Por Adrián Iaies*

"No era una chica a la que una llamada telefónica le produjera gran efecto. Se comportaba como si el teléfono hubiera estado sonando constantemente desde que alcanzó la pubertad".

A partir de esa oración está casi en el principio de Un día perfecto para el pez plátano, (el primero de los Nueve cuentos de esta serie de relatos de Salinger (Alianza Editorial), la mayoría de ellos ya previamente publicados en el New Yorker, y que es mi preferido) ya no se puede parar hasta el final.

Lo que me atrapa es algo en el desarrollo de cada cuento que hace que el desenlace sea casi lo de menos. El swing de las palabras, la forma en que viste a los personajes y, al igual que Carver que es otro de mis cuentistas preferidos, es tan americano como la Coca Cola.

Conviene darse un chapuzón entre cuento y cuento para cambiar el aire.

 

*Adrián Iaies es un pianista y compositor argentino que ha sido nominado para los premios Grammy Latino en tres ocasiones.

SEGUÍ LEYENDO