Tomasín es considerado una de las personalidades con síndrome de down más destacadas en el mundo, debido a su obra y a los múltiples proyectos con vistas hacia el futuro.

BOX SET PARA CELEBRAR 25 AÑOS DE CARRERA

El sello noruego Pica Disk publicó Minecxio Emanation 1993–2018, una edición limitada de 500 copias que reúne material inédito de sus 25 años de carrera: 52 tracks repartidos en 6 CDs, un DVD con videos, y dos libros con fotos, ilustraciones, reseñas y comentarios enviados por fanáticos de todo el mundo. El material incluye colaboraciones con reputados artistas de vanguardia como Acid Mothers Temple y Pauline Oliveros, y con el doctor televisivo Mario Socolinsky y el rapero Jazzy Mel, entre otros. También sus registros conceptuales, como aquellas performances en la Torre Eiffel, la NASA, y outtakes de la grabación con los pollos y de las protestas callejeras durante la crisis de 2001 en la Argentina.

RANDOM CANINO

El nombre de la banda lo decidió el azar de un chihuahua. Ubicaron al perrito sobre el control remoto para elegir la primera imagen que apareciera. Y apareció la cara del actor Burt Reynolds. Y empezaron a llamarse La Burt Reynolds Ensemble hasta que por cuestiones legales tuvieron que cambiarlo. Y le pusieron Reynols, a secas.

JUVENTUD SÓNICA

Thurston Moore de Sonic Youth es fanático de Reynols y tiene todos sus discos: "Conozco a los Reynols: están entre la gente más experimental y salvaje que he escuchado".

Thurston Moore, líder de la extinta Sonic Youth, junto a dos integrantes de la banda
Thurston Moore, líder de la extinta Sonic Youth, junto a dos integrantes de la banda

LA SALUD DE NUESTROS HIJOS

"Nos invitaron al programa, llevamos unas guitarras caseras, pero no estaba en plan que tocáramos. Hasta que en un momento de la entrevista, Socolinsky tira: ¿por qué no tocan algo? Y empezamos: Miguel hacía percusión con el decorado, nosotros dándole a las guitarras… una bola de ruido… fue genial… tan genial que a la semana nos llama el productor… fuimos la banda estable del programa de Mario Socolinsky durante un año… canal de aire… tres de la tarde… ¿entendés?", cuenta Conlazo.

SILENCIO SINFÓNICO

Algunos de los discos más emblemáticos de Reynols son 10.000 Chickens Symphony, grabado en un criadero de pollos, y Blank Tapes, que reproduce, superpone, corta y pega el ruido blanco de casetes vírgenes fabricados entre 1978 y 1999; un naufragio de cincuenta minutos divididos en seis partes por las sutiles oscilaciones de un sonido que no es del todo sonido: o sí, porque en verdad, ¿quién tiene la autoridad para establecer qué es y qué no es, algo, cualquier cosa que exista e incluso que no exista.

QUE SE VAYAN TODOS

En The Sound of the Argentinian Cooking Pot Revolution, trabajaron sobre el registro de los cacerolazos durante la crisis de 2001.

AVANT GARDEN

Incomprendidos por el público humano, en algún momento cerca de su primera época, el grupo decidió ir en busca de nuevos públicos. Así fue como empezaron a dar conciertos exclusivos para rocas, plantas, insectos y hasta hielo seco en un parque de Buenos Aires, evento que fue interrumpido por la policía porque los acusaban de estar asustando a los turistas.

ASPEN FM CUANDO FINALMENTE NOS GOBIERNE UN IMPERIO ALIENÍGENA

Con los años, Reynols se convirtió en grupo de culto y referente de la música experimental en todo el mundo. Lleva editados más de 120 discos en sellos underground de países como Japón, Bélgica, Dinamarca, Nueva Zelanda, Suiza, Italia y Estados Unidos. Algunos hasta son considerados clásicos para el segmento especializado en la no-música, por ejemplo, el que grabó con la hechicera de la electrónica experimental, Pauline Oliveros. Además de invitar a Reynols al Lincoln Center, donde dio su primer concierto en los Estados Unidos, Miguel, Alan y Roberto aprendieron con ella la esencia del "deep listening", técnica basada en los principios de improvisación y el tratamiento ritual de la música. Pauline Oliveros in the arms of Reynols (1999) es un disco esquizoclimático que alterna pasajes ambient con ruido extremo; cuatro de los cinco tracks se titulan Todavía estamos pensando el título.

EL SÉPTIMO ARTAUD

En 2004, el cineasta Nestor Frenkel estrenó el documental Buscando a Reynols.

MANTRASH

El estilo de Reynols es una cruza entre noise, space rock, dub, avant-garde, drone, post fluxus, free jazz, experimental, heavy metal, heavy mental, yoga-for-slashers, ambient radiactivo, horror valvular, barullo engualichado, pesadilla veterinaria, programa de chimentos, punk-político-exclusivamente-en-la-NASA, niebla sólida, rugido motor avión no destino, antropología subliminal, tercer ojo sin párpado, post pop nuclear, tabla ouija a transistores, folk paranoico, dadaísmo de destrucción masiva, control descontrolado, thrash metal ecologista, mística del vacío, escala molecular de cada cosa, amor por la naturaleza.

EMANACIONES EN MALBA

El lunes 3 de junio será el estreno argentino de Sinti Botuva Tapes, film incluído en el box set que ya fue proyectado en Estocolmo, Oslo, Paris, Bruselas, Liége, Madrid y que próximamente se verá también en Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Amsterdam, Londres, Melbourne, Budapest y Tokyo. Al finalizar, Reynols desplegará la performance Reynols plays the audience/Reynols interpreta al público donde el público participará en la producción de una obra site specific que luego será editada como disco. El miércoles 5, Reynols realizará la primera improvisación en vivo del trío completo en quince años.

 
 

*Emanaciones: dos noches de Reynols en Malba
Lunes 3 y miércoles 5 de junio a las 18.30h
Av. Figueroa Alcorta 3415, CABA

SIGA LEYENDO