“La cadena de bloques no es una política, no es una regulación, es una herramienta” subrayó el secretario general de la OCDE  (Getty Images)
“La cadena de bloques no es una política, no es una regulación, es una herramienta” subrayó el secretario general de la OCDE  (Getty Images)

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, se pronunció hoy en favor de trabajar para establecer estándares en la tecnología blockchain, cadena de bloques, y sacar partido de sus potencialidades con garantías también para la regulación, que compete a las autoridades públicas.

"La cadena de bloques no es una política, no es una regulación, es una herramienta", subrayó Gurría en la apertura de un foro sobre esta tecnología digital que garantiza la veracidad de las operaciones por internet, que se celebra hasta mañana en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Dijo que el primer objetivo es que los gobiernos entiendan el funcionamiento de este registro, que gracias a estar compartido por millones de ordenadores conectados garantiza la inscripción y el archivo de transacciones de forma verificable, permanente y anónima, sin necesidad de intermediarios.

Se trata, en palabras de Gurría, de que la cadena de bloques, que en apenas diez años de existencia ha mostrado sus capacidades para el mundo de los negocios o la administración, contribuya a las metas de la OCDE: un crecimiento más sostenible, justo e inclusivo.

Tres primeros ministros de pequeños países (Mauricio, Serbia y Bermudas) que se han significado como líderes en el impulso de esta tecnología digital intervinieron en la sesión inaugural del foro, en el que participan unos 500 expertos.

El de Mauricio, Pravind Kumar Jugnauth, hizo hincapié en que el uso de la cadena de bloques, por ejemplo como mecanismo de identificación personal o para realizar pagos seguros, eleva la productividad económica y es eficiente en término de costos.

Pero también dijo que "hace falta una profunda comprensión", dados los retos que plantea para confidencialidad o por cómo puede trastocar el mercado laboral, así como por los costos iniciales para su puesta en marcha en la administración.

La jefa de Gobierno de Serbia, Ana Brnabic, que ha hecho de la digitalización de la sociedad su gran prioridad política, destacó las "enormes oportunidades de desarrollo".

Para Brnabic, no existe "una respuesta mejor en términos de transparencia" que la puesta en marcha del "gobierno electrónico", pero el problema que ha constatado es la resistencia de los funcionarios a su aplicación práctica.

El representante de Bermudas, David Burt, afirmó que, dado que la falta de bancarización de una parte de la población mundial es un freno a su desarrollo, la cadena de bloques puede ayudar a salvar los obstáculos que existen para el acceso de poblaciones pobres a servicios bancarios.

También se refirió a la necesidad de modificar la imagen negativa que se ha podido asociar a esta tecnología debido a la utilización por organizaciones delictivas del bitcoin: "Tenemos que convencer de que sirve para el bien".

Con información de EFE

LEA MÁS: